Tras repasar los orígenes de Final Fantasy en NES y SNES llegamos ahora a la segunda parte de este especial en el que repasamos algunos de los éxitos más importantes de la franquicia.

Final Fantasy crece en PlayStation

Sólo una obra maestra del calibre de Metal Gear Solid, de Konami, puede jactarse de generar el tipo de histeria que acompañó a la puesta de largo de Final Fantasy para PlayStation. La maravilla consolera de 32 bits de Sony, de una increíble versatilidad, se estaba convirtiendo rápidamente en la plataforma preferida de millones de usuarios.

Aunque abundaban los juegos con los que alucinar (Wipeout, Gran Turismo, Tekken, ISS Pro, Resident Evil…) desde Japón llegaban comentarios que se extendieron como una bola de nieve por todo el mundo. Rumores sobre una aventura que iba a ser la madre de todos los videojuegos. Y esa aventura, sin duda, era Final Fantasy VII (1997). Éste juego marcó un antes y un después en la historia de los videojuegos. Liberados de las restricciones artísticas de software en cartucho y armados con los 30 millones de dólares que Sony aflojó, Squaresoft emprendió la creación de un juego que asaltaría y acabaría por arrasar las fronteras entre las películas y los videojuegos. Con un equipo de más de 120 artistas, Square produjo una bestia de juego que abarcaba tres discos, algo jamás imaginado hasta la fecha. Su campo de acción y su visión sobrepasaban en mucho todo lo visto hasta entonces.

Final Fantasy VII | Fantasymundo

Un juego mágico

Manteniendo con firmeza las bazas de una narración sin costuras y unas batallas cautivadoras, que se han convertido en la marca de la casa, las nuevas e increíbles escenas cinemáticas pasaban al primer plano del juego mediante algunas de las secuencias infográficas más fascinantes que el mundo hubiera visto.

Este derroche de secuencias de vídeo quedaba directamente integrado en la jugabilidad creando una sobrecarga continua de los sentidos que hacia que a los jugadores les hicieran chibiritas los ojos mientras se esforzaban por absorber la intrincada trama que se iba revelando. Con la aparición de Final Fantasy VII Square había matado al humilde RPG (o por lo menos azotado sus puntos débiles hasta dejarlos a un nivel peligrosamente bajo). Lo habían relegado al panteón del pasado, habían movido de sitio los postes de la portería estableciendo nuevos puntos de referencia… Habían creado el RPG cinematográfico que otros se esforzarían en imitar.

El juego contaba cómo la corporación Shinra estaba absorbiendo lentamente la fuerza vital del centro del planeta y cómo un vengador llamado Cloud ascendía desde los barrios bajos para oponer resistencia. Eso por supuesto sólo era el principio ya que la trama no tardaba en bifurcarse, ramificarse y diversificarse antes de dirigirse como un cohete hacia un final repleto de emoción.

Una ambientación de lujo

Animado en entornos pre-renderizados que otorgaban a los decorados una ambientación soberbia, los personajes en 3D se movían con una soltura francamente buena, batallas por turnos pero en tiempo real, un inmenso mapa y una compleja línea argumental que necesitaba de 3 CDs. Los hechizos de invocación de seres fantásticos eran largas e impresionantes (sobre todo la del Rey Arturo y sus 12 Caballeros), seguían apareciendo los chocobos, y el juego contenía muchas misiones paralelas. El juego vendió y sigue vendiendo millones de unidades en Japón y los EE.UU. estableciendo también nuevos e imprevisibles récords en Europa. Pero no todo el mundo supo qué pensar ¿era en realidad el Mesías de la PSX un simple RPG por turnos?.

Dado que la mayoría de principiantes en estas lindes se dejaron llevar por el juego al final fueron pocos los que se quedaron con un mal sabor de boca, por dejarse influir por toda la histeria mediática y FF7 pudo labrarse un lugar en el Olimpo de los Videojuegos. Y claro, al mismo tiempo consolidó la victoria de Sony en la guerra consolera: el anterior dominio de Nintendo en los campos de los 8 y 16 bits se debió en gran medida a las sagas Final Fantasy de Square y Dragon Quest de Enix y ahora que ambas estaban al servicio de PSX.

 

Final Fantasy VII

Batallas tácticas

¿Qué iba a poder impedir la dominación global de Sony? Habiéndose convertido Final Fantasy 7 en el niño bonito de la industria del juego, Square pudo hacerse con la mayoría de los equipos responsables y de los respetados títulos para SNES Ogre Battle y Tactics Ogre y con ellos a bordo lanzó con prontitud Final Fantasy Tactics antes de que el revuelo por FF7 hubiera perdido fuelle.

Al llevar el nombre de Final Fantasy este nuevo derivado no lo tenía nada fácil para estar a la altura del nombre, ya que suponía todo un cambio tras el suntuoso espectáculo de su predecesor. Usando el sistema de oficios con excelentes resultados y haciendo gala de una estructura de batallas sin el juego, atrajo tanto a los jugones ocasionales como a la elite de incondicionales que aún no habían recuperado el aliento tras el 7. Tactics fue un gran éxito en Japón y América pero no llegó a publicarse en Europa, algo que dejó más de una espina clavada en los corazones europeos.

