El pasado mes de noviembre llegaba a las tiendas digitales el primer episodio  de Song of Horror, un juego de terror indie que prometía romper los esquemas gracias a su Inteligencia Artificial. El número de fans acérrimos a esta nueva saga demuestra que el estudio consiguió su objetivo con los lanzamientos de los dos primeros episodios.

Todos los jugadores que han probado los dos primeros episodios del juego encuentran atrapados tanto por la historia de Daniel como por los ataques sin tregua de Presencia que, como prometieron antes del lanzamiento del juego, no son iguales nunca. No hay dos partidas exactas y todo depende de la forma de jugar de cada jugador. Este nuevo episodio continúa con la historia de Daniel, donde está en todo momento presente la incógnita de si conseguirá salvarse de la presencia que lo acecha o ya es demasiado tarde para él.

Continúa la pesadilla de Daniel

Todo empieza a continuación del final del segundo episodio de Song of Horror. El cual se narraba en la antigua tienda de Isaac Farber, donde consigue un artefacto clave y varias respuestas aterradoras a las preguntas que se crearon en la casa de la familia Husher. Después de devolver la caja de música a su dueña, todo parece haber terminado y Daniel se ha librado de la maldición. Pero, desgraciadamente para él, la aventura no acabó ahí, sigue escuchando la canción y teniendo alucinaciones cada vez más parecidas a las que llevaron a Isaac a colgarse en su despacho. Debido a esto y a un miedo cada vez más real de que le depare el mismo final, Daniel decide continuar la investigación que Husher empezó en la Universidad Estatal de Artes y Humanidades. No sólo es donde trabajaba, sino el último lugar donde fue visto con vida. Allí, Daniel tendrá que unir fuerzas con sus conocidos más cercanos mientras que La Presencia va ganando más fuerza conforme se acerca a las respuestas tan ansiadas.

Lo primero que llama la atención cuando se comienza a jugar, es la pantalla de elección personaje. Al principio son solo tres individuos y no cuatro como solíamos estar acostumbrados en los episodios anteriores, además no hay ninguno con los que se haya podido jugado antes, salvo Daniel que es el protagonista de la aventura. Estos personajes son Omar Nassiri, compañero de trabajo de Husher, y Grace Richards, alumna de Husher. Sin embargo, como pasa en el resto de los episodios, los que acaben vivos podrán seguir la aventura en el siguiente episodio. Aun así, las preguntas que todo el mundo se hace son, ¿por qué tres? ¿cambia la forma de jugar? Pues sí, y no. Aunque hay novedades en el desarrollo del capítulo la esencia del juego sigue presente todo el rato y lo hará pasar mal más de una vez. Además, se puede adelantar que hay un cuarto personaje, alguien especial, pero para descubrir quién es y por qué, es necesario avanzar en el capítulo.

Esta modificación no es la única ya que por primera vez el episodio se divide en partes, cuatro exactamente. Al final de cada una de ellas el personaje que se haya elegido y consiga sobrevivir, volverá con el resto de los compañeros que siguen vivos y compartirá las pistas encontradas. Al continuar con el resto de la historia se puede decidir continuar con el mismo o elegir a otro, en el caso de que haya alguno vivo en ese momento. Cada uno de estos fragmentos de historia se llevan a cabo en distintas ubicaciones, el objetivo es el mismo para todas: descubrir que le pasó a Husher.

Aunque el manejo del personaje y la forma de resolver los puzles son las mismas, por primera vez los espacios donde se realiza la investigación serán limitados: puertas que no se abren o no debemos si queremos seguir vivos, menos objetos con los que interactuar, menos puzles y menos sitios donde esconderse. A pesar de que todo esto parece un punto bastante negativo en un juego que ha encandilado por sus grandes espacios abierto para investigar mientras la presencia acecha, ayuda a que nos centremos en nuestro objetivo principal: encontrar información para Husher y dar profundidad a una historia que cada vez es más digna de una novela o película de terror. A partir de esto se puede afirmar que el objetivo de este episodio no es sólo provocar miedo, sino también aportar más puntos de vista a la trama y que no sea el clásico cliché de historia de miedo, sino que se convierta en algo que todo el mundo recuerde.

A todos estos cambios hay que sumarle que habrá una nueva forma de luchar contra la Presencia, quien exige la vida del jugador cada vez con más ahínco. Sus ataques serán mas seguidos y dejarán poco tiempo para la recuperación del susto.

En los episodios anteriores se mencionaba que el manejo del personaje era algo tosco, en esta nueva entrega no mejora. Incluso llega a empeorar debido a que, una vez pulsado el botón de correr, el personaje no parará hasta que se vuelva a pulsar. No bastará con dejar de mantenerlo pulsado como pasaba con anterioridad, entender este nuevo control podrá provocar algún mal momento cuando es realmente necesario pasar desapercibido para conseguir sobrevivir y averiguar el final de la historia.

El aspecto sonoro y gráfico sigue siendo exactamente igual de atrapante que en los anteriores episodios. No hay ningún cambio sustancial en esta nueva entrega lo que ayuda a que se siga manteniendo ese halo terrorífico que hace pasar a los jugadores más de un mal rato.

Conclusiones sobre Song of Horror: Episodio 3

En definitiva, es un capítulo que se podría considerar una transición entre los dos capítulos primeros y los dos finales, ya que los cambios que aparecen en la forma de jugar están centrados en dar profundidad a la historia e introducir al jugador en la piel de Daniel para poder entender mejor que está pasando. Algo que además contribuirá a pasar más miedo porque la sensación que se tiene es que la carrera a contrarreloj por vivir es tuya y no la de un personaje inventado.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.