live a live

Allá por la década de los 90, la ya extinta Squaresoft sacaba uno de los mejores juegos de rol que ha existido. Live A Live veía la luz un 4 de septiembre de 1994 para la mítica Super Nintendo. Por desgracia para el resto de jugadores, no saldría del país nipón, por lo que los amantes de los JRPG nos quedamos con la miel en los labios.

En febrero de 2022, Square Enix anunció el más que esperadísimo remake en HD para Nintendo Switch, juego que ha visto la luz el pasado mes de julio.

Un viaje espectacular a través de la historia

Live A Live es un título que se divide en 7 episodios formidables, con historias independientes que van desde la prehistoria hasta el futuro más lejano, pasando por el salvaje Oeste o la China imperial. Cada una de estas historias cuentan con sus propios protagonistas y su propia temática, además de un estilo artístico y mecánicas que varían de un capítulo a otro.

Aunque podremos jugarlo de la forma en la que deseemos, os recomendamos que lo hagáis en orden cronológico, es decir:

  • Prehistoria
  • China imperial
  • Ocaso del período Edo
  • El salvaje Oeste
  • Presente
  • Futuro cercano
  • Futuro lejano

live a live

Al completar estos capítulos desbloquearemos un octavo que pone el broche de oro a la trama de Live A Live. 

Aventuras independientes dentro de una gran panacea 

En la prehistoria nos pondremos en la piel de Pogo y su compañero Gori. El cavernícola será expulsado de su tribu por dar cobijo a una chica que iba a ser sacrificada por un clan vecino. En esta aventura tendremos que jugar con nuestro ingenio ya que no habrá comunicación verbal entre los personajes. Pogo tendrá que hacer uso de su olfato para guiarse, avanzar y sobrevivir.

Durante el episodio de la China imperial (uno de los mejores) conoceremos la historia de un viejo maestro de kung-fu que busca a la desesperada un pupilo para entrenarlo y transmitirle todos sus conocimientos y habilidades. Nuestro protagonista terminará encontrando a tres jóvenes algo conflictivos pero con ganas de aprender.

En el Ocaso del período Edo manejaremos a Oboromaru, un maestro del sigilo, un shinobi que es enviado por su maestro a una misión secreta para rescatar a un rehén importante.

Podremos completar nuestra misión de manera directa (enfrentando a nuestros enemigos) o en sigilo.

El salvaje Oeste, nuestro episodio favorito y el que posiblemente sea el mejor de todos, nos presenta a un forajido buscado por la justicia. Conoceremos a Mad Dog, quien le pisa los talones a nuestro protagonista tratando de darle caza para cobrar la recompensa por su cabeza.

Llegaremos a Success Town, un pueblo solitario asolado por un grupo de forajidos. Tendremos que aparcar nuestras diferencias con Mad Dog y colaborar para enfrentarnos al enemigo.

En el Presente manejaremos a Masaru Takahara, un chico que se inscribe en un campeonato mundial de lucha. ¿Nuestro objetivo? Obtener el título «El más fuerte del mundo».

En el Futuro cercano conoceremos la historia de Akira, un joven con poderes telequinéticos que tendrá que enfrentarse a una asociación que trata de darle caza a él y a su hermana. Contaremos con la ayuda de Buriki Daioh, un robot que hará nuestra travesía algo más amena.

Por último tenemos el episodio Futuro lejano, donde viajaremos a bordo de una nave espacial que se dirige al planeta Tierra. Cube, nuestro personaje, tendrá que lidiar con una bestia que anda suelta por la nave para proteger a la tripulación.

Un episodio final que une todas las travesías

El último episodio, el que desbloquearemos al completar los anteriores, cierra la trama de este espectacular juego. No os hablaremos mucho de su contenido para evitar spoilers. Solo añadir que podremos escoger de entre todos los héroes de episodios anteriores para formar nuestro equipo para esta última aventura que se desarrolla durante la Edad Media.