Final Fantasy VIII – Una entrega sobresaliente

Después del éxito universal de FF7 aquellos de Square que estaban implicados en proyectos posteriores pasaron a ser tratados como celebridades en su Japón natal. Ya desde los primeros estadios de su desarrollo se filtraron detalles sobre Final Fantasy VIII (2000) y a muchos les impactó lo que descubrieron:que los personajes centrales ya no eran enanos, rechonchos y querubines deformes sino que de hecho tenían (atención) una apariencia verosímil. El héroe Squall Lionheart parecía mas un Back Street Boy de mandíbula cuadrada que el salvador del universo.

Quizá tan sólo estaban sondeando el terreno para ver como recibían los seguidores unos personajes realistas de cara a la película. Fuera cual fuera el motivo de la remodelación los jugones ya estaban demasiado enganchados a la franquicia como para que eso les importara un pimiento.

Pero al igual que el efecto que tuvo FF VII en los no iniciados, pocos pudieron resistirse a la sólida y excelente caracterización de Final Fantasy VIII. Aunque a pesar de la valentía de Square al intentar que la nueva entrega fuera única por méritos propios hubo unanimidad entre los compradores en cuanto a que el nuevo sistema de batalla necesitaba un buen repaso.

Final Fantasy VIII

Una aventura en cuatro discos

Aun así, el número de CDs se ve aumentado y ahora nos encontramos con 4 CDs en los que se alberga la aventura. Gráficos más ricos e impresionantes que los de la entrega anterior, mejoras en el apartado sonoro, y una envolvente historia de giros inesperados y sorprendentes complots que se van cruzando entre sí, con personajes que aprenden las leyes de la amistad y el deber, aunque estén temerosos de las fuerzas malignas a las que se enfrentan.

La historia nos lleva al mundo de Squall, Rinoa, Zell, Quistis, Irvine, y Selphie. Ellos tienen que detener los intentos de una bruja que pretende dominar Galbadia. Squall Leonhart, lobo solitario que está enrolado en las fuerzas armadas de su país, los Seeds, es un alma atormentada que un día se cruza con el “espíritu-libre” que es Rinoa Heartilly, la cual le da un vuelco a su vida. Squall siempre ha vivido dentro de la disciplina militar y la forma de ver la vida de Rinoa le cambia por completo. La cosa no es simplemente lo de siempre sino que en esta ocasión hay una historia paralela de rivalidad profunda entre Squall y su antagonista rival en los Seeds, Seifer.

El juego empieza contándonos una historia normal de guerras entre dos países para acabar siendo la de amor de Rinoa y Squall. La impresionante escena introductoria al juego es uno de los aperitivos de los que más tarde veremos una y otra vez. Una calidad que ya empezaba a rayar los límites de las posibilidades técnicas de la PlayStation.

Final Fantasy VIII

Los últimos pasos de Final Fantasy en PSX

Demostrando una gran empatía con su considerable base de seguidores y capacidad de escuchar y aprender de las criticas constructivas sin sentir la necesidad de dictar la dirección en que debería tirar el género. Square desarrolló Final Fantasy IX (2001). Este juego demostraría en última estancia ser el retorno de la franquicia a la buena forma y una celebración de todo lo que había desaparecido antes de él. Aunque conservando los mismos valores de producción elevados el juego no era enormemente innovador manteniendo las tradiciones y principios de los magníficos RPGs que lo habían precedido.

Para muchos era tanto un ejercito de nostalgia como una nueva aventura y considerando que se desarrolló casi al mismo tiempo que FF8 los dos juegos eran totalmente distintos. Se aprendían nuevas habilidades a partir de la armadura las armas y otros ítems variados (mientras que en Final Fantasy VIII se conseguían al sacárselas a los enemigos) y se desecharon los sistemas de clase libre de los anteriores juegos en favor de una estructura mucho más reglamentada. Así los personajes principales de FF9 como Yitan, Vivi, Garnet y Steiner poseían habilidades que solo ellos podían aprender; nada de cruces de razas.

Final Fantasy llega a PlayStation 2

Con algo más de un año de diferencia con respecto a su salida en Japón (y cuando en ese mercado ya había aparecido FFXI) la décima entrega de la saga llega a España. Un juego imprescindible pero con una conversión a PAL que no le hace justicia.

Final Fantasy X (2002), debutante de la serie en PlaySation 2, marca la consolidación del salto gráfico a un mundo totalmente poligonal. Se narra la historia del joven jugador de Blitzball llamado Tidus, que ve cómo su mundo está prácticamente destruido por Sinh. Siguiendo con esta historia catastrófica, Tidus se encuentra con el resto del reparto del juego: Yuna, Wakka, Rikku, Lulu, Kimahri y Auron.

Mucho se ha hablado de la conversión realizada por los de Square al mercado europeo. Conversión que ha originado una agria polémica entre los jugones del Viejo Continente, pues muchos de ellos se han sentido poco menos que insultados por la supresión del selector de 60 hz y por la no implementación de un overscan que paliara la falta de una mayor velocidad de refresco.

