Monster Hunter Rise
Monster Hunter Rise

Monster Hunter vuelve a Switch con una entrega ágil y con varias novedades interesantes. Prepárate para descubrir Monster Hunter Rise.

Cazando en el Japón Feudal

En unos pocos años, Capcom ha sido capaz de convertir una saga de nicho en Occidente en una de sus franquicias con más éxito de su historia. De hecho, Monster Hunter World se convirtió en el juego más vendido de la historia de la compañía al realizar cambios profundos en las mecánicas básicas de la saga y abrirse al público con una entrega mucho más accesible y amigable con el jugador.

Tras el enorme éxito de World e Iceborne, su expansión, Monster Hunter vuelve a Switch con Rise, una entrega que aprovecha todos los cambios recientes en las mecánicas de juego e introduce otras nuevas que favorecen la exploración y el dinamismo en los combates.

Como en todas las entregas de la serie, Monster Hunter Rise utiliza una aldea como base de operaciones desde la que acceder a las misiones del modo historia y multijugador y, en esta ocasión, la elegida ha sido Kamura.

Conociendo Kamura

Cuando llegamos a Kamura por primera vez, descubrimos que la aldea está siendo asediada por unos monstruos que están aprovechando el Frenesí para diezmar a la población. El origen y el poder que emana de este Frenesí se convertirá en el centro de la trama del juego que, como siempre, no deja de ser una excusa para mandarnos a dar caza, una y otra vez, a todo tipo de monstruos cada vez más grandes y feroces.

Hay que destacar que, esta vez, Capcom ha ido un paso más allá – y no en el buen sentido – en su programación del contenido post lanzamiento que irá llegando al juego en los próximos meses. Llegados a un punto concreto de la historia, el juego lanza los créditos finales dejando la historia totalmente abierta y mostrando un mensaje que nos invita a esperar a una nueva actualización de contenido para poder ver el final del juego. Somos conscientes de que la historia nunca ha tenido peso en la franquicia Monster Hunter, y que ésta siempre se ha caracterizado por tener una política post lanzamiento impecable al añadir una cantidad ingente de contenido de forma gratuita, pero creemos que esto no justifica dejar la historia a medias.

Dejando a un lado, los problemas con la historia, volvemos un momento a Kamura para decir que, como siempre, será nuestro centro de operaciones y, desde aquí, tendremos acceso a la herrería, la cantina, la zona de entrenamiento y a todas las misiones que iremos desbloqueando a lo largo del juego. Por suerte, a diferencia de juegos como World o Generations, en Monster Hunter Rise el diseño de la aldea está mucho mejor pensado y nos permite trasladarnos de un punto a otro en pocos segundos sin necesidad de subir escaleras kilométricas o desplazarnos por zonas enormes solo para comprar un par de pociones antes de empezar una misión. Además, se ha incluido una nueva opción que nos permite transportarnos de una punta a otra de la aldea en cuestión de segundos.

Monster Hunter Rise

Hora de salir de caza

Monster Hunter ha tenido siempre el estigma de ser un juego muy tedioso durante sus primeras horas, al no saber explicar correctamente sus mecánicas básicas a los nuevos jugadores y al aburrir a los jugadores veteranos que quieren llegar a los retos interesantes cuanto antes. Monster Hunter World fue capaz, en parte, de eliminar esa barrera de entrada desechando misiones innecesariamente simples y explicando sus mecánicas de manera más amigable y, por suerte, Rise sigue un camino similar. Aunque los novatos se seguirán perdiendo en los menús de la herrería, y no sabrán utilizar la mayor parte de los objetos hasta que no pasen varias horas de juego, parece que Capcom se ha vuelto a esforzar para hacer el juego más accesible y acabar definitivamente con esa barrera de entrada que pudimos ver, sobre todo, en juego como Monster Hunter 3 y 4.

