twilight princess manga promo

El pasado mes de mayo Norma Editorial volvió a distribuir sus lanzamientos, recuperando así, poco a poco, una normalidad que nos ha permitido tener en nuestras manos novedades como “The legend of Zelda: Twilight princess 6”, la esperada continuación al manga del videojuego homónimo de Nintendo.

Escrito por el dúo de mangakas Akira Himekawa, es, hasta lo de ahora, la adaptación más larga de un videojuego de Zelda que hayan realizado. Con este sexto tomo alcanzamos ya la mitad de la historia, en la que Link y Midna emprenden el viaje para recolectar los fragmentos del Espejo del Crepúsculo desperdigados por todo Hyrule.

Si no conoces el manga o no estás al día, te invito a leer mis anteriores reseñas, puesto que esta contendrá spoilers hasta el tomo cinco.

 

El Zelda más oscuro

twilight princess 6 norma portadaUn quinto volumen en el que nuestros protagonistas acababan de alcanzar el Patíbulo del Desierto, donde descubren que el Espejo del Crepúsculo, la única posibilidad de volver al mundo de Midna para plantarle cara a Zant, está hecho pedazos. Entonces los Seis Sabios hacen su aparición y les cuentan la historia de Ganondorf, quien, tras intentar hacerse con la tierra sagrada, fue desterrado al Crepúsculo y cuya maldad es el origen de los poderes de Zant.

Pero este no ha podido destruir el Espejo del Crepúsculo, pues solo el verdadero soberano del mundo oscuro tiene tal facultad. Así, Link y Midna deben partir en busca de los fragmentos restantes repartidos por todo Hyrule.

En su periplo acaban en el Pico Nevado, donde no solo conocen a una amable pareja de yetis sino que se reencuentran con Salma, la caballero rebelde, quien parece muy interesada en los misterios del protagonista.

No obstante, algo le está ocurriendo a Link. Desde que se apoderó de la Espada Maestra, su autoconfianza empieza a convertirse en descuido y su humildad en un orgullo desmedido. Sin darse cuenta, su parte más oscura aflora poco a poco y dará lugar, como ya habréis adivinado por la portada, a la aparición de Dark Link, su alter ego maligno.

Y mientras el héroe lucha consigo mismo, sobre la ciudadela de Hyrule se extiende la sombra del peligro…

 

Acción y locura

Así, “The legend of Zelda: Twilight princess 6” nos arroja desde sus primeras páginas a otro tomo muy intenso, cargado de acción y que apenas da respiro al lector. La historia vuelve a notarse un poco apresurada, especialmente en el arco del Pico Nevado, donde una de las escenas clave debería haberse alargado un poco más.

Aunque a partir de la segunda mitad el ritmo baja un poco al centrarse en los cambios internos de Link. Unos cambios que demostrarán de nuevo el carácter oscuro de “Twilight princess”, que no duda en mostrar una faceta del héroe más descarnada y tenebrosa. El gran desarrollo de personaje que las mangakas están logrando con el protagonista es una de las piezas clave de este manga, pues Link se aleja aquí del típico héroe buenazo que es en la mayoría de las adaptaciones. Y es que ¿qué ocurre cuando el elegido resulta no ser tan puro ni tan inmune al mal? ¿Qué pasará si sus miedos o incluso su ego llegan a devorarlo? Cuestiones muy interesantes que se nos plantean en este volumen y que se seguirán desarrollando en próximos tomos, pues el final de “Twilight princess 6” nos deja con inmensas ganas de seguir leyendo.

Los demás personajes tienen poco protagonismo en esta parte de la historia. La entrañable pareja de yetis aporta un toque dulce a la trama mientras que Salma se desliza entre la sospecha y el misterio, pero todos los secundarios aparecen poco, incluida Midna.

A pesar de ser un tomo de los más oscuros de toda la serie, “Twilight princess 6” también se reserva sus pequeños toques de humor, protagonizados esta vez por los yetis y el genial dúo que siguen haciendo Midna y Link.

 

Un diseño un poco más ¿oscuro?

twilight-princess-6-viñeta-1

En muchas ocasiones he destacado ya la fabulosa faceta artística de este manga. Y es que Akira Himekawa logran darle su toque a todos los personajes del videojuego, humanizándolos a la vez que mantienen su esencia.

Las escenas de acción aportan muchísimo dinamismo y son generalmente fáciles de seguir, mientras que las más pausadas se recrean en la expresividad, tanto a través de los personajes como de la misma ambientación.

No obstante, en este tomo he notado un cambio, sobre todo en las viñetas más pequeñas y secundarias. Parecen menos trabajadas, faltas de detalles en algunas ocasiones. Aunque los dibujos más amplios y las peleas siguen manteniendo toda su calidad, también se aprecia un toque algo más sucio en el dibujo, sobre todo según avanza la trama y Link se va internando cada vez más en su propia oscuridad. ¿Se tratará de un deterioro intencionado para remarcar el descenso hacia la locura del protagonista? ¿O un apuro en los plazos de entrega que ha hecho descuidar algunas viñetas del manga? ¿Quizá una mezcla de ambos?

Se trate de lo que se trate, incluso con este estilo más “descuidado” la obra conserva una gran calidad gráfica y logra poner los pelos de punta con algunos de los diseños de Dark Link.

 

En definitiva, la historia de “The legend of Zelda: Twilight princess 6” continúa avanzando, por momentos a marchas forzadas. Se echa de menos el ritmo de los primeros tomos, mucho mejor pensado. No obstante, y aún conociendo el desenlace, la obra no podría generar más interés. La aparición de Dark Link, uno de los personajes más repetitivos y atractivos de la saga Zelda, nos agarra por el cuello para no dejarnos ir en ningún momento. Y el final del tomo solo contribuye a que sigamos reteniendo el aliento hasta conocer qué ocurre con Link y qué destino le aguarda a Hyrule.

Sí, conocemos de sobra lo sucedido en el videojuego, pero la adaptación de Akira Himekawa aporta los suficientes elementos nuevos como para sorprender y mantenernos pegados al manga.

En mi caso, por lo menos, lo tienen más que conseguido.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.