Detalles espectaculares para un juego espectacular

La jugabilidad que nos ofrece Live A Live es sencillamente extraordinaria. Vemos como los escenarios en los que se desarrolla el juego cuentan con todo lujo de detalles y hacen de cada capítulo una experiencia de juego única. Por ejemplo vemos como en El ocaso del período Edo, tendremos la posibilidad de usar el sigilo como herramienta principal. En la prehistoria tenemos las habilidades de rastreo de Pogo, que con su olfato nos señalará el peligro y el camino a seguir. El salvaje Oeste, por ejemplo, nos dará la opción de preparar el campo de batalla con trampas que harán más sencillo el combate contra los forajidos. En definitiva, cada historia nos ofrecerá distintas posibilidades para afrontar los desafíos.

Estrategia como sistema de combate

Live A Live tiene un elaboradísimo sistema de combate, algo añejo, pero que volvemos a ver de manera progresiva en los diferentes RPG que van saliendo en la actualidad.

Al sistema de combates por turnos, se suma una cuadrícula por la que tendremos que desplazarnos y cuyas casillas nos servirá también para delimitar hasta donde tienen alcance nuestros ataques. Tendremos que hacer uso de nuestro ingenio y elaborar diferentes estrategias para cada enfrentamiento.

live a live

En cada enfrentamiento podremos elegir las distintas habilidades de nuestros personajes, decidir si usar algún objeto, esperar los movimientos del enemigo o abandonar el combate.

Estas mecánicas hacen que cada enfrentamiento sea totalmente distinto, subiendo aún más el nivel de Live A Live.

Gráficos clásicos «rejuvenecidos» gracias al HD

El apartado gráfico es lo que más nos ha sorprendido. Live A Live ha conseguido un estilo artístico (similar a títulos como Octopath Traveler o a Triangle Strategy) inmaculado, con escenarios en 2D HD con una estética basada en el pixel art que tanto vimos a finales de la década de los 80 y sobre todo en los 90. La implementación de sombreado, el juego de luces y los reflejos (que son super realistas) hacen del juego una joya también en lo visual.

live a live

Cada capítulo cuenta con sus propios escenarios y paisajes que son inigualables y dignos de contemplar. Están plagados de elementos característicos de cada época y cuentan con detalles ínfimos que nos han enamorado (hasta el simple hecho de ver una mota de polvo atravesar el desierto en el salvaje Oeste).

Se nota que Square Enix se ha tomado muy enserio las mejoras gráficas a la hora de remasterizar este juegazo con respecto al título original.

Una BSO digna de una verdadera maestra

Puede sonar repetitivo, pero es que en cuanto a la calidad de su banda sonora, Live A Live también es superlativo. La maestra Yoko Shimomura (Street Figther II o Kingdom Hearts entre otros) consigue una ambientación acorde a cada era.

La BSO es tan buena que podremos acceder a ella a través de una gramola conforme vayamos completando capítulos.

En lo referente al doblaje, tendremos la posibilidad de jugar o bien en inglés o bien en versión original (japonés). Nosotros hemos jugado en japonés y la verdad es que os lo recomendamos.

¿Merece la pena Live A Live?

Lo primero que queremos dejaros claro es que, pese a que Live A Live puede ser uno de los mejores juegos del catálogo de Nintendo Switch, no es el típico JRPG al que estamos acostumbrados. Sacrifica algunas de las carácterísticas típicas de un juego de rol como el farmeo de experiencia, la exploración o la creación de nuestro propio personaje desde cero. En cambio, tenemos una historia lineal pero eso sí, muy muy buena.

Aún con esto, nosotros os recomendamos que le deis la oportunidad y que disfrutéis de la experiencia de Live A Live.

Lo mejor y lo peor

  • Desde Fantasymundo nos quedamos con la ambientación de cada capítulo, la mejora gráfica, la jugabilidad y el conjunto de la trama (con casi todo).
  • Es difícil sacar algo peyorativo de este juegazo, pero si tuviéramos que hacerlo, quizás sería lo lineal que es en algunos tramos y la cantidad de cinemáticas que tienen algunos capítulos.
FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Leo, juego, escribo y vivo. Lo demás puede esperar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.