El nuevo episodio de la serie presenta una experiencia en un aterrador hotel

Aún quedan unas cuantas semanas para poder jugar a lo nuevo de Supermassive Games pero nosotros ya hemos accedido a los primeros minutos de The Dark Pictures: The Devil in Me, la nueva entrega de esta conocida antología. A través de aproximadamente una hora de juego, hemos podido introducirnos en las paredes del Castillo de los asesinatos de H.H Holmes junto a un grupo de cineastas.

Como es habitual, su historia, trama y ambientación está cargada de terror, todo tipo de sobresaltos y personajes muy trabajados. Al mismo tiempo destacar las elecciones, que tienen un valor mucho más decisivo que nunca y que con cualquier diálogo o movimiento trasladarán el destino de un personaje o rumbo de la trama a un punto totalmente distinto.

En esta ocasión, como mencionábamos anteriormente, nos sumergiremos en una réplica del famoso Castillo de los asesinatos de H.H Holmes. En este contexto un grupo de realizadores y cineastas se han dado cita con su dueño para grabar un nuevo episodio de su serie. Charlie, un frustrado director que busca realizar su mejor obra hasta la fecha, junto con Kate, Erin, Jamie y Mark, se sumergirán en un mundo de misterios bajo la atenta mirada de Granthem Du’Met, quien vigila a sus invitados.

The Devil in Me, una vez más, contará con personajes muy trabajados

Cada uno de los personajes no sólo tienen su propia historia a sus espaldas, sino una serie de relaciones preestablecidas por la trama con otros protagonistas y mecánicas distintas. Charlie, es el director de este corto, y sus fases se basan en la exploración. Durante estos primeros minutos pudimos explorar algunas de las estancias del castillo mechero en mano en busca de un paquete de cigarrillos, algo que produjo más de un susto inesperado. Kate es la gran estrella de esta producción, frustrada por el mandato de Charlie, busca huir tanto de este lugar como del director del programa. Sus fases también se basan en la exploración y la toma rápida de decisiones.

Erin es la ingeniera de sonido, al mismo tiempo de ser la ayudante «adoptiva» por parte de Charlie. Esta incorpora las secciones más interesantes ya que, micrófono en mano, tendrá que explorar los sonidos que se producen en el castillo para conseguir avanzar en la historia. Jamie, otra de los miembros del equipo, se encuentra más al margen de todos los protagonistas. Eso no quita que protagonice momentos impactantes en la historia. Mark cierra el grupo de los cinco protagonistas. Portará su cámara para identificar lugares a los que acceder. Él tomará la iniciativa en fases en las que tendremos que saltar o subir a lugares altos.

Cada uno de estos incorporan mecánicas distintas y buenas historias. Como buena producción cinematográfica, irán saltando de uno a otro para sembrar incertidumbre e incluso intriga en el jugador. La toma de decisiones continúa teniendo gran preso en The Dark Pictures: The Devil in Me, obligando a elegir respuestas en cortos lapsos de tiempo. Nuestras decisiones producirán siempre un efecto con quien se interactúe, ganando confianza con el personaje o produciendo otros efectos que puedan alejarte de este. Al mismo tiempo, se incorpora un sistema con el que, a través de la interacción con determinados objetos, se podrá predecir el futuro de un personaje. Por ello os aconsejamos que interactuéis lo máximo con todos los elementos del escenario.

Una ambientación que te helará la sangre

Asimismo, se tienen notas, libros e incluso cuadros que cuentan con información y que extienden la historia además de crear ambientación. Este concepto, el de la ambientación, ha sido muy logrado, tomando referencias de películas como El Resplandor y que son patentes desde el primer minuto. En cuanto a lo técnico, debemos decir que se nota una mejoría respecto a House of Ashes, jugando mucho más con la iluminación, la oscuridad y con la interacción en los escenarios. Las animaciones y rostros faciales gozan de gran realismo, al igual que los entornos, plagados de muchos elementos en los que fijar la vista. Lo mismo podemos decir de la música, generando tensión y poniendo los pelos de punta en los momentos más insospechados.

Tras pasar un buen rato en el Castillo de los asesinatos, podemos decir que The Dark Pictures: The Devil in Me nos ha dejado con ganas de más. Tenemos ganas de conocer a sus personajes, su historia y sobre todo continuar tomando decisiones para decidir el rumbo de todos los protagonistas. Recordad que el próximo 18 de noviembre tenéis una cita con The Dark Pictures: The Devil in Me en PlayStation 5, Xbox Series X|S, PlayStation 4, Xbox One y PC.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Agustin Collado
Economista medioambiental, especialización en fundamentos analíticos y métodos cuantitativos, chapuzas informático y atleta en artes marciales (Wu Shu).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.