Opportunity

Una de las mayores tormentas marcianas jamás registradas está amainando tras casi tres meses, lo que aumenta las posibilidades de que el rover Opportunity de la NASA, que se propulsa con energía solar, pueda volver pronto a la vida. Esta tormenta fue detectada por primera vez el pasado 30 de mayo, y el rover, que lleva 15 años sobre la superficie de Marte, dio señales de vida por última vez el 10 de junio, a medida que el polvo bloqueaba la luz del sol y la oscuridad invadía el Planeta Rojo.

La nasa calificaba la situación ayer por la noche como “crítica”, pero añadía que “el equipo del rover es cautelosamente optimista, ya que sabe que el vehículo ha superado retos significativos en sus 14 años extras sobre la superficie marciana”. Si no se produce un nuevo contacto, la NASA dejará de realizar esfuerzos activos por reactivar el Opportunity a mediados de octubre.

Si no oímos hablar del rover durante más de 45 días, el equipo se verá forzado a concluir que el polvo bloqueó la luz solar y el frío marciano ha causado daños al rover, de los que no puede recuperarse”, aseguró John Callas, jefe del proyecto Opportunity, desde el Jet Propulsion Laboratory.

En ese punto, nuestra fase activa para llegar de nuevo al Opportunity llegarán a su final”. Sin embargo, añade, “los intentos pasivos de escucha continuarán durante muchos meses, debido a la probabilidad de que haya gran cantidad de polvo bloqueando la recepción de la luz solar en los paneles solares”.

El Opportunity y su vehículo gemelo, el Spirit, aterrizaron en 2004 en Marte para una misión de 90 días y para recorrer y analizar casi un kilómetro de distancia. El Spirit duró 20 veces lo previsto, y se quedó atrapado en suelo blando en 2009. Su misión fue formalmente declarada como finalizada en 2011.

El Opportunity ha tenido una vida útil en más de 60 veces lo planeado. Ha viajado unos 45 kilómetros y encontrado evidencias de agua en marte, y condiciones que algún día pudieron sustentar vida microbiana.

Otro vehículo, más grande y nuevo, aterrizó en 2012 y no se ha visto afectado por la tormenta de polvo, ya que opera con baterías nucleares. Las tormentas de polvo marcianas son comunes, y pueden ser bastante virulentas, al tener el Planeta Rojo una atmósfera bastante más fina. Normalmente duran desde unas pocas semanas a unos pocos meses.

¡Suerte, Opportunity!

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.