Tras diez años de éxito de Mass Effect, franquicia desarrollada por BioWare, se estrenó en 2017 una nueva línea argumental con el videojuego Mass Effect Andromeda. Minotauro/timunmas, que ya había publicado previamente cuatro novelas canon, edita ese mismo año la novela Mass Effect Andromeda. La rebelión de la Nexus; y no iba a ser la última. Este año ha visto la luz la novela que nos ocupa, precuela también del videojuego, de tal manera que los seguidores pueden contar con una novela oficial que amplíe su universo favorito.

La novela, traducida a nuestro idioma por Traducciones Imposibles, ha contado con dos autores de lujo.

portrait of N.K. Jemison

N(ora). K. Jemisin (Iowa, 1972), autora de relatos cortos y novelas, vive y escribe actualmente en Brooklyn, NY (EE.UU). Sus trabajos han sido múltiples veces nominados para el Hugo, el Nebula y el World Fantasy Award; Ganó el Premio Locus de Mejor Primera Novela. En 2016, se convirtió en la primera persona negra en ganar el Premio Hugo a la Mejor Novela por La quinta estación. La Tierra Fragmentada 1. En 2017, lo volvió a ganar con El portal de los obeliscos. La Tierra Fragmentada 2. En España podemos disfrutar de su trilogía “El legado”, publicada por Minotauro. Además de escribir, ha sido psicóloga y educadora especializada en orientación profesional y desarrollo estudiantil. Es excursionista y ciclista, así como bloguera política/feminista/anti-racista. En la actualidad escribe una columna de opinión de libros del New York Times en la que cubre lo último en Ciencia Ficción y Fantasía.

 

Mac Walters es el director creativo de la serie de videojuegos Mass Effect, por la que ganó un BAFTA. También es el autor de la novela gráfica Mas Effect: Redemption. No desaprovecha ninguna oportunidad, sea en el medio que sea, de inventar universos en los que sus personajes puedan desarrollar sus propias aventuras.

 

 

 

Vayamos con la trama de la novela. Es el año 2184, unos meses antes de que la Nexus y las Arcas partan hacia la galaxia Andrómeda. La Teniente Cora Harper vuelve al Sistema Sol tras cuatro años en Thessia como integrante del Programa Valquiria de la Alianza. Precisamente, la acción arranca en Punto Tamayo, la puerta de entrada del Sistema Sol a la galaxia para los viajes básicos. Cora ha estado con una unidad de comando por todo el espacio asari, concretamente formando parte de Las Hijas de Talein, bajo las órdenes de Nisira T’Kosh, veterana superviviente de la campaña Ailanthus y del asedio de Arta. La pobre Cora ha puesto un pie en la estación y se ve inmersa en una entrevista capciosa que pretende indigar sobre su nuevo destino tras el abandono de las fuerzas armadas. ¿Quizá para incorporarse a la Iniciativa Andrómeda patrocinada principalmente por la empresaria Jien Garson?

Así es; siguiendo las indicaciones de su mentora Nisira, Cora se presenta ante Alec Ryder, el supervisor de todo el proyecto, científico y ex marine de la Alianza, un antiguo N7. Hace pocas décadas que el ser humano sabe que no está solo en el universo y no ha pasado mucho desde que Jon Grissom se convirtiera en el primer humano en dirigir una misión espacial a través del relé de masa. Sin embargo, un grupo de corporaciones y estamentos oficiales están muy interesados en expandir las fronteras lo antes posible, más allá de la Vía Láctea si cabe. Un viaje de más de seiscientos años que transportará a 100.000 colonos hasta la galaxia Andrómeda. De ahí la importancia de la Iniciativa Andrómeda. Y esta no puede aventajar a los demás si no es por una importante tecnología que acaba de ser robada.

Aquí tenemos la primera misión de Cora; Buscar y recuperar dicha tecnología. Para ello, contará con la ayuda de Ygara Menoris, una asari amiga de Cora. Ygara ha comprado un viejo destructor asari, el Osadía y ha formado una banda de mercenarios. Tres asaris (Tella Namir, Bannyn T’Dahn (la zapadora) y Leri T’Eln), una gigantesca turiana (Octavia Suran), un krogan (Jorgal Kih) piloto y especialista en drones y dos quarianos (Hanon’Milah y Shilu’Milah, del Qwib-Qwib). Todos ellos se van a embarcar en una misión encubierta de recuperación de tan valiosa código de información. Para ello, se internan en la estación Segunda Oportunidad. Y hasta aquí puedo leer.

