Superman 52 y 53Bienvenidos de nuevo a los cielos de Metropolis. Proseguimos con la reseña de ese crossover (parece que la colección de Superman sólo ha sabido vivir de ellos en estos más de cuatro años de publicación) que engloba a varias colecciones de supes y que ECC ha decidido englobar dentro de sus grapas mensuales de “Superman”. Un Superman más mortal que nunca y sin poderes, deberá encontrar la forma de salvar a sus amigos y al mundo de la ambición de Vandal Savage y su prole de hijos, antes de que el poder del cometa lo vuelva imparable.

Empezaremos por la grapa número 52 de ECC, que contiene en su interior los números Superman 48 y 49, Action Comics 49 y Superman/Wonderwoman 26. Una enorme grapa casi tomo que arranca con el Superman de Gene Luen Yan con dibujos de Howard Potter (último dibujante de la cabecera) y Ardian Syaff (Batman/Superman).

En estos tiempos desesperados Yan va a hacer que Clark recurra a uno de los hombres a los que peor le cae su persona, ése es Steve Trevor, comandante de A.R.G.U.S y ex-novio de la actual ex-novia de Kal-El, Diana alias Wonder Woman. Después de demostrar lo muy culebronero que ha sido este Nuevo Universo DC en su corta vida, pasemos a ver el número en sí. Trevor se encuentra en una misión de rutina protegiendo al mandatario de turno contra un ridículo y colorido villano “Matareyes”, una especie de ballestero telequinetico sin mayor trascendencia que fomentar el encuentro de estos dos trenes de testosterona, encantados de haberse conocido y que demuestran tener la madurez de unos adolescentes de instituto.

Yan demuestra tener una gran imaginación y gusto por la ciencia-ficción, por ello de las mejores partes de este cómic serán el experimento de “Rompecabezas”, sin duda un claro ejemplo de ten cuidado con lo que deseas, y que vuelve a demostrar lo desesperada que está la prole de Savage para conseguir la aprobación de su padre. Otro gran despliegue visual de ciencia-ficción lo tenemos en la visita a los interiores del archivos de  A.R.G.U.S, que definitivamente molan más que la Batcueva.

Superman 52 y 53

Por lo demás un número de acción visual que ratifican que Potter podría ser un grandisimo dibujante para Ciborg, sin duda su domino de la mecánica y como hace “evolucionar” el cuerpo de “Rompecabezas” mientras va asimilando tecnología dota a este recién presentado villano de una temible presencia que va a llevar a que Superman tome la desesperada medida de hacerse radioterapia en vivo con kriptonita. De nuevo Savage se presenta como un cruel padre manipulador que no duda en librarse de sus propios hijos si eso le permite avanzar en sus planes, un impactante final para el que había sido uno de los villanos de esta colección durante meses.

Pasamos a Action Comics 49 con guión de Greg Pak y Aaron Kuder y bocetos del propio Kuder con acabados de Syaff, tres entintadores y dos coloristas. Éste es un claro ejemplo de ideas que no se pueden mantener. Kuder es un dibujante genial e innovador pero que es incapaz de llevar un número al mes, dado su ritmo de trabajo y DC decide como en muchas otras ocasiones montar un batiburrillo de artistas con tal de que salga el número a tiempo como sea y claro así pasa. Tenemos una historia genial sobre otro de los hijos de Savage, en este caso es Salvaxe, un pobre nicho introvertido, amante de la fantasía heroica y víctima de acoso, que verá en la llegada de su padre caído de los cielos, el cumplimiento de sus fantasías, tornarse en el poderoso rey bárbaro Salvaxe.

Superman 52 y 53

Un número en que Pak cambia por enésima vez los poderes de este Superman New 52, ahora y contra toda lógica, Superman recibe sus poderes de la kriptonita, puede volar y ser superfuerte y aparte “escuchar” frecuencias de radio y ver en el espectro radiactivo. Por lo demás se salda en entretener a los lectores con una sucesión de puñetazos que van desde “Rompecabezas” al nuevo Salvaxe, con algún gran momento como el guiño a la “Spartan kick” de 300 o cuando Savage completa su infame puzzle uniendo al transporte de Stromwatch y la Atalaya, la Fortaleza de la Soledad de Superman. Salvaxe es una representación a cierto bárbaro cimmerio que lleva más de ochenta años siendo el epítome de la espada y brujería, pero me encanta que en su diseño, su cabeza siga siendo la del asutadizo niño.

