Marta Álvarez e Iguazel Serón son las autoras de “Héroes de cobre”, una novela publicada por Nocturna dentro de su colección Literatura Mágica. Es posible que os suenen sus nombres, ya que la primera es muy conocida en las redes sociales por su canal de you tube. Además es la autora de la saga middle-grade “Mystical“, publicada por la editorial La Galera. Su compañera en esta aventura, habla sobre series en Aragón Radio y es cofundadora y redactora de Norae Magazine, la primera revista digital de cultura surcoreana en nuestro país.

Lo que más me llamó la atención de este libro cuando se anunció su publicación fue la ambientación. ¿Steam-punk mezclado con magia? Me pareció muy interesante y no me equivoqué. A medida que iba leyendo pude descubrir un mundo impresionante y muy trabajado, se nota que las autoras han trabajado mucho el wordbuilding porque cada zona es diferente a sus vecinos, todas tienen sus particularidades y pasa lo mismo con la gente que vive en ellas.

¿Por qué competir por un reino… cuando puedes conquistarlo?

La trama se centra, al menos durante los dos primeros tercios del libro, en la competición por el trono. Tras la muerte del rey, su puesto queda libre pero para poder optar a ser seleccionado, primero hay que ganar en la búsqueda. Los miembros de los equipos que encuentren más objetos mágicos se convertirán en aspirantes, y mientras buscan estos objetos, podrán hacer campaña por las ciudades que vayan visitando.

El problema es que hay demasiados personajes y prácticamente todos ellos tienen voz. Hay un total de trece narradores, aunque no todos tienen la misma relevancia. Por ello, la mayoría de los capítulos son cortos, de pocas páginas o a veces incluso de una, y el lector va saltando de una ciudad a otra, de un equipo a otro, a veces sin que haya mucha relación en esos saltos.

Cuesta entrar en la historia, porque durante las primeras cuatrocientas páginas, las autoras se centran sobre todo en los personajes, las relaciones entre ellos y los secretos que ocultan. La verdadera trama, la lucha por el trono, queda relegada a un segundo plano, y a mí se me ha hecho bastante pesado tanto salto y tan poca continuidad. Esperaba más aventuras y acción, aunque al menos de esto último sí que hay en la parte final de la novela.

Muchos de los personajes quedan desdibujados por el hecho de que haya tantos narradores, si ya es difícil darle voz propia a uno o a dos, imaginad a trece. No siempre es fácil distinguir quién está narrando solo por la voz, hay que fijarse muy bien en el nombre y la ilustración que coronan cada capítulo.

Otra pega de tener tantos personajes narradores es que hay partes que se pierden, en la mayoría de los equipos hay al menos un par de narradores, pero cuando se trata de uno que va por su cuenta, ese personaje tendrá menos capítulos para él. Al tener menos capítulos, se pierde parte de esa historia, y hay partes interesantes que para el lector pueden pasar demasiado rápido o que se mencionan solo de pasada.

Y luego está la otra parte del libro, cuando por fin empieza la acción y la trama se descontrola. Ahí sí que he disfrutado más.

El estilo tan centrado en los sentimientos y la voz interior del personaje me ha recordado al de Iria y Selene, sin duda este libro les gustará a sus fans. Si esperáis una aventura steam-punk, mejor optar por otro título, si tuviera que elegir lo calificaría más como fantasía con pinceladas steam-punk. Si os gustan novelas corales con muchos puntos de vista, adelante, y si no os importante que la parte introductoria se coma muchas páginas, también podéis darle una oportunidad a esta historia.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.