Grendel de Matt Wagner volumen 2: El LegadoBienvenidos de nuevo al estudio de la obra cumbre de Matt Wagner. Nos referimos a Grendel, toda una compilación de historias en las que el autor concibió toda una leyenda negra que va desde el thriller a la ciencia-ficción. Tras conocer la vida y muerte del primer Grendel, Hunter Rose, en el primer omnibus que recopila Plantea, en este segundo vamos a ver cómo influyó Rose en sus descendientes.

Este segundo tomo omnibus de Planeta, arranca con la sobrecogedora historia “Hija del Diablo”, escrita por Diana Schutz (editora canadiense del cómic independiente “comico, editora del Sin City de Frank Miller y editora y cuñada de Wagner) y dibujada por Tim “El Largo Halloween Sale”, junto con el increíble color de Teddy “Es un pájaro” Kristiansen. Esta historia trata sobre la mayor víctima y asesina de Grendel, Stacy Palumbo, “La hija del Diablo”, una historia narrada en primera persona que nos muestra como una persona se rompe en mil pedazos y cada vez se adentra más y más en la oscuridad.

Desde que es una niña su vida empieza a torcerse con la primera sangre. Stacy le está contando sus vivencias a un psicólogo (que por cierto en manos de Sale parece el hermano gemelo de cierto comisario de policía en Gotham). Stacy va a recordar su niñez con el bueno del tío Argent, con Barry o con el propio Rose y como Grendel los mató a todos y como ella se estaba preparando un chocolate caliente la noche que murió Grendel y que ella dejó de sentir nada. Con páginas de composiciones exquisitas, con viñetas de bordes redondeados que nos recuerdan a ventanas y con imágenes que en muchas ocasiones no son más que siluetas con ojos Sale firma para mí su mejor y más evocador trabajo.

Erik Olliver, nuestro atento psiquiatra se presenta como el nuevo salvador de la pobre Stacy. A partir de aquí va a comenzar una vorágine de malsana seducción por parte de Stacy, que piensa que tras lo aprendido de Rose y de sus propias victimas en la vida, Olliver no será sino una nueva victoria más, cuan equivocada estaba. Os aviso de que a partir de este punto el cómic se vuelve realmente perturbador, Schutz consigue en tan solo una página retratar la pederastia y el sometimiento sexual, así como la anulación del propio yo, de una forma tan cruda pese al dibujo de Sale que por lo menos a mí me dejó sumamente impactado. De nuevo la sangre y la muerte vuelven a cebarse con una pobre Stacy que no ha sido sino el juguete roto de otro hombre malo más.

Grendel de Matt Wagner volumen 2: El Legado

Nueve meses más tarde prosigue nuestra historia con el nacimiento de una jovencita a la que ya conocemos, se trata de Christine Spar, la que cuando crezca será conocida como “La Nieta del Diablo”. Una niña que curiosamente nace con el pelo negro y un mechón blanco, pese a ser concebida por Erik, a todas luces es la viva imagen de Rose. Stacy ahora es un fantasma en vida, sólo visitada por los recuerdos y un altivo gato negro. De nuevo sabrá que sólo fue una víctima de la Bestia, del macho. Stacy ahora es un montón de huesos pegados por una carne macilenta que sueña con una vida que no fue. Ni siquiera la visita de su hija es real o no, pues Stacy ha perdido el rumbo y ya no sabe ni qué es real ni que no. Una hija que se torna madre y que abraza el legado de Grendel al conseguir los diarios. Al final Stacy se queda marchita y fría, encerrada en una prisión de la que ya no saldrá, sola en la nieve bajo la marca del diablo.

Una historia que de verás hay que coger con tiento, quizás lo peor de todo sea el diseño que de Christine logra Sale. Por lo demás un drama oscuro y macilento sobre como la vida se puede convertir en un infierno.

A continuación viene la historia de que se compone el grueso del cómic. No es otra que “el Legado del Diablo”, una historia de casi trescientas páginas obra de Matt Wagner con dibujo de Arnold y Jacob Pander (Batman Chronicles y City of Light). Una historia dividida en 12 capítulos en que Christine Spar quedará atrapada por su legado. Lo primero que debo avisar sobre esta historia es que tiene un trazo y una estética muy noventera, cuerpos hiperdeformados, peinados y ropajes excesivos, en un mundo neofuturista de coches voladores pero ropa reto, toda una oda al ciberpunk que se destila en muchas de las páginas y viñetas de esta obra.

