Acinetobacter baumannii
Acinetobacter baumannii

Investigadores de la Universidad del Sur de California (USC) han descubierto que un viejo antibiótico puede ser una herramienta nueva y poderosa contra una superbacteria mortal, gracias a un innovador método de detección que imita mejor las condiciones dentro del cuerpo humano. Este antibiótico, la rifabutina, es “altamente activo” en la lucha contra Acinetobacter baumannii resistente a múltiples fármacos, una causa importante de infecciones potencialmente mortales en las instalaciones médicas, según los investigadores. El estudio aparece hoy en Nature Microbiology.

La rifabutina ha existido durante más de 35 años, y nunca nadie la había estudiado para detectar infecciones por Acinetobacter“, comenta el primer autor del estudio, Brian Luna, profesor asistente de microbiología molecular e inmunología en la Escuela de Medicina Keck de la USC. “En el futuro, podemos encontrar muchos antibióticos cuya utilidad se ha perdido durante los últimos 80 años porque las pruebas de detección utilizadas para descubrirlas fueron poco óptimas“.

La rifabutina se usa para tratar la tuberculosis, especialmente en personas con VIH/SIDA que no pueden tolerar un medicamento similar, la rifampicina. Está en la Lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, que agrupa a los más seguros y efectivos necesarios en cualquier sistema de salud.

Hasta ahora, este antibiótico no había sido probado contra Acinetobacter baumannii, que surgió durante la Guerra de Irak como una superbacteria que mataba tropas en instalaciones militares. Acinetobacter causa neumonía, meningitis e infecciones del torrente sanguíneo. Tiende a afectar a pacientes que requieren hospitalizaciones prolongadas y dispositivos invasivos como catéteres y ventiladores.

Desde la década pasada, la presencia e incidencia de Acinetobacter baumannii no ha hecho sino aumentar en todo el mundo. Actualmente es clasificado por la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas como uno de los seis más importantes microorganismos multirresistentes a nivel mundial.

Una de las razones por las que se pasó por alto la alta efectividad de la rifabutina contra las superbacterias es por las técnicas de detección actuales, dijeron los investigadores. Desde la década de 1940, se han probado antibióticos nuevos o existentes contra bacterias cultivadas en “medios de cultivo ricos”, un caldo o gel lleno de nutrientes que acelera el proceso al hacer que las bacterias crezcan rápidamente.

La rifabutina tiena ahora una nueva utilidad gracias a un nuevo enfoque diagnóstico a la hora de analizar las propiedades de los antibióticos contra las superbacterias

Pero las bacterias crecen de manera muy diferente dentro del cuerpo humano“, afirma Brad Spellberg, director médico del Centro Médico del Condado de Los Ángeles-Universidad del Sur de California y autor principal del estudio. Entonces, el equipo diseñó un nuevo tipo de medio “limitado en nutrientes” que imita mejor las condiciones dentro del cuerpo. Ellos plantearon la hipótesis de que los medios más realistas podrían desenmascarar antibióticos con potencias ocultas.

Descubrieron que la rifabutina era vigorosamente activa contra Acinetobacter baumannii cultivada en los medios limitados en nutrientes (así como en el tejido animal) pero no era efectiva contra las bacterias cultivadas en los medios más comúnmente utilizados.

Los científicos descubrieron que la rifabutina utiliza una estrategia única de caballo de Troya para engañar a las bacterias para que importen activamente la droga dentro de sí mismas, evitando las defensas bacterianas de las células externas. Esta “bomba” que importa el medicamento sólo está activa en los medios más similares a las condiciones del cuerpo humano. Los investigadores encontraron que en los medios de cultivo ricos tradicionales, los altos niveles de hierro y aminoácidos suprimen la actividad de la bomba.

La rifabutina se puede usar inmediatamente para tratar tales infecciones porque ya está aprobada por la FDA, es barata y genérica, y está en el mercado“, señala Spellberg. “Pero nos gustaría ver ensayos aleatorios controlados en humanos para demostrar su eficacia en condiciones variables“.

Fuente: Nature Microbiology.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.