Antes de pasar a hablar de los cambios en la jugabilidad, hay ciertos pilares fundamentales que siguen intactos y, uno de ellos es el de la especialización con las armas y los estilos de combate. Al igual que World, Rise no ha incluido ningún arma nueva, pero todas ellas cuentan con nuevos movimientos y combos que le dan más versatilidad y profundidad. Por ejemplo, la espada y escudo cuenta con un par de combos básicos que podremos encajar con facilidad y que nos permiten atacar tras rodar con mucho menos margen de reacción, así como saltar en el aire para causar daño de conmoción a los monstruos. Además, iremos desbloqueando ataques para todas las armas que podremos ir intercambiando para adaptar el estilo de combate a uno que encaje con nuestra forma de jugar, lo que ofrece una variedad muy interesante.

Monster Hunter Rise: herrería accesible

El sistema de creación y mejora de armas y armaduras ha permanecido prácticamente intacto, lo que significa que tendremos a nuestra disposición decenas de piezas de armaduras distintas que podremos ir creando una vez que consigamos los materiales necesarios.

Rise aprovecha aquí todo el cambio visual a nivel de interfaz que trajo Monster Hunter World para ofrecer al jugador más información de manera clara en lugar de tener que estar navegando en decenas de submenús para obtener un simple dato. Además, Rise ha añadido nuevas pestañas muy visuales que nos permiten ver rápidamente que armas y piezas de armaduras tenemos en nuestro inventario para facilitar la creación de sets y comparar una pieza con otra rápidamente.

Monster Hunter Rise | Análisis

Exploración real

Capcom lleva unos años tomándose muy en serio el diseño de escenarios de la saga. Hasta Monster Hunter Generations, cada mapa estaba dividido en zonas que combinaban pasillos y salas amplias y que, además, tenían que cargar cada vez que llegábamos a ellas. Con Monster Hunter World se eliminaron las zonas y los tiempos de carga entre ellas para mostrar escenarios enormes que, pese a todo, seguían algo limitados a nivel creativo por la formula de pasillos que conectaban áreas amplias. Sin embargo, en Rise se mantiene el sistema de World pero va un paso más allá gracias al añadido del cordóptero.

El cordóptero es una nueva herramienta que usaremos durante la exploración y los combates que, en la práctica, podríamos definir como un látigo con muchos usos. Cuando estemos explorando podremos usar el cordóptero para agarrarnos a cualquier superficie y escalarla con total libertad para llegar a nuevas zonas. Repetimos: podemos engancharnos a cualquier superficie del mapa.

La llegada del cordóptero supone un cambio abismal en la jugabilidad porque, desde ahora, los mapas han dejado de estar limitados por paredes u obstáculos. En cualquier momento podemos optar por abandonar el camino y escalar una pared para movernos por la parte alta de los mapas y llegar rápidamente a la otra punta del escenario. También podemos escalar montañas enormes para acceder a zonas secretas donde hay materiales especialmente raros o escapar rápidamente de un monstruo que nos está machando poniéndonos a salvo en las alturas. La versatilidad de esta herramienta es enorme e iremos aprendiendo de ella y sacándole más partido con el paso de las horas.

Muchas novedades

Como decimos, esta herramienta facilita la exploración de los escenarios, pero no es la única mecánica que lo hace. Monster Hunter Rise incluye en sus escenarios una amplia variedad de fauna en forma de mariposas, caracoles y otros bichos y animales muy pequeños que podemos recoger para tener ventajas durante la misión. Por ejemplo, algunos bichos nos permitirán ampliar nuestra barra de vida y resistencia por encima de su límite, otros nos darán bonus pasivos de ataque y defensa y, los últimos, servirán como objetos que podremos aprovechar en los combates para confundir, paralizar o dañar a los monstruos. De esta forma, Rise nos invita a explorar los escenarios para encontrar bichos y mejorar a nuestro héroe antes de entrar en combate con los monstruos más peligrosos de cada zona.

Aliados de cuatro patas

Otra de las novedades tiene que ver con la llegada de los Canynes. Hasta ahora, Monster Hunter nos permitía acceder a las misiones acompañados de dos Felynes que luchaban a nuestro lado y suponían un apoyo fundamental. Sin embargo, muchos soñábamos con poder llevar a un perro a nuestro lado, y Rise ha cumplido, por fin, esta petición.