Al principio de esta saga Spar es la responsable de “Donahue”, la sección de sucesos del Times. Tiene un buen despacho, una gran amiga llamada Gin y un precioso hijo llamado Anson. Todo cambia una noche durante una representación de Kabuki, por parte del maestro Tujiro. Un perturbador ser, que hará que lo más preciado en la vida de Chris desaparezca. A partir de ahí, Wagner firma un gran número procedimental en el que Spar, descubrirá que Tujiro está relacionado con horribles muertes y secuestros de niños, trata de blanca, etc. Spar sabe que ella no será suficiente así que reclama su legado, la máscara y la horquilla de Grendel, y un lobo Argent aún postrado en su silla de ruedas sabe que la tormenta ha empezado y un nuevo diablo se ha alzado.

Grendel de Matt Wagner volumen 2: El Legado

Casi toda la acción se desarrollará en la extraña visión que los hermanos Pander tienen de la San Francisco del mundo de Grendel. Aquí aparece en escena el bueno de Brian Lin, uno de los trabajadores de Tujiro, que pronto será interés romántico de nuestra destrozada madre, y que en un buen cambio de roles va a ser casi siempre el “doncello en apuros que debe ser rescatado”. Wagner orquesta para toda la primera mitad de esta saga, un juego de ratón y del gato en varias bandas. La policia sigue a Gin, Gin sigue a Spar, Spar a Tujiro y a la inversa. Sobre todo esta obra logra trasmitir tensión, en conversaciones y miradas, en la que letales enemigos saben perfectamente lo que es mentira y lo que no y aún así debe quedar ocultos bajo una forzada sonrisa. Es genial ver como la inexperta mujer, saca toda su rabia interior para poderse enfrentar a enemigos sobrenaturales y es que estaba claro que en un mundo en el que hay hombres lobo, también puede haber vampiros. Se agradecería un dibujo y un coloreado mucho más oscuro porque alguna de las macabras escenas que plantea Wagner, pierden fuerza en mi opinión por lo plano y simple del dibujo.

Uno de los puntos fuertes de Wagner es sin duda el escribir buenos personajes y pese a que la estética, la composición y las proporciones, sean demasiado ramplonas, los diálogos y personajes son una maravilla. De especial mención son por ejemplo Riley, un concienzudo policía y perro de presa que va a caer obsesionado con detener a Grendel lo que arruinará su carrera y su vida, un magistral relato sobre la obsesión. Wiggins y su ojo cibernético como mano derecha de Argent, ambos magistralmente representados por los Pander, nos dejan las mejores escenas con sus interrogatorios fallidos y su frustración por estar atados a la ley.

Grendel de Matt Wagner volumen 2: El LegadoLa historia tiene dos partes muy claras, por un lado Christine se apoya en ser Grendel para intentar recuperar a su hijo y acabar con Tujiro. Es tras la vuelta de su guerra con el vampiro (atención a los Pander, puede que a mí personalmente no me guste su diseño de vestuario y anatomía, pero debo reconocerles que saben hacer a un gato realmente horroroso), cuando Spar va a tener que pagar por los dones prestados. Casi como si Grendel pidiera un tributo por haberla ayudado, así la que en un primer momento es una heroína salvadora y movida por las causas más nobles, va a descender a las tinieblas por culpa del amor. Va a dar muerte a un inocente en un magistral y maquiavélico  número mudo  y al final acabará lo que empezó su abuelo, en una lucha final contra el lobo cazador. Firmándose un epilogo de dolor y lágrimas donde nadie gana y donde de nuevo atrapado en la escritura, el diablo que es la idea de Grendel parece haber topado con una nueva víctima.

Lo mejor de las historias de Wagner es su crudeza, no esperéis finales felices, no esperéis ni siquiera respuestas, juega con los vacíos, eso sí siempre dejando claro que el rastro del mal y del diablo sigue ahí. Wagner construye una gran historia a la que creo le falla la estética y los compañeros de viaje, pero que aún así de nuevo romperá con todos los esquemas previsibles.

Prosigue el tomo con “El Diablo en el interior” de nuevo escrito por Matt Wagner y con dibujo de Bernie Mireault (responsable entre otros, de las grandes joyas independientes, “Dr. Robot” y “The Jam”). En esta obra prosigue el legado, Christine entrego su esencia, sus diarios más los de Rose a u único amor, Brian. Con un aire Corbeniano, Mireault nos hace pasear con un inadaptado Brian, en busca de un destino vital en ese agujero conocido como Nueva York. De nuevo la narración en forma de notas de cuaderno da una vistosidad genial que se complementa con un angustioso borde rojizo para las páginas y con unas airosas líneas de pensamiento al final de cada página. Y es que de rabia, frustración y furia es de lo que va esta historia.

