Roca Editorial estrena el curso con un adictivo thriller psicológico que nos traslada de nuevo al Londres actual como ya hiciera con el superventas Anatomía de un escándalo. Una trama judicial que se verá encendida por las pasiones y una desaparición que pondrá contra la pared a sus protagonistas. La traducción ha corrido a cargo de Jorge Rizzo.

La responsable de esta historia es Tasmina Perry, autora de éxito internacional con trece novelas en su haber que incluyen Kiss Heaven Goodbye, Private Lives y Guilty Pleasures. Sus libros han sido traducidos a veinte idiomas y se han vendido más de dos millones de copias en todo el mundo. Ella, ex abogada convertida en periodista galardonada, estaba escribiendo para la edición británica de la revista In Style cuando su primera novela Daddy’s Girls entró en el top ten y se convirtió en uno de los debuts más vendidos de los últimos años. Obsesión (Mine, 2018) es su primera novela con el seudónimo J.L. Butler y Sony Pictures ya la ha seleccionado para un futuro proyecto. Tasmina vive en Londres con su esposo, hijo y demasiados zapatos.

La novela de hoy nos muestra a Francine Day, quien acaba de cumplir 37 años y es una brillante abogada que trabaja en el Burgess Court. Fran es una mujer de origen humilde y fiel a sus rutinas; lleva desde los veinte años viviendo en su mismo piso a las afueras de Islington. Como os digo, está acomodada y protegida en una rutina diaria muy ordenada y típica: su gimnasio, su café Starbucks, sus vacaciones de diez días en Italia cada mes de agosto, dos relaciones románticas que habían alterado un largo periodo de soltería y unos amigos a los que ve muy poco. Actualmente trabaja en este bufete especializada en divorcios y necesita conseguir un caso importante para poder ser nombrada para el Consejo de la Reina (Queen’s Counsel). Sin embargo, las cosas se ponen feas cuando comete la imprudencia de iniciar una tórrida aventura con su cliente, Martin Joy.

La protagonista queda prendada de este importante hombre de negocios que ha amasado su fortuna gracias a las inversiones de su empresa Gassler Partnership. El divorcio entre Martin y Donna, con mucho dinero en juego, debería poderse resolver en las primeras reuniones de conciliación, pero ya habréis adivinado que esto no va a ser así de fácil. Diversas circunstancias y la obsesión de Fran con su nuevo amante, que se siente celosa de Donna, provocará que una noche les sigua hasta casa para espiarlos. Esa noche es la última vez que se ve a Donna con vida y Martin pronto se convierte en sospechoso de la desaparición de su esposa. Un caso civil pasa a convertirse en penal.

Os puedo asegurar que la trama se complica y bien. Nos enfrentaremos no sólo a sorpresas, dobleces en los personajes y datos del pasado que aderezarán la historia, sino que asistiremos a los riesgos que asumirá Fran como la pérdida de su trabajo, denuncias por negligencia o peligrosas implicaciones con la policia. La protagonista caerá como poseida en un auténtico torbellino que romperá su habitual rutina y la llevará a hacer cosas que antes no hubiera imaginado. Seguro que esto os suena, ¿verdad?

Uno de los puntos fuertes de este libro es su amplio elenco de personajes secundarios. Conoceremos al matrimonio socio de Martin: Sophie y Alex Cole. La figura del buen samaritano encarnado en el vecino Pete Carroll. Encontraremos consuelo en la mejor amiga de Fran, Clare Everett, que coincide que es psicóloga y por lo tanto aportará su granito de arena. Tendremos, inclusive, un investigador privado encarnado por Phil Robertson, experiodista. Por supuesto, contaremos con varios de los compañeros y jefes de Fran en el bufete. El encargado del caso de la desaparición será el Inspector Michael Doyle, quien irá descubriendo nuevos datos que nosotros ya manejaremos previamente, o… quizá no. Ahí lo dejo.

Vídeorreseña de Obsesión en La Nave de LanarkMcKlaor:

Estamos ante una perfecta y vívida descripción del Londres actual y su pulso vital en la zona donde se ubican los cuatro colegios de abogados más antiguos de la ciudad. Esto le confiere a las calles del Temple un encanto antiguo muy especial que os prometo te hace disfrutar. Esto se consigue gracias a la acertada elección de la primera persona para el tono narrativo. La atención de toda la acción la vamos a vivir desde los ojos de Fran, lo cual le imprime ese carácter adictivo que tiene el libro. La historia sigue una escaleta habitual en el género, no quiero engañar a los lectores asiduos, pero está bien diseñada y desarrolla un ritmo muy rápido. Os recomiendo esta moderna, sorpresiva y adictiva lectura que actualiza los consabidos peligros de una relación abogado-cliente y los estragos de la bipolaridad.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.