Fruits Basket Edición Coleccionista 1, de Natsuki Takaya: la bola de arroz y los animales del zodíacoTodavía recuerdo con mucho cariño la primera vez que vi el anime de “Fruits basket”, y cómo su historia, sus personajes y su banda sonora se ganaron mi corazón al punto de introducirme en el mundillo. Así que, años después, cuando me enteré de que Norma editorial había publicado esta magnífica obra, no pude menos que lanzarme a por ella… y consiguió sorprenderme todavía más, pues tanto su tono como su profundidad eran rotundamente distintos a los de su versión televisiva.

No hay que tener mucha imaginación para saber la alegría que me dio saber de la edición kanzenban de “Furuba”. Una edición de mayor formato, que ha sido remasterizada (por decirlo de alguna forma) y en la que cada tomo recopilará dos de los antiguos volúmenes en 12 entregas bimestrales. Y por fin el primer volumen ha caído en mis manos, y me ha hecho revivir la magia, la emoción y el cariño puesto por Natsuki Takaya en cada página.

Para los que no conozcáis “Fruits basket”, diré que es la preciosa y emotiva historia de una chica llamada Tôru Honda, quien, por azares de una vida bastante injusta con ella, termina viviendo en la casa de Yuki Sôma, el popular príncipe de su instituto; y con su pariente Shigure Sôma. La llegada de Kyo, primo de ambos, provoca que Tôru averigüe el secreto de la familia: y es que los Sôma se convierten en los animales del zodíaco chino cuando son abrazados por alguien del sexo opuesto.  Una maldición cuya oscuridad pesa sobre los corazones de aquellos a los que toca. Una maldición que Tôru, con su sonrisa sempiterna y su incansable actitud, intentará romper.


Si la premisa de la que parte este primer tomo es ya de por sí muy interesante, la verdad es que “Furuba” no sería nada sin sus personajes. Tôru es una joven amable y optimista que no se rinde ante ninguna de las (muchas) vicisitudes que ha pasado en la vida, y de las que no hablaré aquí para no spoilear. Pero también es inocente, algo torpe y despistada. Su personalidad decidida y esa forma suya de convertir las enseñanzas de su madre en consejos de vida (que todos podríamos aplicar a nuestro día a día), la dotan de un carisma que imanta no solo a los personajes con los que comparte escenario sino también a los lectores que se asoman a conocerla.

Completan el trío protagonista Yuki y Kyo Sôma, los dos chicos cuyas personalidades están tan enfrentadas como sus animales del zodíaco. El gato y el ratón, con sus cualidades y sus problemas, son encantadores a su manera, pero la atracción que sienten por Tôru harán que te decantes por uno de ellos (team Kyo forever). Porque sí, a diferencia del anime, el manga tiene triángulo amoroso (bueno, casi), lo que solo añade más jugo al asunto.

Fruits Basket Edición Coleccionista 1, de Natsuki Takaya: la bola de arroz y los animales del zodíaco

Pero si por algo destaca Natsuki Takaya es por su habilidad para dotar de vida y profundidad a sus secundarios. Cada uno de ellos tiene su propia historia, objetivos y manías extrañas. Desde el resto de los Sôma hasta las amigas de Tôru, todos rebosan carisma a su manera, todos nos irán contando poco a poco qué los ha llevado hasta donde están, y con todos sufriremos y nos reiremos. He conocido pocos elencos que despierten tal empatía al completo.

Fruits basket” es drama, es slice of life, es comedia y es romance. Un manga que se jacta de mezclar el humor, la tragedia y las enseñanzas sobre la vida en un equilibrado conjunto, como si fuese una cesta de frutas en la que también caben onigiri (los que lo hayan visto o leído me entenderán). Así que no será extraño echarse unas risas y unas lagrimillas dentro de un mismo capítulo.

Fruits Basket Edición Coleccionista 1, de Natsuki Takaya: la bola de arroz y los animales del zodíacoPero sobre todo, esta historia es emoción. Sería la palabra que utilizaría para definirla si tuviera solo una. Esa capacidad de la mangaka para conectar con el lector, para hacer que nos importe el destino de cada personaje, que sintamos tanta satisfacción cuando las cosas le salen bien a Tôru o a los chicos, tanta tristeza cuando la vida les golpea, es lo que convierte a “Fruits basket” en imprescindible.

Natsuki Takaya trata aquí temas como el control de una persona mediante el abuso físico y verbal, el rechazo hacia los que son diferentes, la soledad y la dificultad que encierran las relaciones personales. Pero también la valentía y determinación necesaria para enfrentarse a todo ello con una sonrisa. Y esto es lo que hace que “Furuba” siga conservando toda su fuerza y frescura: que los problemas de los que ya nos habló en su momento siguen siendo reales, y que la forma de plantarles cara continúa siendo la misma.

El diseño de esta mangaka es un poco peculiar. De personajes delgados y más bien tiesos, y dibujo sencillo aunque expresivo. Pero es un estilo al que se le acaba cogiendo cariño, que le pega muy bien a la obra. Yo no me imagino “Fruits basket” dibujado de otra manera. La narrativa es fluida, haciendo hincapié en la emoción y en los sentimientos.

Estamos, pues, ante un manga inmortal que vuelve cargado de fuerza en una nueva edición en formato B6, con varias páginas a color con arte de los personajes, portadas rediseñadas, traducción revisada y que mantiene las onomatopeyas originales en japonés, por supuesto traducidas con notas. Otro cambio en la edición es que se han eliminado los comentarios que Natsuki Takaya hacía en los márgenes de algunas páginas, a petición de la autora y como ella misma explica al final de este primer tomo.

Un volumen que lleva el sello de calidad de Norma y que cualquier fan de “Furuba” querrá tener en sus estanterías. Y una ocasión de lujo para darle una oportunidad a un manga que es precioso en todos los sentidos, que me atrevo a jurar conquistará a todos los amantes del buen shojo, del buen slice of life.

Compra aquí “Fruits basket ed. Coleccionista 1”.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.