Grendel de Matt Wagner volumen 2: El LegadoBrian se encuentra atrapado en una ciudad que detesta y que le detesta en un microcosmos que es una pequeña sala de teatro, donde Wagner teje todo un entramado de relaciones que ya bastarían para una sórdida aventura costumbrista. Pero Mireault con su trazo tan cercano al de Dillon no pretende eso, pretende llevarnos a la obsesión y la locura. Cuanto más lee sobre los diarios, más obsesionado esta Brian.

Ha sido abandonado por todos, ésta no es su ciudad ni su hogar ni lo será nunca. Sólo hay una constante es voz interior, ese diablo huésped que le impulsa. A ratos recordándonos a cierto vigilante creado por Moore en Watchmen, para Brian ya no hay más vida que los diarios. Wagner va a hacer que caía en una espiral repetitiva de narración para que veamos como Brian va desapareciendo cada vez más devorado por su demonio interno y por la ciudad. Brian tiene un problema, y ese problema se llama Wiggins. Brian cree haber heredado los dones del diablo y cree que confeccionarse su propia máscara y tomar un arco cual Robin Hood va a convertirle en Grendel, en su fuero interno él sabe que no y por supuesto Wiggins sabe que tampoco. Al final Brian, no es más que un pobre paría con una máscara de retazos, alguien superado por lo que intento ser, abandonado hasta por aquella que creía conocerle.

Está especialmente conseguido el personaje de Wiggins, ese rictus y su sonrisa. El patetismo de Brian, sin duda otra lección de visceralidad y crueldad hacia los personajes marca Wagner. Grendel no tiene miedo a morir pues vivirá eternamente aunque sus trajes de piel no logren seguirle el ritmo. Es de resaltar la gran expresividad que logra Mireault cuando Brian va enmascarado, toda una muestra de expresión sintética digna del propio Wagner.

Grendel de Matt Wagner volumen 2: El LegadoConcluye el tomo con “Relatos del Diablo” donde Wagner ya vuelve a ser autor completo. Damos un gran salto en el tiempo y nos encontramos con un anciano y retirado Wiggins, que entre sol y placeres va a recordar cómo logró acabar con dos de los Grendel. Extrañamente Wiggins va a relatar una historia sobre Hunter Rose al que nunca llegó a conocer, al único que teme y reconoce como Grendel. Wagner en esta ocasión nos sorprende con una composición de página en  mini viñetas de 5×5, repetición de planos y mucho texto así como 25 personajes distintos, para una historia de cuadratura matemática.

La historia tiene un aire a “The Wire” o “Los Soprano”, casi todo son primeros planos y acción muy contenida, veinticinco personajes girando en torno a una historia de chantaje y avaricia que involucra a nuestro protagonista el buen y eficiente Lewis Polk, que descubre un caso de sobornos en su comisaria que le llevará a enterarse de las disputas contrabandistas entre los Green y los Wiesburg. Una familia con muchos secretos. Un gran thriller con un rupturista final en el que de nuevo veremos bailar a Grendel contra Argent. Wagner vuelve a demostrar que es un portento como autor completo y que pese a los demás Grendel, Rose es Rose.

Tenemos otro relato del diablo a cargo del bueno de Wiggins, que sigue disfrutando de su soñado retiro como cascarrabias maestro de ceremonias. Con una narrativa sucia y en vertical, en esta ocasión Wagner nos cuenta la historia de otros pobres tipos como Tommy y Nuncio y el error que cometen en sus vidas al intentar vender información sobre Grendel. Volvemos también a Rose y a su protectorado y lucha contra Argent por el afecto de Stacy. Llama la atención que la narración de las viñetas superiores sean como instrucciones de un guionistas de cómo quiere que se muestren las imagenes de lo que se está narrando abajo, que como es habitual en Wagner es una cruda narración en primera persona.

Grendel de Matt Wagner volumen 2: El Legado

Un tomo que si bien no es tan redondo como el primero tiene un principio y un final que son dignos de comprarlo. Wagner demuestra que es un maestro del suspense, la narrativa y que puede llevar a su obra a donde quiera. Si pensabas que todo había acabado con la muerte de Hunter Rose atrévete a conocer su legado.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.