Marvel Saga El Castigador 8. El regreso de BarracudaBienvenidos al octavo tomo de “Marvel Saga El Castigador”. Un volumen donde Frank Castle no asoma, cediéndole el testigo a Barracuda, en una limited donde se nos explica cómo sobrevivió, vemos cómo planea su venganza y en el trayecto de una cosa a la otra nos echamos unas risas. Porque Ennis sigue con su humor gamberro, bestia y soez. Y en esta entrega va quizás un paso más allá en cuanto a violencia y sexualización, superando las dosis que había mostrado hasta ahora en la serie. Goran Parlov repite a los lápices y en esta ocasión también se encarga de las portadas de la limited dedicada a Cuda. Parlov sigue mostrando a hombres grandes y fornidos, a hombres dejados y abandonados, y a mujeres exuberantes, entre otras cosas.

La última vez que vimos a Barracuda estaba siendo arrojado a su muerte, directo a las fauces de un tiburón. Pero logró sobrevivir a eso. El acercamiento realista que habíamos visto hasta ahora en la recopilación, se toma un descanso, y es que después de sagas duras como “Los Esclavistas”, presentar a Barracuda fue un soplo de aire fresco y risa fácil, y su regreso sigue por la misma línea. Ya volverá la cruda realidad, no os preocupéis. Y si nos despedimos de él junto a una boca, le re encontramos junto a otra, una que sabe como tenerle contento, aunque sea de usar y tirar. Y es que Barracuda no establece vínculos duraderos con nadie.

La historia es que un mafioso llamado Chris Angelone contrata a Barracuda para que proteja a su hijo Oswald mientras éste mata a Leopoldo Luna, un presidente corrupto que le ha subido las tasas por la exportación ilegal de narcóticos a Angelone. De este modo pretende ajustar cuentas y tener vía libre para su negocio, y al mismo tiempo conseguir que su hijo se haga un hombre matando a su enemigo.

El problema es que el hijo no tiene ni media torta, es un nisu, uno de esos personajes que ni su madre conoce, llenos de acné y con gafotas, que apenas habla y que nada más verlo sabes que es el que se lleva todas las collejas en el instituto. Encima es hemofílico. Una pena de chaval.

Marvel Saga El Castigador 8. El regreso de Barracuda

Al mismo tiempo Cuda va a jugar a dos bandas, ya que conoce a Leopoldo, y quiere quitárselo de en medio para colocar a su tetona mujer, Wanda, ex actriz de cine porno con record en doble anal, en el poder. Añádele al cóctel un cura pederasta, un amigo de Barracuda con gusto por travestirse,  y que Leopoldo tiene la costumbre de arrojar al volcán a sus enemigos, y tienes todos los ingredientes que te harán disfrutar de esta historia. ¡Ah! Y regresa Digby, un viejo conocido de Cuda, que se encargó de aliviarle las noches que paso en la cárcel, y a quien recordaréis del tomo anterior.

El final de la historia es bestia y desternillante como él solo, una delicia de lectura. Y esa escena final con un canibalismo plenamente insinuado es un buen final al tomo. Esperando al regreso de Frank en la próxima entrega. Porque Barracuda tiene ganas de revancha. Y nosotros de leerla.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.