Xosé M. Núñez Seixas

Hace poco tuvimos la oportunidad de realizarle una interesantísima entrevista al profesor Núñez Seixas con motivo de la publicación del libro que reseñamos hoy: “Suspiros de España. El nacionalismo español 1808-2018” (Crítica, 2018). Un texto interesantísimo e inteligentísimo, sagaz e incisivo, analítico e históricamente descriptivo, sólidamente fundamentado y moderadamente realista, sobre el nacionalismo español y sus distintos rostros a lo largo del tiempo, desde el comienzo de la Guerra de la Independencia española hasta hoy.

De tal calidad expositiva la primera conclusión que extrae el lector es que nacionalismo español no hay uno sino bastantes más, y que aun teniendo sus distintas manifestaciones más o menos acotadas en la mente éstas son lo suficientemente esquivas como para ir mutando y adaptándose al sino de los tiempos. Así podemos ver distintos nacionalismos, de izquierdas y de derechas, cada uno con sus cuitas y sus bonanzas, definidos a partir de una imagen de España construida a base de ideas simplificas e imágenes distorsionadas; síntoma éste común al nacionalismo más pintado, sea de dónde sea y sienta quién lo sienta, miembros todos/as de una “comunidad imaginada” llamada “nación”.

A partir de aquí, y desarrollando su argumento desde una concepción jurídico-política de la “nación” como espacio de soberanía y de derecho, Núñez Seixas observa tanto el surgimiento concreto del nacionalismo español como los factores contemporáneos que delimitan y explican la tensión de este nacionalismo en los últimos tiempos. En concreto, el autor apunta a dos: la disputa con otros nacionalismos peninsulares por la juridificación y la politización del territorio, por un lado, y las brechas en la soberanía nacional y el poder estatal español abiertas desde la esfera internacional y global (y, especialmente, por el proceso de construcción de la Unión Europea), por otro, son para Núñez Seixas los más relevantes.

Suspiros de EspañaEn el primer caso, estamos hablando del choque de dos concepciones nacionalistas dentro de un mismo espacio sociopolítico, esto es, de dos concepciones opuestas malconvivientes dentro del mismo territorio. El autor apunta a las distintas crisis españolas del s. XIX (influencia francesa y Guerra de la Independencia, el fracaso en la construcción del estado liberal, la pérdida progresiva de las colonias y la consiguiente muerte del Imperio Español), y a la consiguiente pérdida de relevancia de España en el mapa internacional, como factores que llevaron al nacionalismo español a centrar las miradas en el enemigo interno; pudiendo añadir también aquí a los rebeldes del Rif que se volvieron contra España en 1907 tras asumir el Protectorado de Marruecos.

Este carácter de lucha interna, y la extensión del nacionalismo español hacia un discurso panamericano, llevó a sustituir a la “raza” (principal leitmotiv en muchos otros discursos nacionalistas de la época) por la “lengua” como principal elemento articulador del “ser español”. Haciendo así, intelectuales de la época como el historiador Rafael Altamira o como el filólogo Menéndez Pidal orientaban sus investigaciones a pretender justificar la existencia de un mítico “espíritu” o “conciencia nacional” española ya dentro de los anales del tiempo durante la Baja Edad Media; incluso permeando o hibridando a las demás culturas peninsulares.

A estos intentos liberales (espacio jurídico-soberano) y tradicional-conservadores (lengua y cultura) de definición de España, Núñez Seixas suma dos más. Por un lado, el de la izquierda obrera de finales del s. XIX y comienzos del s. XX: quiénes entendían España como un espacio jurídico-social compartido donde, a través de la solidaridad y la paz, se podría alcanzar un desarrollo común distinto a las alternativas liberales y burguesas. Y por otro lado: el de la derecha radical y el fascismo que, inicialmente inspirado en el caso italiano de Mussolini, adquirirían progresivamente tintes particulares inspirados en las posiciones conservadoras católicas y ultramonárquicas, innegablemente influenciadas también por la Alemania nazi.

Si las dos repúblicas españolas y la Guerra Civil exacerbaron los matices de estos cuatro nacionalismos españoles, el advenimiento de la democracia española con la Constitución de 1978 ha debido atemperarlos; obligando el periodo transitorio y el pacto constitucional a algunos cambios en el discurso del nacionalismo español como son: la aceptación de la pluralidad etnocultural, el tender puentes a los nacionalismos subestatales (llegando a ser sus partidos políticos aliados preferentes de gobierno tanto con el PP como con el PSOE), o la compatibilidad de su discurso nacionalista con la cesión de soberanía hacia arriba en el proceso de construcción de la Unión Europea.

Sin embargo, como decíamos antes, las tensiones actuales identificadas por Núñez Seixas (enemigo interno y proceso de integración europea) parecen haber ejercido una presión suficiente como para remover los cimientos, especialmente, del nacionalismo español tradicional-conservador. Justo en un momento en el que, por otro lado, la creciente importancia de las redes sociales y los medios de consumo informativo masivo han facilitado el surgimiento de un “nacionalismo banal” latente cada vez más influyente en distintas capas de la sociedad. Si a este contexto complejo se le suma el surgimiento de otras fuerzas político-partidistas que se posicionan claramente también como “nacionalistas españolas”, se radiografía un contexto de incertidumbre que, análisis del pasado a un lado, parecen estar definiendo un nuevo escenario futuro para el nacionalismo español.

Xosé M. Núñez Seixas“Suspiros de España. El nacionalismo español” (1808-2018) (Crítica, 2018) es un ensayo extraordinario por su amplitud, profundidad, inteligencia y audacia. El lector quedará prendado por su escritura clara, sus ideas desarrolladas de forma diáfana y la profundidad de su capacidad explicativa. Hasta el punto de llegar a convertirse, sin duda en un referente en el análisis de esta cuestión.

Desde Fantasymundo.com apostamos a que, a no mucho tardar (a lo sumo, un par de años), estamos hablando ya de una nueva edición ampliada y actualizada de un texto que llega justo a tiempo para ayudarnos a comprender muchas de las claves que configuran nuestro presente. Quién sabe si no se hace necesario, dentro de poco, un nuevo capítulo para explicar muchos de los veloces cambios que se parecen estar produciendo en una España lanzada sin freno hacia un futuro incierto.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.