Rojo y oro, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual: un camino de venganzaComo muchos ya sabéis, Iria G. Parente y Selene M. Pascual son dos jóvenes autoras españolas muy prolíficas. Desde que publicaron, en 2014, “Alianzas” (la primera versión) no han parado de llenar nuestras estanterías con nuevas historias. En esta ocasión nos traen “Rojo y oro” (publicada por Alfaguara Infantil y Juvenil), una historia muy distinta a las que nos tienen acostumbrados. Sobre todo, esta diferencia la encontramos en la temática, ya que el universo de esta novela está basado en la mitología grecolatina, además de en el mundo y la sociedad de las Amazonas. Y no solo eso, en un mundo lleno de sagas y trilogías, “Rojo y oro” es un soplo de aire fresco al traernos una historia autoconclusiva y con personajes tan atípicos.

La novela se centra en dos personajes: Asteria y Orión. Asteria es la Amazona Roja, una esclava del Emperador, que lucha por liberar a su familia de la esclavitud. Gracias a este personaje, conoceremos algo más de la sociedad de las Amazonas y tendremos una visión más femenina del mundo grecolatino y su mitología.

Por otro lado, conoceremos a Orión, el Dios de la vida. Este es un Dios menor que ha estado al amparo de los dioses toda su vida. Su madre, Eris, cometió un delito imperdonable y fue castigada junto con sus hijos para toda la eternidad. Orión se libró de este castigo porque era demasiado pequeño, pero la vida que ha llevado no ha sido nada digna de un Dios… o un ser humano. Ahora solo piensa en buscar venganza y liberar al Caos.

Los caminos de estos dos personajes se entrecruzarán y comenzará una nueva historia, un camino de venganza y justicia. Ambos lucharán por lo que más quieren, pero quizás esta lucha no les lleve a donde ellos quieren y encuentren algo que creían que nunca más tendrían: esperanza.

La novela se sitúa, como ya hemos dicho, en el contexto de la mitología grecolatina, y como era de esperar, las autoras no se ciñen a respetar todos los mitos clásicos, pero ¿quién puede o quiere hacerlo? Durante siglos estos mitos han sido contados y transformados miles de veces, por lo tanto ¿por qué no tomarse libertades a la hora de contar nuevas historias y mitos? Gracias a esta innovación nos encontramos esta historia de venganza con una visión feminista imposible de ver en los mitos clásicos.

En cuanto a los personajes, encontramos protagonistas atípicos para tratarse de una novela juvenil de hoy en día. Por un lado, está Asteria, mujer independiente y fuerte que se ha criado en una sociedad compuesta y gobernada por mujeres, donde la visión de la vida es más abierta y liberal. Su punto de vista será crítico: no ve bien un mundo gobernado por Diosas y Dioses y mucho menos por hombres. Su forma de hablar, en plural femenino, no solo dará un toque anacrónico a la novela, sino que llamará mucho la atención (sobre todo hasta que te acostumbras). Pero, es una forma de enfatizar la lucha por el poder femenino de Asteria y la visión crítica hacia un mundo injusto con las mujeres.

Centrándonos ahora en el mundo divino, no solo veremos a Hera, Zeus, Atenea o Artemisa, sino que conoceremos en profundidad a Eris, el Caos, y sobre todo a su hijo Orión. Este Dios de la vida tiene una visión de la justicia demasiado idílica. Es el contrapunto al personaje de Asteria. A pesar de ser un Dios, es cobarde, no solo por temerme a la sangre y a la muerte (es el Dios de la vida ¿qué esperabais?) sino también a la hora de tomar decisiones. También es bastante inocente pues, a pesar de conocer el Olimpo, cree que un mundo mejor y justo es posible. Los dos personajes protagonistas se terminan completando perfectamente y creando una extraña alianza para perseguir sus objetivos. El rojo de la sangre de Asteria y el icor dorado de Orión se verán envueltos en un camino de venganza.

Rojo y oro, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual: un camino de venganzaComo ya es usual en las novelas de estas dos autoras, los capítulos se reparten entre ambos personajes. Habrá capítulos relatados en primera persona por Orión y otros por Asteria. Esto nos hace profundizar más en la psicología y en el mundo interior de los personajes, la seña de identidad de los libros de estas dos autoras. Además, para tener un contexto más amplio de la historia, encontramos los Cantos, donde se relata en tercera persona otros hechos que ocurren en la historia. Estos Cantos coinciden con la estructura homérica, lo que hace aún más peculiar esta historia de venganza y mitología.

¿Y cómo olvidarme de las ilustraciones de Mar del Valle? Si os gusta la portada, las ilustraciones del interior son mucho mejor. Casi en cada capítulo nos acompaña una distinta que nos ayuda a seguir y completar la historia, además de hacernos conocer un poco mejor a los personajes.

Si buscáis una historia con un poco de todo: aventuras, venganza, amor, tragedia y amistad; no busquéis más, “Rojo y oro” es vuestra novela.

Iria G. Parente y Selene M. Pascual son las dos jóvenes autoras de estos libros. Este no es su primer trabajo, pues en 2012 escribieron “Pétalos de papel”, que subieron de forma gratuita a internet y con el que obtuvieron mucha repercusión en las redes sociales. Posteriormente, en 2014, publicaron el primer libro de la trilogía Cuentos de la luna llena titulado “Alianzas”. Con esta novela obtuvieron el premio a mejor novela nacional perteneciente a saga de la revista juvenil El Templo de las Mil Puertas y Babelia la seleccionó en su lista de lecturas juveniles del año. En 2017 siguen cosechando premios y nominaciones. En menos de una semana “Rojo y oro” consiguió alcanzar su segunda edición.

Puedes empezar a leerlo aquí.

Compra aquí "Rojo y oro".

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.