Hania. El Caballero de Luz, de Silvana De Mari: novela con un problema de personajesSiruela publicó el pasado septiembre, dentro de su colección Las Tres Edades, “Hania. El Caballero de Luz” escrito por la autora italiana Silvana De Mari, siendo esta la primera parte de una saga.

Todo comienza una noche en la que una lluvia de meteoritos rojos, a través de runas y símbolos, anuncian a los magos más sabios del reino de las Siete cimas que el Señor oscuro traerá una criatura al mundo y con ella la desgracia absoluta a todo hombre, mujer y niño del reino.

El Rey mago, antes de morir, advirtió que la hija del ser oscuro tendría algo que la distinguiría, y ese algo sería una marca roja en forma de circulo en la muñeca. Es una criatura que traerá toda clases de desgracia por lo que había que buscarla e impedir que el Señor oscuro ganará la batalla. La criatura no podía vivir, habría que sacrificarla nada más nacer y así se lo hizo saber a su nuera, la reina, y su nieta, la princesa Haxen, antes de morir.

Haxen era la princesa del reino de las siete cimas, hija del mejor rey que el reino había tenido. Ella era la futura reina y debía elegir un pretendiente para poder reinar. Es incapaz de poder escoger, porque en su corazón solo tiene cabida El Temerario, protagonista de todas las historias que se contaban de la guerra en la que había perecido su padre. No sabe quién es o si algún día lo conocerá. Solo sabe que no lo puede sacar de su corazón.
Una tarde, Haxen decide dar un paseo por el bosque, cuando de repente, sin darse cuenta se sume todo en una absoluta. El señor oscuro la ha elegido a ella para llevar en su vientre a su primogénito, a ella, Haxen, hija del caballero de luz. Es un horror, una deshonra. Pero no dejará que el Señor oscuro le gane la partida. Si mata a la niña que está a punto de nacer todo honor se esfumará.
 
Pero… un caballero no puede matar a un niño, un caballero lucha hasta el final, aunque la batalla ya esté perdida. Es lo que su padre le enseñó, tenía que ser un caballero honrado. Por lo que Haxen decide que, al nacer su hija, que se llamará Hania, la llevará al sur, al desierto, lejos de toda civilización y donde mana una fuente de agua sagrada que puede que quite la maldad de la niña. Es la única opción factible para poder ganar e impedir que el mundo se destruya. Tras el nacimiento de Hania, Haxen escapa y emprende su camino a través del reino.

Hania. El Caballero de Luz, de Silvana De Mari: novela con un problema de personajes

Todo el mundo ya se ha hecho eco de la noticia por lo que la cabeza de la pequeña niña esta en caza y captura. Todo niño con alguna marca en la muñeca será ejecutado. La ventaja de no ser descubierta es que Hania crece demasiado rápido y no aparenta su edad. Ninguna de las dos puede casi sostenerse, pero Haxen hará lo que sea por defender su honor. Por el camino les irán sucediendo una cantidad de situaciones desesperantes que bien podrían hacerse pasar por pequeñas fábulas. Situaciones que harán ver que Haxen es inocente, confiada y tonta e irá y que conseguirán que consiga todo lo que le importa.

Hania. El Caballero de Luz” está narrada en tercera persona, dándonos la oportunidad de ver la perspectiva de todos sus personajes, por lo que conoceremos a Hania de primera mano. Ella ha sido dotada de toda la sabiduría, desde todos los planos y caminos del reino hasta el conocimiento de toda palabra existente. Desde el mismísimo vientre de su madre era consciente de cada cosa que ocurría a su alrededor y poco a poco va descubriendo que tiene ciertos dones como poder comunicarse con los animales. Pero también está dotada de todo desprecio. Todo lo común para un niño le causa rechazo, todo el mundo es estúpido comparado con ella, no soporta la comida que le dan, no sabe sonreír, no sabe hablar y no sabe lo que es ser bueno. Todo en ella es maldad y lo peor es que su padre le ha quitado el don de la palabra, Hania es muda. Y aun así su deseo es librase de su madre para poder por fin reunirse con su padre, el grandioso Señor Oscuro. Pero todo lo que les va sucediendo por el camino cambiará un poco la manera de ser de Hania. Sobre todo, lo que más influencia tendrá en ella son las historias que su madre le cuenta sobre el Caballero de Luz. Historias que la fascinan y que cambian su opinión de lo que es el poder absoluto.

Hania. El Caballero de Luz, de Silvana De Mari: novela con un problema de personajesEs una lectura rápida, con una prosa digna de una historia de caballería. La verdad es que lo empecé con un poco de rechazo, ya que la escritora quiso crear una niña tan repulsiva que de verdad lo consiguió. Sí que es verdad, que conforme va avanzando la lectura y dejas atrás la primera etapa de la historia esta va mejorando, pero en general sigue siendo bastante plana. Los personajes son totalmente lineales y Haxen, después de todo lo que sufre no evoluciona, sigue siendo un personaje casi nulo y testarudo que al final decepciona un poco. Hania sí que consigue alcanzar algún grado de madurez en el transcurso de la historia, pero esto no consigue subsanar el problema con la evolución de los personajes.

Un solo personaje no puede salvar la historia y eso se nota. También, tengo que decir, que la historia era bastante obvia y que no sorprende. Sinceramente no seguiré leyendo el resto de las entregas de esta saga. 

Silvana de Mari actualmente Vive en Turín aunque nació en 1953 en Caserta, Italia. Es licenciada en medicina y ha ejercido como cirujana en Italia y como voluntaria en Etiopía, África. Ahora es psicoterapeuta y en su tiempo libre se dedica a la escritura. Ganó el premio Bancarellino y el premio Andersen en 2004 por su exitoso libro “El último elfo” el cual ha sido un éxito de ventas convirtiéndola una de las escritoras italianas más famosas de la literatura juvenil.

Puedes leer las primeras páginas.

Compra aquí "Hania. El Caballero de Luz".

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.