Superman 52 y 53Continúa esta grapa con el número 26 de Superman/Wonder Woman, en él el guionista Peter J. Tomasi junto al dibujante Doug Mahnke (Liga de la Justicia de América), nos narra el épico intento de Superman por frenar el plan de Savage. Mahnke, en uno de sus dibujos más conseguidos, nos muestra a un esforzado y dolorido Clark, que de nuevo intenta hacer esas locura titánicas que sólo Superman podría lograr hacer. De nuevo con una estructura propia del shonen japonés, nos encontramos con un episodio en el que habrá que enfrentarse con los ya repetitivos hijos de Savage.

En esta ocasión para justificar la aparición de Wonder Woman, se trata de dos gemelos de piel violácea que recuerdan a un homenaje perverso a los “gemelos maravilla” de la serie animada de Hannah Barbera. Acción, explosiones, y pocos diálogos. Sinceramente otro número más que sin embargo en su final adquiere un gran tono dramático y es casi la primera vez que siento estar leyendo un cómic de Superman, en uno de esos momentos de sólo él podrá salvarnos, un placer visual tener a Mahnke en tan buen estado de forma y con un uso narrativo coherente para las splash.

Acaba esta grapa con el número 49 de Superman donde Yang en esta ocasión tiene como dibujante a Jack Herbert (dibujante de Dynamite en obras como “Queen Sonja” o “Battlestar Galactica”). Aqui arranca la batalla final por intentar detener a Savage, lógicamente no es algo que Superman pueda hacer solo y aunque las Ligas de la Justicia permanecen presas en el transporte de Savage a Superman aún pueden venir a ayudarle amigos como Frankestein (aún con ciertos problemas de control por parte de la oscuridad de Cólera), los luchadores de Sherezade, el niño monstruo Baka y John “Metallo” Corben.

Superman 52 y 53

Savage convoca a todos aquellos que tengan rastro de su adn y dado que ha logrado acercar el cometa que le dio sus poderes, Superman y el resto tendrán que enfrentarse a una muchedumbre de enfurecidos fanáticos dispuestos a ser el niño preferido de papa Savage. Es un número con un dibujo más bien irregular, que aún así mantiene la esencia de los personajes y donde Yang logra meter un momento de sacrifico épico, dos enemigos deben reconciliarse para lograr detener al mal que acabará con toda la Tierra y sólo una mujer será capaz de lograrlo, Lois Lane. Aunque esperado es un bonito giro que nos deja a Superman en misión suicida para intentar acabar con el alba de un nuevo y omnipotente Vandal Savage.

Es tiempo de reseñar ahora la grapa número 53 de ECC, en ella se recogen los números 50 de Action Comis y Superman y el 27 de Superman/Wonder Woman. Comenzamos con el Action Comics de Pak y Kuder, en un número tan importante y que cierra la etapa de estos visionarios al frente de la colección no podía si no volver Kuder al dibujo durante algunas páginas. Las doce primeras que incluyen un resumen de todo el entramado que han ido montando durante más de un año entre Pak, Kuder, Yan y Tomasi, recordando a los villanos que han pasado por ambas colecciones y su papel en el plan de Savage. Tenemos un momento “deux ex” porque de pronto Gordon se une a la batalla con el battraje sin que quede muy claro cuándo o cómo ha llegado a la misma. Por lo demás una acción bien armonizada, un tenso momento entre Savage y Savaxe donde el pequeño va a aprender por la malas quién es su padre.

