En diciembre llegó a librerías “Roro el príncipe gato y el Corazón de la Montaña”, de Selento.  La novela ya estaba disponible en Selento Books, la web de los autores (Jordi, el encargado de escribir, y Carlos, el ilustrador), pero ahora ha sido Héroes de papel, bajo su sello Stories, quien la ha relanzado en una preciosa edición ilustrada.

El libro nos lleva al Bosque Bajo la Montaña, una tierra habitada por clanes de animales antropomorfos liderados por los Señores del Bosque, poderosísimas bestias inmortales que han luchado entre ellos en innumerables guerras por hacerse con el control de la Montaña. Ahora, se rumorea que el Señor de la Montaña ha caído enfermo, y muchos de los reyes de los clanes se preparan para saldar las cuentas que tenían con el enorme oso. Ya sea por odio, venganza, ambición o justicia, todos se encaminan a la lucha.

Mientras tanto Roro, el príncipe de los gatos, elige un mal día para empezar a ser valiente; y se ve inmerso en una aventura que el destino (y quizás un mago) le tenían preparada. Una aventura plagada de peligros y seres fascinantes, de alianzas inesperadas y objetos de leyenda.

Así, la trama marca dos hilos bien diferenciados, aunque interconectados: la aventura de Roro y la inminente batalla de los Señores del Bosque (aunque en esta última no estarán involucrados solamente ellos), en una historia cuyo tono imita al de las fábulas y las leyendas (acentuado este por ese narrador omnisciente que parece estar contándonos un cuento directamente a los lectores). Un cuento que recuerda muchísimo a las películas de Ghibli. Y es que esta influencia se nota ya desde la misma portada y en cada ilustración, aunque también está presente en el espíritu de “Roro el príncipe gato y el Corazón de la Montaña”, en los temas y valores que trata: el amor por la naturaleza, la magia mística y maravillosa que lo impregna todo o el paso de la inocencia infantil a la madurez.

Como ya he mencionado, la magia está muy presente en la novela. Se trata de esa magia espontánea e inexplicable clásica de los cuentos de hadas, que puede hacer que suceda cualquier cosa. Gracias a ella, la trama nos brinda sorpresa tras sorpresa en giros bien ejecutados que enganchan y provocan un perpetuo estado de maravilla.

Aunque lleva por título “Roro el príncipe gato y el Corazón de la Montaña”, esta es una historia coral, en la que comparten protagonismo un buen puñado de personajes-narradores. El lector seguirá a los distintos clanes del bosque, especialmente a los jabalíes, los lobos, las ratas, las arañas y los gatos; y cada nuevo animal que entra en escena es más espectacular que el anterior (casi siempre más que Roro). Y es que en un mundo plagado de reyes inmortales y criaturas centenarias que han logrado grandes hazañas, el clásico adolescente elegido porque sí que hace poco más que nada en toda la trama no reluce demasiado. Y que conste que no tengo nada en contra de los elegidos. De hecho, Roro le da una vuelta a este tópico de la literatura fantástica, explorando un nuevo tipo de héroe más centrado en la inocencia y la honestidad; su desarrollo es coherente y su viaje interesante. Pero es que el resto de personajes lo son todavía más. Todos los individuos relevantes tienen sus propias metas, defectos y miedos, y en muchas ocasiones no sabemos cuál de ellos es el enemigo. Rodeados de misterio y épica, resultan tremendamente cautivadores.

Tanto como el universo en el que transcurre la novela, rico en movimiento, colores y sensaciones. Las descripciones de Jordi son vívidas y logran trasladar al lector hasta el núcleo de la acción. Su narrativa es clara y directa, y no carece de cierta poética por momentos. Los capítulos son muy cortos, de entre una y dos páginas, acentuando un ritmo ya de por sí intrépido que no permite que te aburras en ningún momento.

Las detalladas ilustraciones a color potencian y enriquecen esta historia, permitiéndonos hacernos una idea de sus personajes y su tono.Lo único que no me ha convencido del todo en “Roro el príncipe gato y el Corazón de la Montaña” es su final. Lo he notado, quizá, muy apresurado. Y deja abiertos demasiados hilos para mi gusto, entre ellos uno que considero bastante importante. Hilos que darían incluso para una secuela.

Pero, en general, estamos ante una buena historia: una aventura juvenil cargada de magia, con personajes bien desarrollados y un universo del que me encantaría conocer más; que bebe de la fuente de Ghibli, homenajeando los films de Miyazaki. Y que resulta una lectura ligera y muy entretenida, digna de la atención de los amantes de la fantasía y de la animación japonesa.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.