Retorno de las estrellas, de Stanislaw Lem

Bienvenidas/os a la Nueva Era del Humanismo.

0
Coincidiendo con el centenario del nacimiento de Stanislaw Lem, Alianza Editorial acaba de publicar el clásico de la ciencia ficción Retorno de las estrellas (1961). La traducción ha corrido a cargo de Pilar Giralt y Jadwiga Mauricio. Un momento perfecto para recuperar las visiones de aquellos que especularon el siglo pasado con… ¿un mundo mejor?

Stanislaw Lem

Este autor polaco nació en 1921 y murió en 2006. Se le considera uno de los referentes de la ciencia ficción del siglo XX. Retorno de las estrellas gira en torno a la soledad del ser humano y su aislamiento. A la sobradamente conocida Solaris, se unen otras muchas obras: Diarios de las estrellas, Ciberíada, Congreso de futurología, Fiasco, Edén y Relatos del piloto Pirx.

Es importante destacar que este libro vio la luz en 1961, en plena Guerra Fría e inicio de un momento de ruptura con muchas cadenas sociales. El título fue usado, como otros muchos, para esconder reflexiones de la sociedad y el mundo que le rodeaba sin ser censurado. También, lo utilizó como herramienta para acceder a un público más amplio, ya que sus obras eran un tanto densas desde el punto de vista científico.

Stanislaw Lem (1921-2006)

Los temas principales de Lem giran alrededor de la cibernética (de la cual era un apasionado, como queda demostrado en este título sembrado de autómatas por doquier) y de la comunicación, tanto entre humanos como con alienígenas. Pesa más un sentimiento pesimista, pero sirve para descubrir su imaginario. Su carrera literaria se abre con Los astronautas (1951) y La nebulosa de Magallanes (1955). Su fama se ve catapultada con Diarios de las estrellas (1957), plagado de sátira y filosofía. Aquí conocemos al personaje de Ijon Tichy, un astronauta en medio de fascinantes aventuras por todo el espacio y el tiempo que aparecerá en títulos posteriores.

Tras Edén (1959), se publica la sobradamente conocida Solaris (1961). Más tarde vería la luz El Invencible (1964). Los robots protagonizarán Fábulas de robots (1964) y Ciberíada (1965).

Alianza Editorial nos ofrece, por tanto, una excelente oportunidad de ahondar en la obra de este excelso autor.

No paséis por alto Congreso de futurología (1971), un auténtico congreso de futurólogos y Fiasco (1986), la que es calificada como su novela más reflexiva y madura.

La historia

Retorno de las estrellas arranca cuando Hall Bregg regresa a la Tierra tras una arriesgada expedición de diez años en la lejana galaxia Fomalhaut (una constelación a 23 años luz). A su llegada se encuentra con un planeta en el que, como consecuencia de la contracción del tiempo einsteiniana, han pasado ciento veintisiete años. El mundo ha cambiado mucho; tanto la sociedad como las ideas y los comportamientos. Hall es un cavernícola. Pero, ojo, de los cinco pilotos de la Prometeo, vuelven dos: Bregg y Olaf Staave.

En la Tierra eso lo saben, por lo que recomiendan al protagonista que haga un alto en una estación de tránsito de la Luna y le ayuden a reincorporarse en el ADAPT.

Es a partir de este momento cuando empieza un largo periplo de descubrimiento y fascinación, principal plato fuerte del libro. Una chica, Nais, abrirá los ojos de Hall a la betrización y el brit. Los seres humanos tienen inhibida la agresividad. Por lo que ya no hay asesinatos. El efecto secundario de esta solución lo descubriremos muy pronto.

Como tiene todo su sueldo en el banco, se va de vacaciones a una villa en Klavestra y alquila un vehículo. Visita a un médico muy diligentemente, el cual le descubre las consecuencias en su cuerpo de un viaje de 127 años que inició teniendo 30. Ahora tiene 40, o 39 si restamos el año hibernado.