Completan este titánico número el italiano David Messina (“Star Trek”, “Catwoman”) y un trío de talentos nacionales: Bruno Redondo (“Injustice”), Javier Rodríguez (“Magneto” “Nightwing”) y Vicente Cifuentes (“Aquaman”, “Liga de la Justicia Convergencia”).  Éste es un número que tiene como misión devolvernos a algo lo más cercano posible a Superman. Emotivo número con nuestros héroes intentando luchar contras las huestes de Savage mientras el envenenado y radiactivo Superman hace lo que puede por frenar a Savage. Kuder se ha asegurado de dejarse las mejores planchas del cómic, tantos las retrospectivas como ese momento en que Superman cae dentro de la Fortaleza de la Soledad y ésta al fin lo considera digno, cura de un plumazo su envenenamiento por kriptonita y hasta le devuelve su traje a tiempo para el asalto final. Es un número irregular porque se ve que a Kuder le dieron todo el tiempo del mundo para lucirse mientras que el resto de dibujantes tuvieron que trabajar deprisa y corriendo para sacar adelante unas páginas más que necesarias para la trama y sin la ventaja de ser doble splash y cosas así con las que el señor Kuder abusa en el final del número. Al menos volvemos a tener por aquí a un Superman con capa, de rojo y azul y que hasta sonríe mientras intenta salvar el mundo.

Continuamos con el episodio de Superman/Wonder Woman, Peter J. Tomasi pierde el buen hacer de Mahnke, en favor de Cliff Richards (dibujante de Buffy Cazavampiros y de la saga de Escuadrón Suicida “Los más buscados” dedicada a Diablo y Killer Croc). Un dibujo vacío, carente de fondos y excesivamente estático y oscuro, una mala elección de dibujante que encima tras la primera página abusa y planta tres dobles splash para narrar la batalla entre Superman y sus aliados contra Savage y sus hijos elegidos, mejorados por la cercanía del cometa.  Un número con un dibujante claramente perdido que hasta dibuja a Superman en una viñeta en la que en verdad va Shazam demostrando que poco o nada sabía del guión. Básicamente un vuelo de persecución en el que Superman intenta sin éxito evitar que Savage llegue al cometa, con forzados combates e interrupciones que son más para llenar página que otra cosa en mi opinión.

Superman 52 y 53

Llegamos al colofón de la saga, el número 50 de Superman, Gene Luen Yang es el encargado de narrar la batalla final contando con su habitual Howard Potter, junto a Ardian Syaff, Patrick Zircher y Jon Bogdanove, nombres habituales en las colecciones semanales de DC como “El Fin del Manaña” y además como colofón una portada de John Romita Jr.

Al contrario que en el número de Action, este número está mucho mejor planteado ya que la aparición de los diferentes dibujantes se relaciona con la trama, me explico cuando Savage alcanza su máximo poder va a llevar a Clark por una serie de visiones y cada una de esas visiones tendrá a un dibujante diferente, teniendo que ocuparse Potter sólo de dibujar la acción presente en el cometa y dar un ardiente cambio de look a Vandal. En dichas visiones se nos muestra una Kripton que tuviera como líder a Savage, explicando que relación de causa-efecto tiene con el planeta de Superman, un dibujo contenido y rígido que va bien para una secuencia cargada principalmente de diálogos, donde sin duda el mejor momento es el reencuentro de Superman con Jor-El, Lara y el mundo donde él podría haber sido un simple niño en Krypton.

A continuación se nos muestra un mundo en el que Savage es nuestro emperador y que tiene a una suerte de Liga a su mando con el General Superman comandándola, una genial secuencia dentro de otros mundos, con unas versiones de personajes como Capitán Átomo, Grood o Aquaman que sin duda merecerían tener su propio cómic, un gran asalto de los controladores, un mundo donde Superman puede seguir salvando vidas, pero un amargo mundo en el que gente como Jimmy Olsen o Lois Lane son esclavos de la elite poderosa de Savage.

Al final Yang sembró las pistas con sus personajes y relaciones de lo que pasaría y es que al final el ADN no es lo que te convierte en padre si no tus actos, por ello Savage al final aprenderá por las malas que debería haber tratado a sus hijos mejor que como meros instrumentos. Por su parte cierra Potter con una gran secuencia en la que un recuperado Superman se reencuentra con sus amigos y sale volando en busca del peligro sin saber que se acercan sus último días.

Concluye una etapa con más sombras que luces, quizás excesivamente experimental y arriesgada que pecó de desdibujar tanto al personaje principal hasta el punto de que no reconociéramos en él a Superman, cosa que la propia editorial al final ha terminado haciendo. Nos queda acompañar a este pobre remedo de Superman en un último vuelo para salvar Metropolis y conocer lo que aspiró a ser, el único y verdadero ¡Superman!

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.