Su título no engaña: La increíble improbabilidad del ser (Pasado & Presente, 2018; originalmente publicado en 2014) es un ensayo divulgativo increíble, por su calidad; improbable, por su estilo personal y -por momentos- incluso casi íntimo; y es uno de esos textos científicos divulgativos que, cuando uno lo empieza, rápido se da cuenta de que le durará poco entre las manos.

Alice Roberts (Bristol, Inglaterra, 1973) nos ha dejado estupefactos, y lo hará contigo también si frecuentas este tipo de textos, porque comunica de una forma diferente a cualquier otro/a autor/a que (posiblemente) hayas leído. Se dirige directamente a ti, te incluye en el texto, en la narración y el argumento, porque el protagonista de este ensayo (también) eres tú.

Una táctica pedagógica que aquí funciona como un reloj porque consigue, al trufar el hilo argumental de pequeñas historias personales, que te sumerjas hasta tal punto que, por un momento, olvides que estás ante un texto científico.

Y esto, mientras te formula preguntas transcendentes: ¿Cómo había llegado a ser como era, cuando en el momento de la concepción no era más que una sola célula? O ¿por qué tenemos cabeza? O ¿cómo sonaban los neandertales?, ¿de dónde procede la laringe? O ¿por qué las caderas femeninas no se han hecho aún más anchas, permitiendo un parto más sencillo y una estancia más prolongada del feto en el interior de la madre? O ¿cuándo cambiaron los tobillos y los pies de nuestros ancestros? Además de otras igual de interesantes que éstas.

Sí, es cierto, este es un texto que, por tema y materia, encaja muy bien en este estilo. Pero ahora nos toca a nosotros preguntar: ¿cuántos textos de divulgación científica, con temas que también nos incluyen y afectan, optaron por este estilo inclusivo y, aún por encima, consiguieron conectar tan bien con la persona lectora y transmitir tan eficazmente sus conocimientos y puntos de vista? Con tu respuesta ya queda todo dicho sobre esto.

Y otra realidad va anexa a esto: Alice Roberts demuestra que la divulgación científica tiene todavía un amplio campo por explorar en su objetivo de llegar más y mejor al gran público.

Otra de las virtudes de La increíble improbabilidad del ser (Pasado & Presente, 2018) está en la amplitud de disciplinas de las que echa mano Roberts para desarrollar, relacionar y explicar sus contenidos y conclusiones. No en vano, estamos hablando de una científica interdisciplinar con conocimientos y experiencia en áreas tan distintas, y complementarias, como la anatomía, la antropología, la arqueología, o la paleontología; entre otras.

Todas ellas reunidas, y puestas al servicio, de un amplio conocimiento. En un libro orientado a explicarnos cómo y cuándo se desarrollaron las distintas partes de nuestro cuerpo, cómo ese se proceso de evolución nos ha relacionado con otras especies y otros seres vivos, y cómo todo este caminar por el tiempo y el espacio demuestra que somos una maravillosa máquina biológica… pero de diseño accidental e igual de maravillosa que otras tantas en el mundo vivo conocido hasta ahora.

La evolución humana es un tema que nos afecta a todos. Cada uno de nosotros es muestra de numerosos procesos que el tiempo y la selección natural han puesto en marcha y han definido con mayor acierto. Y a la hora de explicarlo, Roberts se muestra no solo didáctica y cercana, sino también clara y contundente. Para muestra un botón:

“(…) no eres el summum de la evolución, como quizás te hubiese gustado imaginar; estás muy lejos de ser una creación perfecta y te pareces más a un batiburrillo de piezas, resultado de millones de años de ajustes y remedos. Pero, por lo que a la selección natural respecta, eres un batiburrillo que funciona bien, y por eso estás hoy aquí.” (pág. 30)

Un batiburrillo que se relaciona, como no, con otras especies animales en otros momentos del espacio y del tiempo. Una rama del árbol de la vida que, surgiendo de la misma raíz, evolucionó (y evolucionará) de forma tan distinta como parecida con respecto a otros seres vivos.

Y este es, precisamente, el apasionante camino que Alice Roberts nos propone recorrer. El de examinar la anatomía del cuerpo humano y, por partes, de arriba hacia abajo, observando su evolución a lo largo del tiempo y comprobando las asombrosas relaciones existentes (aquellas que la Ciencia puede demostrar ahora, a la espera de que los próximos avances nos sigan descubriendo nuevas y apasionantes relaciones) con otros procesos evolutivos, con otras especies, y con otros momentos en el tiempo -algunos, varios cientos de millones de años atrás en el calendario-.

En este ensayo descubriremos cosas sorprendentes, como la relación ancestral de los seres humanos con otros seres vivos acuáticos; o la fascinante forma en cómo se forma el cráneo y la cabeza a partir de un grupo específico de células; o la relación que puede haber entre la distinta proporción en que se presenta el daltonismo en primates y en humanos, y el proceso de selección natural; o los fascinantes misterios que rodean a un órgano, aparentemente relacionado con  el habla, como es la laringe… en un estilo divulgativo extraordinariamente distinto y más eficaz que muchos otros a los que podamos estar acostumbrados antes.

Si estás interesado por el tema, ya estás tardando en leer un texto de divulgación científica increíblemente improbable, que tardará mucho en ser superado en cuando a su capacidad real de acercar los fascinantes conocimientos de la evolución, y la naturaleza y el cuerpo humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.