Seré el Rey de los Piratas

One Piece es, sin lugar a dudas, unos de los mangas más famosos de todos los tiempos. Con casi mil capítulos a sus espaldas, la obra de Eiichiro Oda comienza actualmente a entrar en su recta final y, a pesar de todo, no paran llegar lanzamientos de videojuegos oficiales sobre la obra. Algunos con más o menos aciertos como lo hemos podido ver en otras grandes obras del manga como Dragón Ball o Naruto. Ya sea en forma de juego de lucha, mundo abierto o como en esta ocasión, llevando su disparatado mundo aun título de corte Musou por cuarta ocasión y que, de entrada, os podemos confirmar que nos ha encantado, y nos ha parecido el mejor género para representar dicho universo.

La manera en la que Koei – Tecmo y Omega Force han abordado las características que hacen únicos al género musou nos ha parecido genial, al igual que la forma de trasladarlo al universo de One Piece.

Luchando contra piratas y marines

En primer lugar, la premisa es directa, simple y de fácil adaptación para cualquier jugador independientemente o no este familiarizado con el género. Omega Force ha tomado varios arcos argumentales de la historia del manga de Oda, (los arcos de Alabasta, Enies Lobby, Guerra en la Cumbre (Marineford), Entrada al Nuevo Mundo y Whole Cake Island, y Land of Wano Arc, exclusivo del juego) los ha divido en secciones, y a la vez, lo ha simplificado en misiones que deberemos ir completando una por una para ir conociendo el argumento de One Piece.

Conforme vayamos superando estas misiones también se nos ira abriendo la posibilidad de ir mejorando a nuestros personajes. Muchos de ellos disponibles desde el inicio, el resto de personajes iremos desbloqueándolos conforme avancemos en el argumento, e iremos también obteniendo Berris – moneda del universo – con la que podremos ir mejorando los Mapas de habilidades de todos los personajes. El nivel de contenido en este caso es abrumador, pues tenemos un mapa general para todos los personajes – más de 40 – que son referentes a mejora máxima de salud, espacios para incluir habilidades únicas, aumento de la resistencia etcétera.

Muchos de los personajes cuentan con dos mapas de habilidades extras, las cuales iremos comprando, mejorando y equipando a todos nuestros personajes mientras estos al mismo tiempo suben de nivel por cada misión completada.

El uso de muchas de estas habilidades condiciona enormemente el desarrollo de las misiones, siendo esencial en muchas ocasiones tener nuestro personaje bien equilibrado para hacer buen uso durante la enorme cantidad de combates que podemos llegar a tener en una sola misión.

Caos en la batalla

En lo que respecta al desarrollo de las misiones, estas adolecen de todos los problemas del género y, es que, básicamente tendremos que liarnos a tortas con todo lo que no tenga nuestro color en la interfaz del radar en pantalla. En muy pocas ocasiones tendremos que realizar alguna que otra escolta, rescate de algún compañero o conseguir determinada información.

En determinados momentos puede dar pie a malos entendidos, e incluso podremos llegar a perder misiones porque simplemente nos quedemos ensimismados golpeando a todo lo que se mueva en pantalla, y perdamos el hilo – aunque es difícil – de lo que realmente nos exigen para superar con éxito las misiones.

Nuestro bando aliado es representado siempre por el color azul en la interfaz del radar, los enemigos normalmente suelen ser de color rojo, a excepción de determinados momentos que se añaden otro tipo de enemigos especiales que llegan representados de color amarillo. Redactado aquí, no parece muy complicado, pero en la práctica debido a la rapidez con la que se desarrollan los acontecimientos podemos perder el hilo completamente. Especialmente cuando venimos de realizar diez o doce misiones donde la finalidad es acabar con todo lo que se mueve, y de buenas a primeras resulta que debíamos escoltar a determinado aliado.

One Piece Pirate Warriors 4 cuenta con tres modos de juego disponibles desde el inicio, Diario Dramático, que es simplemente el modo historia. En Diario Libre podremos volver a revivir las misiones del modo principal, y por último tenemos el Modo Diario de Tesoros. En este modo podremos realizar misiones especiales donde nos encontraremos con más jefes finales, enemigos más fuertes y en más cantidad, pero que a cambio de superar dichas misiones obtendremos más experiencia y dinero para canjear por habilidades del mapa de desarrollo de los personajes.

Como extras tenemos un modo galería donde podremos ver el modelo de los personajes con distintas vestimentas que podemos intercambiarles, y un visor de escenas de video donde podremos volver a visionar las secuencias de video del modo principal.

Como podéis imaginar, el juego ofrece una buena cantidad de horas debido al enorme contenido que incluye, por lo que constara bastante desbloquear todo el contenido del mismo. Más aún si queremos conseguir todos los trofeos.

One Piece Pirate Warriors 4: Manga en movimiento

En lo que respecta al aparado artístico, el juego bebe del universo en el que está basado, ofreciendo una adaptación de los personajes principales sobresaliente. El resto de personajes en pantalla, se encuentran notablemente detallados, pero con muy poca variedad – algo normal viendo la enorme cantidad de enemigos en pantalla – y que prácticamente pasan desapercibidos a pesar de estar estos también inspirados en el manga. No podemos decir lo mismo de los escenarios que, a pesar de encontrarse inspirados, nos han parecido bastante simples, y repetitivos.

Técnicamente el juego lo hemos podido probar en una PS4 estándar, en la cual se muestra un buen nivel de optimización a 60 FPS a 1080 de resolución. Sinceramente, es demencial el enorme número de personajes en pantalla batallando, aliados realizando acciones, y que todo se mueva con relativa soltura. Cierto es, que como hemos mencionado con anterioridad, no estamos delante de un juego puntero gráficamente, pero es obvio, donde destaca.

Respecto a su sistema de control, este es bastante sencillo, simple y efectivo. Con un mapeado de botones ya visto en otros títulos del mismo género, y donde se nota la experiencia por parte de Omega Force en este tipo de juegos del género. Pues consigue satisfacer con creces desde el primer momento a cualquier jugador independientemente de su experiencia en el género. Acertadamente han sabido llevar con un buen mapeado de botones los movimientos más sencillos y básicos necesarios para la jugabilidad, pero al mismo tiempo han incluido acertadamente una combinación directa con R1 + cualquier otro botón básico para realizar ataques especiales específicos de cada uno de los personajes controlables y que están inspirados totalmente de la obra de Eiichiro Oda.

Os podemos asegurar que el sistema de combate ideado para la ocasión es bastante atractivo, y logra conseguir con muy poco tiempo de juego, que el jugador realice una buena cantidad de combos, de una manera fácil y fluida.

Para terminar, el juego en su apartado sonoro incluye muy buenos efectos de sonido, la BSO no destaca en nada en líneas generales, y queda solapada por un doblaje original japonés estupendo, que entenderemos gracias a los textos en completo castellano.

Nuestra única pega, en líneas generales el juego adolece de una falta clara de variedad, pues básicamente los modos de juego son simplemente realizar misiones, o las mismas misiones del modo principal, donde la finalidad es terminar con todos los enemigos.

Conclusiones de One Piece Pirate Warriors 4

En definitiva, One Piece Pirate Warriors 4 nos ha parecido un título que nos ha sorprendido para bien, muy notable en muchos aspectos y que cimentar las bases para futuras entregas basadas en el loco mundo de One Piece. Si te gusta el género hazte con él, no defrauda en absoluto.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.