Este médico le hace ver que la nueva sociedad ha cambiado, entre otros aspectos, el erotismo tal y como lo entendía nuestro protagonista. Ahora ya no atrae el poder material o el dinero, sino la juventud. De ahí el afán de esta sociedad por aparentar juventud (no muy distinto a los tiempos presentes, ¿verdad?). Lo cierto es que nuestro protagonista se siente solo porque: no tiene padres, no tiene hijos y no tiene amigos. Está absolutamente solo y el poco consuelo lo encuentra en el refugio que le otorga conocer a una mujer.

-La sociedad a la cual ha vuelto está estabilizada. Vive tranquila. ¿Comprende? El romanticismo de los primeros vuelos espaciales ya ha pasado. Es casi una analogía de la historia de Colón. Su expedición fue algo extraordinario, pero ¿Quién se interesó 200 años después de él por los capitanes de veleros? Sobre el regreso de usted hubo una noticia de dos líneas en el real.

Varios personajes secundarios desfilan como Aen Aenis, Ammai de los Verídicos. Distintos lugares también van pasando ante nuestros ojos hasta que nos acomodemos en la Villa compartida con otros. En esta su nueva casa recibe la visita de su compañero Olaf. Hablan de su experiencia y boxean (algo inaudito en una sociedad que ha enterrado el interés por el deporte de competición). Hall conoce a Eri y se casa con ella. ¿Un cuento de hadas? Pues, no.

El capítulo 6 es un magnífico resumen de cómo se idea esta sociedad que aspira a ser tan feliz como la que tras décadas antes ideara Aldoux Huxley. El capítulo 7 es el descubrimiento de un secreto oculto en el viaje de nuestro protagonista.

Imaginando el futuro

La betrización de este futuro utópico causa la desaparición de la agresividad por la falta de impulso, no por prohibición. Es decir, las personas son completamente normales y por lo tanto pueden imaginarlo todo, incluso un asesinato. ¿Qué evita entonces su realización? La lectura de un libro le abrirá la mente a este respecto.

Pero, esta nueva era no se queda ahí. El capítulo 3 empieza nada más y nada menos que con la extinción de los libros físicos. Se habla de microfilms en pequeños cristales. Daos cuenta cómo hace ya sesenta años se imaginaba el libro digital.

Más visiones cumplidas las encontramos en el Real, un teleteatro ampliado como una especie de realidad virtual. Por otro lado, el uso de robots para tareas domésticas da total asistencia a los humanos. Los androides deambulan junto a ulders que sobrevuelan las ciudades al más puro estilo Coruscant de manera autónoma.

Los efectos de la eliminación de la agresividad se trasladan al deporte, que carece de garra. Otro éxito de la novela es la extensa nueva terminología para todo, el uso que tiene el dinero y detalles tan curiosos como la plastificación en la ropa.

¿Qué vas a encontrar en Retorno de las estrellas?

Este libro se califica siempre como del ámbito de la psicología al hablar de la soledad del ser humano. Aquí es lógico, ya que la sociedad es distinta en muchos aspectos tras una evolución de siglo y cuarto. Sin embargo, esta soledad yo incluso la llevaría ahora al presente, cuando una persona puede encontrarse muy sola cuando navega en la brecha entre generaciones y aísla a las personas.

La novela presenta una premisa que cambia la esencia propia del ser humano y nos destapa una miríada de escenas de un futuro muy evolucionado. El texto será una prueba para el lector que busque una historia fluida y fácil. Párrafos interminables que en ocasiones te dejan sin aire o interés para continuar. Hacedlo, porque de esta manera cabalgareis por entre los sueños de quien pensó que el mundo podría ser mejor, aunque el tributo fuera olvidarnos de volver a las estrellas.

Antes de despedirme, os diré que durante la lectura de Retorno de las estrellas escuché la siguiente playlist: PARA LEER CIENCIA FICCIÓN. Feliz viaje al futuro!

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Economista con alma de escritor. Amante de los viajes, tanto de los que requieren maletas como imaginación. Siempre con ganas de aprender.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.