El pasado mes de noviembre llegaba “The legend of Zelda Perfect Edition. Four sword adventures”, de Akira Himekawa. Norma editorial cerraba de esta forma la edición coleccionista que recopiló, en cinco tomos, todas las adaptaciones al manga de la saga de Nintendo The legend of Zelda (exceptuando “Twilight princess”, cuya primera edición aún está en publicación).

Así, en esta reseña me gustaría no solo analizar el tomo en cuestión, sino dar un breve repaso a toda la serie, centrándome en las diferencias entre la edición normal y la coleccionista.

Pero primero adentrémonos en “Four Sword Adventures”. La Perfect Edition recopila en un solo volumen los dos publicados originalmente, además de añadir algunas viñetas extra y una mesa redonda entre Akira Himekawa, Eiji Aonuma (productor de la saga Zelda) y Yusuke Nakano (diseñador de la saga).

La historia nos lleva una vez más hasta Hyrule, donde Link, que es un joven y diestro caballero, mantiene la paz en la ciudadela sin contar con nadie más que consigo mismo. Hasta que la princesa Zelda es secuestrada por su sombra, el llamado Link Oscuro, y el héroe tendrá que armarse con la espada cuádruple para rescatarla. Una espada que hace que su portador se divida en cuatro. De esta forma, los cuatro Links, caracterizados cada uno por un rasgo destacado de su personalidad (el apasionado, el impaciente, el listo y el optimista), emprenderán una aventura que los llevará por todo Hyrule para fortalecerse y así poder vencer al Link Oscuro y al malvado brujo Vaati.

Pero los problemas empiezan cuando sus cuatro yo no son capaces de ponerse de acuerdo y, debido a su egoísmo, terminan por separarse. Dividida su fuerza, tendrán que volver a reunirse y aprender a convivir si quieren extraer todo el poder de la espada cuádruple.

Como los fans de Zelda ya sabréis, la trama de “Four swords adventures” no se aleja mucho de la de los otros mangas de la saga, recayendo el peso de la historia en que ahora hay cuatro protagonistas en vez de uno. Y esta dinámica funciona bastante bien. Las personalidades de los Links, aunque con rasgos muy marcados, encajan a la perfección, creando un equipo bastante carismático.

Este tomo mantiene un tono más manga, más ligero, centrado en la acción, pero sobre todo en el humor. Los matices dramáticos recaen en el choque de los cuatro héroes y en sus encuentros con Link Oscuro que, junto al violeta, son en mi opinión los personajes más interesantes.

Adaptar un videojuego no es nada fácil, y menos cuando se trata de un The legend of Zelda, cuyas mecánicas de completar templos harían que la trama se volviese absurdamente repetitiva fuera de su formato de videojuego. Y aunque Akira Himekawa se permiten sus licencias y logran darle un buen giro a dichas mecánicas, a menudo la historia pega acelerones o algún que otro salto poco coherente. Fallitos que están presentes en todas las adaptaciones (exceptuando, de nuevo, a “Twilight princess”), pero que en “Four swords adventures” se me han hecho más evidentes: que haya ocho doncellas y que los Links solo rescaten a dos, o cuatro caballeros y solo liberen a uno.

Pero incluso con estas pequeñas taras argumentales, el manga se disfruta. Los protagonistas son muy divertidos y las secuencias de acción de estas autoras siempre me impresionan. Su estilo, en “Four sword adventures”, es más parecido al manga, aunque conserva la esencia cartoon del videojuego. Akira Himekawa son muy expresivas, y a pesar de tratarse de una historieta en blanco y negro, a través de las expresiones y los diálogos el lector distingue perfectamente el color de cada Link.

En definitiva, estamos ante un manga que, aunque no es perfecto, gustará a los fans de la saga Zelda, pues está pensado para ellos.

Pero, ¿vale la pena hacerse con la serie en Perfect Edition? Esa decisión dependerá mucho de lo fan que seas y de cuánto te pirren las ediciones coleccionistas (para qué lo vamos a negar, quedan preciosas en las estanterías y da gustito mirarlas).The legend of Zelda Perfect Edition también es una serie con un acabado muy bien conseguido. Entre sus extras destacan los rediseños de cubierta y sobrecubierta, que son visualmente mucho más elegantes, y el tamaño, bastante mayor que el de los tomos clásicos. Las viñetas están, por lo tanto, ampliadas, y podremos disfrutarlas a mayor escala, pero conservando toda su calidad.

Los primeros capítulos de cada volumen vienen a todo color, con un acabado brillante y muy llamativo que es toda una delicia. Entre capítulo y capítulo se incluyen bocetos de los personajes, así como otros extras como viñetas exclusivas o entrevistas y charlas con las mangakas y los creadores de la saga.

Por otra parte, todos los tomos son autoconclusivos e independientes los unos de los otros, por lo que tampoco es necesario adquirir toda la colección para disfrutar de las historias que nos ofrecen. De la más clásica y épica “Ocarina of time” pasando por las intensas “Majora’s mask” y “A Link to the past”, o los “Oracle”, que tienen un tono más infantil y seguro que convencerán a los peques de la casa.

En mi opinión, la Perfect Edition encantará a todo fan de la saga Zelda, y sobre todo a quienes disfruten de coleccionar merchandising. Me parece una excelente manera de animarte a hacer una relectura de esos viejos tomos, de volver a disfrutar de las épicas aventuras de Link con la calidad asegurada que siempre nos proporciona Norma.

Lástima que ya no haya más volúmenes en camino. Ahora tocará armarse de paciencia para esperar a los próximos tomos de “Twilight princess” y tal vez, en un futuro, los de “Breath of the wild”.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.