Los aliados Canynes también luchan a nuestro lado al igual que los Felynes pero, mientras que estos últimos cuentan con habilidades especiales que les permiten curarnos, lanzar bombas, o causar daños especiales a los monstruos, los Canynes nos permiten montar en ellos para movernos rápidamente por el mapa. Movernos en Canyne nos permite desplazarnos muchísimo más rápido de lo que lo hacemos corriendo a pie y, además, no gastamos resistencia en el proceso, lo que nos permite llegar a los monstruos con la barra de resistencia al máximo.

Como imaginaréis, combinar la exploración con el cordóptero con la velocidad de los Canynes han supuesto un cambio radical a la hora de movernos por cada uno de los mapas.

Un combate a muerte

En lo que respecta a los combates, Monster Hunter Rise es muy similar a World. Monster Hunter Rise ofrece combates épicos, intensos y muy frenéticos en los que un solo error puede arruinar por completo casi 50 minutos de lucha perfecta. Esta vez los combates se nutren más que nunca del diseño de escenarios donde las distintas alturas, las trampas naturales y los objetos destruibles juegan un papel protagonista.

En este sentido, los monstruos clásicos han vuelto prácticamente intactos por lo que cazar un Barroth o un Rathalos será sencillo si recordamos sus patrones de ataque, pero los monstruos nuevos son muy agresivos y, en ocasiones, casi más peligros que los clásicos, lo que nos obligará a estar alerta en todo momento. Intentar cazar una Diablos Negro sin aprovechar el entorno en nuestro favor para crear estrategias es un auténtico suicidio, y es ahí donde reside el verdadero potencial del cordóptero.

Como decimos, el cordóptero juega un papel un papel fundamental en los combates y suponen el cambio más importante en los mismos. Dependiendo del arma que llevemos equipada, podremos hacer entre uno y dos ataques distintos con el cordóptero que causan daño, bloquean al monstruo o le provocan estados alterados. Estos ataques cuentan con un cool down especifico para evitar que podamos usarlos constantemente, pero, si somos estratégicos, podemos sacarle mucho partido a cada uno de estos movimientos. Además, cuando ataquemos varias veces al monstruo con estos movimientos, podremos montarlo y usarlo para atacar a otros monstruos cercanos o bien estamparlo contra la pared para causarle un daño altísimo.

Los jugadores que vengan de Iceborne verán que el sistema de montar a los monstruos es la evolución lógica del sistema que se usó en ese juego, con la diferencia de que en Rise es mucho más útil y versátil.

Monster Hunter Rise

Switch a pleno rendimiento

Monster Hunter Rise utiliza el RE Engine para dar vida a los monstruos y escenarios. Esto significa que el juego lleva a la consola de Nintendo al límite y, aunque no llega al nivel de excelencia visual de Monster Hunter World, sorprende mucho desde el primer momento.

Los escenarios son enormes y, su verticalidad sorprende para bien. La libertad para movernos de una zona a otra esquivando obstáculos y atajando constantemente mientras accedemos a zonas secretas es, sin duda, uno de los mayores aciertos de esta entrega. Para que esto sea así, el diseño de niveles tiene que estar medido al milímetro y tenemos la sensación de que ha sido completamente así.

Por otra parte, el diseño y modelado de los monstruos, sin estar a nivel de World, sorprenden por su alto nivel de detalle. Además, su repertorio de movimientos y ataques es aun más amplio que antes, lo que da lugar a combates muy espectaculares incluso en las misiones de rango bajo.

A nivel sonoro nos encontramos ante un juego que bebe directamente del resto de entregas de la saga para dar forma a una banda sonora que los veteranos de la franquicia reconocerán al instante. La principal novedad llega de la mano del tema principal que escucharemos en la aldea y al finalizar cada misión del juego. Por lo demás, el juego llega con textos en castellano y voces en inglés.

Conclusiones sobre Monster Hunter Rise

Sin ser la mejor entrega de la saga, Monster Hunter Rise demuestra que tiene mucho que ofrecer y se convierte en uno de los juegos más interesantes de todo el catálogo de Switch.

Si los planes post lanzamiento de Capcom mantienen un ritmo regular añadiendo contenidos clave en forma de subespecies – por ahora no hay ninguna -, dragones ancianos y misiones de rango alto, podemos mantenernos enganchados al juego durante centenares de horas sin ningún problema.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.