La música es un elemento que nos acompaña y nos enriquece durante toda nuestra vida. Es un compañero que trota y baila dentro de nuestra cabeza mientras estamos en casa, cuando trabajamos, en nuestros desplazamientos en el coche, moto, en bicicleta o a pie por la calle caminando, sin contar, por supuesto, cuando nos encontramos disfrutando de una película o videojuego en el que una buena banda sonora es la auténtica protagonista.

Las melodías que nos gustan nos conectan con el mundo y con otras personas a unos niveles que no alcanzan ninguna otra forma de expresión del arte. La música en nuestras vidas nos transporta con notas y ritmos que se mezclan logrando combinaciones únicas y que hacen aflorar distintos sentimientos en sus oyentes.

Las variantes rítmicas son capaces de despertar emociones y cambiar estados de ánimo en las personas de cualquier edad. Mucho se ha escrito sobre el “Efecto Mozart” y la importancia de la música en la estimulación temprana de los bebés, incluso antes de su nacimiento.

El poder de la música

La música es creatividad en sí misma y es un método que permite la conexión entre individuos de diversas culturas o distintas características, ofreciendo una oportunidad de encuentro dentro de un grupo heterogéneo. La música es también un lenguaje universal de comunicación y es capaz, en este sentido, de conectar los continentes y superar todas las distancias y las diferencias étnicas o culturales.

Como ejemplo de lenguaje musical que supera cualquier barrera tenemos las partituras para piano de https://musiclave.com/descargar-partituras-para-piano-gratis-pdf/, partituras fáciles de piano que puede compartir cualquier iniciado en este idioma, sin importar el lugar donde se encuentre o la lengua que hable.

La música consigue llegar a lo más profundo de los seres humanos y ofrece a los artistas de esta disciplina una forma de expresión singular, de transferir y compartir un sentimiento, una vivencia, una idea que mueve algo dentro de los que la reciben. Es una obra que se vive tanto desde el lado del compositor y / o interprete como de sus auditorios.

Cuando hablamos de la música como objeto de estudio o forma de expresión, esta tiene el poder de promover el desarrollo personal, el crecimiento y la superación a través de un proceso de transformación. Durante dicho proceso, la persona adopta nuevas ideas o cambia su forma de pensamiento o de entender el mundo, abriéndole nuevos horizontes.  Además, este crecimiento puede ser transmitido y generar en los demás nuevos pensamientos, comportamientos o actitudes, adquiriendo nuevos compromisos y afrontando retos.

La música es un arte que encierra mucho poder. El poder de la inspiración, de la motivación, de la estimulación, de la creación, de la transformación personal y de producir un influjo sobre los demás.

Cuando escuchamos música sentimental o agresiva se producen cambios visibles en nuestro humor. Todos hemos experimentado estos cambios en nuestro modo de sentir. Tanto es así que es una técnica de marketing muy utilizada para que los consumidores compren en determinados entornos, como los supermercados, de forma más relajada o consuman productos más rápidamente en los restaurantes de comida rápida.

También lo hemos visto en esas películas o videojuegos que aprovechan de forma magistral un tema musical para acompañar una escena especialmente emotiva o dramática para darle ese toque especial que no se consigue solo con la imagen. El caso de la trilogía de El Señor de los Anillos de Peter Jackson es el ejemplo perfecto de como cualquier escena puede cobrar un significado especial y concreto en función del tema que estemos escuchando de fondo. Cuando nos presentan a Sam por primera vez, ya le acompaña su tema propio que nos transmite lealtad y amistad firme por Frodo.

Los beneficios de escuchar música

Escuchar música, no solo participar activamente de ella con el estudio de un instrumento, estimula el cerebro, tanto para la creación de nuevas ideas, facilitando la concentración, como para conciliar el sueño. Todo depende del género musical y el tipo de melodía que escuchemos nos ayudará a gestionar el estrés, a relajarnos, o sentirnos eufóricos y llenos de vida, etc.

Se trata de un arte que nos acompaña desde siempre y que ha dejado huellas de su presencia desde los primeros seres humanos que poblaron la Tierra. No sabemos prescindir de ella y, además, tiene efectos muy positivos sobre nuestra salud.

En este sentido, los beneficios que aporta la música son muchos, y aunque la lista sería interminable, vamos a hacer hincapié el algunos de ellos. Es fuente de alegría y felicidad, aumenta el rendimiento en el deporte, es un buen medicamento para el corazón, tal y como demuestran estudios recientes, que señalan que escuchar música disminuye la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea y reduce la ansiedad en los enfermos que padecen de corazón.

Como ya hemos indicado, escuchar melodías rítmicas que sean de nuestro agrado también reduce el estrés, ayuda a conciliar el sueño (somos muchos los que dormimos escuchando música de fondo), siendo un gran aliado contra el insomnio, mejora el movimiento y la coordinación y las defensas de nuestro organismo, aumentando la eficacia de nuestro sistema inmunológico.

Pero, además de todos estos beneficios, la música es esencial para el ser humano porque lo hace conectar con su lado más espiritual, siendo mucho más que ondas sonoras que penetran por nuestros oídos, pues son capaces de mover sentimientos y sensaciones mucho más profundas.

La música tiene ese poder de acercarnos a una dimensión espiritual porque supera la misma materia, predispone a los seres humano a trascender a un nivel superior que nos hace abrirnos a los demás, romper las barreras de las diferencias y facilitar la comunicación entre distintos grupos culturales y sociales.

La música se disfruta más cuando se comparte con los demás así que… ¿Cuál es vuestra canción o banda sonora favorita?

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.