Syberia: The World Before
Syberia: The World Before

Syberia: The World Before es la continuación directa de la saga Syberia. Aunque no hayamos jugado a ninguna de las otras tres entregas anteriores, esto no es problema para disfrutar esta. Una escueta pero útil rememoración de los acontecimientos nos pondrá al día. Obviamente es mejor haberlos jugado con anterioridad, pero tanto si te saltaste alguna entrega como si es tu primera toma de contacto con la saga, no tendrás problema en conocer gran parte del contexto.

Un poco de historia antes de empezar

Las dos primeras entregas tenían su principio y su fin, sin entrar en posibles destripes. Para lanzar la tercera entrega hubo que hacer malabares, haciéndose notar un malestar entre los fans de la saga. Este alargamiento artificial además quedó con un final bastante abierto, por lo que podríamos concretar que tanto los plazos como las ideas no fueron los más adecuados.

Tras la desaparición de Kate Walker en la tercera entrega, ahora nos encontramos en una mina de sal controlada por neonazis en 2004. Justo antes de huir de este paraje, encontramos una pintura que se asemeja bastante al rostro de nuestra protagonista. En esta ocasión también podremos manejar a esta chica que se refleja en la pintura.

La elegida es Dana Roze, una estudiante del ámbito musical que vivió en 1937, en una ciudad inventada llamada Vaghen. Tendremos que vivir su vida y los acontecimientos que suceden en aquella época, donde la Sombra Marrón amenaza sin pestañear. El eufemismo de Sombra Marrón es la definición que elige el juego para referirse a la invasión nazi.

Syberia The World Before 1

Dos protagonistas, dos épocas, una buena simbiosis

La dualidad entre Kate y Dana está muy bien medida. Kate viajará a la ciudad de Vaghen, capital de la también inventada Osterthal. Conocer más de la vida de Dana será nuestro cometido, y mediante la lectura del diario con Kate pasaremos a manejar a Dana, rememorando los acontecimientos en primera línea.

Los inventos en la época de Dana son toda una novedad, y gran parte de ellos se conservan en el 2004 con Kate. Hans Voralberg es el artista encargado de crear la tecnología autómata, el cual aterrizó allí durante sus viajes, decidiendo ayudar a la población mediante su conocimiento.

Diferencias con su anterior entrega

Los puzzles que podemos encontrar en Syberia: The World Before son menos y más sencillos. Esto es algo que se ha mejorado respecto a la anterior entrega, que se sentían muy artificiales y frustrantes. La pena es que en esta ocasión son bastante sencillos, por lo que pocos nos harán estrujarnos la cabeza. Parece que hemos pasado de un extremo al otro.

Las misiones secundarias nos hacen revisar todos los escenarios en busca de información, teniendo que inspeccionar todo lo que haya en el escenario. Esta vertiente también está muy guiada, por lo que no será difícil dar caza a todos los elementos. Lo único que nos puede frenar en nuestra búsqueda es el malogrado sistema de cámaras, el cual necesita de ciertas interacciones para ofrecernos diferentes enfoques. Algunos objetos quedan ocultos debido a la perspectiva, así que a veces tendremos que dar varias vueltas para conseguir cambiar el enfoque de la cámara.

También vuelve Nick Cantin en nuestra persecución, aunque no de manera literal. Tendremos acceso a cartas de su autoría, donde nos sigue la pista para convencernos de la vuelta a Estados Unidos. Este personaje no es de buen gusto para todos, ya que critica constantemente a Kate, además de conseguir información que a nosotros nos cuesta mucho sonsacar. Sus comentarios personales no dejarán indiferente al jugador, que no tardará en asociarlo con la manida superioridad americana tan característica.

Syberia The World Before 2

El desempeño audiovisual es tremendo

Gráficamente Syberia: The World Before es un gustazo para la vista. Esos entornos en 3D se ven espectacularmente bien, cuidados con mimo y bonitos de ver. La luz es otro de los detalles en los que se ha puesto especial atención, disfrutando de las diferentes trayectorias según la cámara nos enfoque desde un ángulo u otro. También mención especial a las situaciones de admiración fotográfica, donde nos permiten visionar distintos planos, casi implorándonos que continuemos con la aventura pulsando un botón; aprovechad y regocijaos en su magnificencia.

La banda sonora hará las delicias de los fans de la saga. El tema musical corre a cargo de Inon Zur, y la banda sonora destaca por las piezas a piano de Emilie Bear. Estas piezas serán interpretadas en el videojuego por la joven Dana.

El juego nos llega completamente traducido al castellano, gracias al maravilloso trabajo de Ramón Méndez, Alba Calvo y Juan Ramón Acedo. Sin embargo, y probablemente debido a las bajas ventas de la anterior entrega, esta vez no nos llega doblado como sí ocurrió anteriormente. No es que el doblaje en inglés sea malo, es que nos falta ese aspecto tan crucial y característico.

Syberia The World Before 3

Syberia pero no tan Syberia

Es cierto que Syberia: The World Before es la cuarta entrega de la franquicia, pero se diferencia de las demás considerablemente. El sentimiento de que nos acercamos más a un walking simulator o una entrega cinematográfica en lugar de una aventura gráfica es grande. Anteriormente teníamos objetos en el inventario con los que pateábamos los escenarios para conseguir averiguar dónde utilizarlos.

Ahora estamos constantemente guiados, los elementos para utilizar no estarán demasiado lejos, y el sentimiento de no saber qué hacer o dónde ir tan característico de las aventuras gráficas se difumina. Sin embargo esto no quiere decir que el juego no se disfrute, sino que los tiempos evolucionan.

Syberia The World Before 4

Conclusión

El legado de Benoît Sokal sigue latente en su obra póstuma. La inclusión de toda la historia a modo de resumen y evitar colocar el número de la entrega hacen que sea una aventura muy accesible. El contexto histórico es muy importante (más ahora con la situación actual), y puede llegar a marcarnos muy de cerca. La historia está bien narrada y la inclusión de un segundo personaje le aporta mucha vida, mandándonos de una época a otra. Esa dualidad en las líneas temporales que convergen en una sola tiene una posición muy sólida. La belleza en todo el apartado audiovisual, sus entornos, la luz y el detalle puesto en su banda sonora son abismales. La accesibilidad que nos incluye botones para mostrarnos con qué podemos interactuar o pistas para continuar evitarán que el jugador consiga atascarse.

En contraposición, el ritmo se hace algo lento a veces, y tenemos alguna caída en el rendimiento del juego. Punto negativo a la falta de doblaje al castellano, que sale mal parado si lo comparamos con el resto de entregas. La facilidad de los puzzles, la simpleza en el avance y el estar todo el tiempo guiados hace que se pierda la esencia de aventura gráfica. Pero los tiempos evolucionan, y no todo va a ser monkey wrench.

Muy recomendado, accesible para aquellos que no estén acostumbrados a las aventuras gráficas de la vieja escuela.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Mi primera Atari daba calambres cuando intentabas cambiar el juego; así es como juegas mejor. Devoro libros en transportes públicos o en mi cama de noche, y siempre estoy escuchando música.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.