La novela crece aventura tras desventura mientras el universo Mass Effect pasa ante nosotros. Os recuerdo que Cora es biótica. La barrera esférica que proyectan los asari, una facultad de control de la energía que tendrá que usar durante el libro hasta extremos insospechados. Hay referencias a razas, planetas, mecas, espectros, el origen de la expansión de la humanidad e inclusive a la nave Hyperion. Los escenarios se reparten entre lugares tales como la Estación Theia, quariana, dañada tras guerra entre humanos y geth. Asistiremos a la constante tirantez entre Alec y Cora y podremos indagar en sus personalidades, sus motivaciones, pasado, qué implica criarse en el Través, la importancia de los Pioneros,…

           “Planificadlo hasta la muerte y, después, planificadlo un poco más”

Pero si en algo se apuntala esta historia es en el desarrolo de las IV, las Inteligencias Virtuales. La Inteligencia Artificial transhumana denominada Simulación Adaptativa Matricial. SAM-E (Sammy), ha sido creada por Alec Ryder para el uso del equipo de pioneros y, como os digo, aquí podréis saber mucho sobre ellas. La novela, si bien se apoya en una franquicia de videojuegos, es perfectamente válido para un lector que quiera acercarse a una Space Opera. El aficionado disfrutará mucho por la combinación y expansión de la historia, con personajes suficientemente esbozados y con detalles de las cualidades representativas del juego, pero no deja de ser una aventura en sí misma.

Me quedo con el “Paquete de código ” tras el que anda media galaxia. Con Illium, el planeta comercial de las asari. Me encantan las debilidades de SAM-E, tales como que tartamudea, se enfada o divaga. Está insertada en la cabeza de Cora y es como hablar consigo misma. Me encantan las razas que salen: Batarianos, hanar, quarianos y krogan entre otros. La figura de Eppo Wen, agente de información, que es de manual. Es muy interesante que los capítulos sean precedidos de breves extractos que nos aportan flashes de información en formato de periódicos, programas de televisión, anuncios,…). Algunos vinculados con hechos cercanos al descubrimiento por parte de los humanos del uso de la señal correcta del relé o bien con los ¿oscuros? orígenes de Alec Ryder. El Doctor Wei Udensi es otro secundario de libro. Por último, me quedo con las estaciones Tranquilo Eddy y Segundo Hogar y la poderosa IA Medea, que da muuucho miedo en medio de tantas intrigas.

Emisión de La Nave de Lanark McKlaor que incluye el tráiler del videojuego.

¿Qué vais a encontrar aquí los jugadores de MEA? Una historia ubicada un año antes de la partida de la Nexus y las Arcas hacia la galaxia Andrómeda, donde los protagonistas son la teniente Cora Harper y el pionero Alec Ryder. Ahondaremos en las circunstancias que rodearon el reclutamiento de Cora y su primera misión. No faltarán enfrentamientos donde empleará sus dotes bióticas y detalles de cómo empezó su unión con SAM-E. Lo mismo currirá con Alec, explorándose aquí más su vertiente científica y su importante papel en la creación de IAs más evolucionadas, determinantes para el viaje y el control del espacio. Las referencias al inicio de la expansión humana, las razas (Asaris, Salarianos, Krogans, Turianos,…) y el posicionamiento de los grupos de poder en la Vía Láctea salpicarán la novela para saciar al aficionado que busca expandir la historia desde la pantalla al papel.
¿Qué va a encontrar el lector que no es jugador? Una Space Opera que no debe desdeñar. Hace tiempo que no me canso de repetir que las novelas canon de videojuegos cuentan con mucho dinero detrás. Eso les permite elegir escritores con experiencia y que, además, son aficionados de la franquicia que novelan. Esto resulta en un producto de calidad, lecturas pensadas para entretener sin mayor complicación, pero desarrollando las tramas con un patrón que consigue el propósito de expandir su universo, aunque quizá yo hubiera agredecido un poco de más densidad en esta historia.

Una buena oportunidad para leer una Space Opera correcta que satisfará a los jugones. A los demás os ofrecerá un misterio con una trama de intereses cruzados en torno al interesante desarrollo de las Inteligencias Artificiales y las Inteligencias Virtuales. Y, quién sabe, quizá después os animéis con el videojuego.
Pioneros, poneos la armadura, coged la omniherramienta y alistaos en la Iniciativa Andrómeda. ¿Te vas a perder el gran viaje de la humanidad?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here