Entre las novedades de enero de Milky Way aparecía Kuro, un misterioso y oscuro seinen de tres tomos de Somato, mangaka que permanecía inédito en nuestro país. Y es que esta editorial, caracterizada por editar obras de gran calidad, está apostando fuerte por autores noveles o desconocidos fuera de las fronteras japonesas, dándonos la posibilidad de descubrir nuevas voces interesantes.

Como la de Somato, cuyo manga llama poderosamente la atención por el uso del color. La mitad del primer tomo está coloreada, algo inusual entre el clásico blanco y negro del manga, que hace de este tomo una delicia visual. Pero el color no responde solo a motivos estéticos, sino que forma parte relevante de la trama (o al menos así lo he entendido). Una trama oscura, cargada de misterio y al mismo tiempo dulce y enternecedora, pues nos habla sobre las aventuras inocentes de una niña y su gato.

Coco es una huérfana que vive sola en una mansión enorme. Bueno, sola no; la acompaña Kuro, un gato negro bastante… particular. Y es que solo hay que verlo para darse cuenta de que no es la típica mascota, por más que a ojos de su dueña solo haga cosas de gato, como meterse en sitios estrechos o perseguir hilos.

Así transcurre la rutina de la niña, entre los juegos con Kuro y las visitas de su profesora Brenda, sus amigas Sésame y Milk o del Doctor, todos ellos personajes que parecen saber qué son esos monstruos negros que rondan el pueblo y que Coco es incapaz de ver. Pero hasta ella, en su ingenuidad infantil, conoce la regla más importante del pueblo: jamás abandonar el camino.

Mediante todos estos elementos Kuro le arroja a la cara al lector la pregunta alrededor de la que gira su misteriosa trama y que lo mantendrá irremediablemente pegado a sus páginas: ¿qué ocurrió en este pueblo? A medida que la historia avanza, Somato va dejando caer pistas para armar el puzle que, sin embargo, siguen suscitando más cuestiones: ¿qué son esos monstruos que habitan el bosque? ¿Por qué Kuro es tan particular? ¿Qué tiene que ver Coco con todo esto?

El suspense va in crescendo en todo momento a través de una narrativa muy cuidada que deja de lado la linealidad para explorar y mezclar otros recursos como la narración de breves instantes y anécdotas que caben en una sola página, flashbacks, cambios de narrador o la curiosa elección de mantener la segunda mitad del volumen en blanco y negro. Lo que en principio podría parecer un caos narrativo, manejado con la maestría de Somato termina erigiéndose como una característica muy personal de Kuro.

En este volumen también destaca el fuerte contraste entre el colorido (y hasta cierto punto adorable) estilo de dibujo del mangaka y el tono oscuro de la obra; así como la inocencia de Coco brilla con fuerza contra el opresivo ambiente del pueblo.A todo ello se suma el encanto de la niña y su mascota y el punto de comedia dulce que terminan de redondear una historia a la que solo le veo una pega: ¡no tiene más páginas!

A nivel visual Kuro es una obra de arte, con un diseño de personajes cautivador y con mucha personalidad, ligeramente moe, que escapa del clásico manga. Entre sus colores destacan los negros, rojos y granates, que evocan la oscuridad del arte gótico.

La calidad del tomo no podría ser mejor. Sus 128 páginas son de gran gramaje, sin transparencias, y el color está aplicado a la perfección. El diseño de la portada es precioso y llamativo. El formato elegido es rústico con sobrecubierta a tamaño B6 y, si se compra desde la web de Milky Way, incluye marcapáginas de regalo.

El magnífico trabajo de traducción corre a cargo de Marc Bernabé, quien adapta el guion a nuestra lengua de forma muy natural y agradable.

En definitiva, estamos ante un primer tomo cuyo suspense atrapa como tela de araña y mantiene al lector pegado a sus páginas deseando resolver el misterio y elucubrando distintas teorías. Con unos protagonistas tan curiosos como adorables y una narrativa y estilo con mucha personalidad. Un seinen cuyo contraste entre luces y sombras no dejará indiferente a nadie, y que subraya el compromiso de Milky Way de seguir trayendo grandes obras a sus lectores.

El segundo tomo de Kuro llegó a librerías y tiendas especializadas el pasado marzo, mientras que el tercero y último de esta breve serie saldrá el próximo mes de mayo, cuando, por fin, el misterio quedará resuelto.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.