“Presas”, escrito por Beatriz Esteban publicado en febrero por Nocturna, me llamó la atención desde el momento en que anunciaron su publicación. Me atraía sobre todo por ser de una temática diferente. Además era la primera vez que leía a esta autora, que me ha sorprendido para bien.

Este libro narra la vida en la cárcel de Azahara, una joven madre que vive prisionera de sus crímenes y sobre todo de su pasado. Al tener a su hija consigo, gran parte de sus escenas trascurren en el módulo de madres, un escenario aún más extraño que la propia cárcel en sí. En contraposición tenemos a Leire, una joven estudiante a la que le encanta bailar y que ha decidido ir de voluntaria a la cárcel, aunque a su alrededor nadie lo entiende. Es ella quién nos ofrece la visión más humana de esta historia, pero también es el personaje con quién más he tenido problemas.

La premisa de este libro, que es tan sencilla, contrasta con la profundidad de los muchos temas que trata y los sentimientos que trasmiten todo el libro. No es una historia para leer sin más o cuando buscas una distracción ligera, es una protesta hacia cosas, no las diré para no destriparos la lectura, que la sociedad acepta como normal o en muchos casos hace la vista gorda porque sabe que están mal. A “Presas” hay que ir con la mente bien atenta y el corazón abierto para empaparse bien de todo, lo que se narra y lo que solo se insinúa.

La parte negativa se la tengo que poner a los personajes. Al estar escrita en primera persona, algo que en este caso me gusta porque le da una perspectiva muy personal, la autora ha tenido que ampliar el elenco de narradores para poder contarlo todo. En mi opinión sobran varios de esos narradores, no me han llegado a aportar nada que justifique el darles ese protagonismo y quitárselos a otros. Sobre todo, para mí que me interesaba sobre todo cómo es la vida en la cárcel, me sobraba el personaje de Leire, tan cerca de la perfección que he sido incapaz de conectar con ella, y me hubiera gustado ver más desde los ojos de otras de las madres presas.

Sin duda, una lectura recomendada tanto si ya conocéis a Beatriz Esteban o queréis iniciaros con sus obras.

Beatriz Esteban Brau nació en Valencia en 1997 y actualmente estudia Psicología en la Universidad de Valencia, además de impartir charlas sobre literatura y salud mental tanto en institutos como en universidades. En 2017 publicó su primera novela, “Seré frágil” con Planeta, que dos años antes había resultado finalista en el Premio Literario Jordi Sierra i Fabra para Jóvenes. En 2018 ganó la segunda convocatoria del Premio Ripley de Ciencia Ficción y Terror con el relato “Niña caducada” (Triskel Ediciones) y publicó “Aunque llueva fuego” con La Galera.

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.