Es cierto que la versión PAL que disfrutamos los europeos no cuenta con esos siempre apreciados modos gráficos, y que en vez de 60 hz nos han encasquetado dos más que molestas barras negras, pero tampoco hay que sacar conclusiones desproporcionadas. Principalmente porque Final Fantasy a 50 hz y sin Overscan sigue siendo el mayor espectáculo visual que actualmente puede ser admirado en una PlayStation 2, superando incluso a joyas de la dimensión de Metal Gear Solid 2 o Gran Turismo 3, los auténticos reyes de sus respectivos géneros.

Once juegos y ninguna secuela directa (en Japón ya había aparecido FFXI). Final Fantasy siempre ha tenido un trato único. Cada juego ha tenido sus personajes principales y un nuevo mundo a explorar. Todo esto ha llegado a su fin con Final Fantasy X-2 (2004). Aunque esto no ha impedido que el juego esté triunfando allá donde pasa. En Japón fue el juego más vendido en el 2003, con 1.940.000 unidades, mientras que fuera del país se espera vender 10 millones más.

El juego transcurre dos años después de la desaparición de Tidus. El pueblo de Spira reniega de la religión Yevon, tendiéndole la mano a sus antiguos enemigos, la gente de Al Bhed, y aceptando el uso de maquinaria. La Facción de las Máquinas pretende difundir el uso de las máquinas en Spira, atreviéndose a llamar “machina” a las “máquinas” de siempre para acabar con el estigma.

Sin embargo, a pesar de la vida tranquila que ahora llevan, el corazón de Yuna está vacío y eso le impide seguir adelante como los demás. Yuna consigue una esfera mística que contiene imágenes del jugador de Blitzball que pensaba se había ido para siempre. Aunque no está segura de si es él o de si está vivo, ahora está buscando a “ese chico” que vio en la esfera. Lo hace junto a Rikku y un nuevo personaje, llamada Paine. La nueva aliada de Yuna, Paine, ha sido un miembro del clan Kamome desde hace mucho tiempo. Llevando ropas oscuras y luchando con una espada, Paine es cerrada y muy segura de sí misma, puede hablar Albhed, y como cualquier personaje de un RPG, Square ha escondido un importante secreto en su pasado.

Square ha recuperado el sistema de trabajos del FF5 y lo ha utilizado en esta secuela. El sistema se basa en que cada personaje puede seleccionar una profesión (algunas de las profesiones son Guerrera, comandos de ataque físico, Maga Negra y Blanca, comandos mágicos ofensivos y defensivos, y Ladrona, como su propio nombre indica) y aprender las habilidades propias de cada una. Los personajes podrán cambiar de profesión todas las veces que el jugador desee.

Final Fantasy XII

Los trabajos se consiguen por medio de las Sphere Dress, que son unas esferas mágicas que enseñan una profesión cada una. Las batallas serán algo distintas a las que estábamos acostumbrados en el FF10, se vuelve al semi-tiempo real, llamado ATB system, ya utilizados en los FF7 y FF8. El juego también tiene un nuevo sistema de combos que te dejarán infligir un mayor daño al enemigo atacando con algunos personajes a la vez. Los ataques demoledores tales como los Aeons, Limit Break u Overdrive han sido eliminados argumentando que afectaban negativamente al ritmo de las batallas, pausando los combates demasiado. El progreso en el juego se cumple seleccionado y completando misiones y adquiriendo esferas, las cuales desbloquearan gradualmente nuevas misiones.

Respecto al tema musical va a haber un cambio en el staff ya que Nobuo Uematsu no trabaja en este proyecto debido a que esta ocupado con FF12. Es sustituido por Noriko Matsueda y Takahito Eguchi, compasitores de la BSO de The Bouncer. Las melodías del FFX-2 son mas desenfadadas, no tan clásicas como en anteriores entregas.

El juego cuenta con cinco finales distintos y un perfect ending. Estos finales se consiguen completando las misiones alternativas.

El Futuro: Final Fantasy XI y Final Fantasy XII

Con respecto a los juegos que aún están por aparecer en Europa, hay algunas cosas que decir.

En Final Fantasy XI nos encontraremos con un MMORPG. ¿Un qué? MMORPG son las siglas de Massively Multiplayer Online Role-Playing Game, que en cristiano viene a significar Juego de Rol Masivo ‘OnLine’. Éste juego fue lanzado ya en 2002 y 2003 para Japón y Estados Unidos respectivamente en PlayStation 2. Gozan de éxito considerable y ha sentado las bases más fiables de Rol por Internet desde que Ultima Online y Everquest apareciesen en el mercado.

Final Fantasy XI tiene lugar en el mundo de Vana’diel. Vana’diel ha sido un lugar de conflicto durante muchos años, pero ahora está disfrutando de unos tiempos relativamente pacíficos. Tres naciones, Bastok, San d’Oria, y Windurst, contratan ligas de aventureros para luchar con su emblema, o sello para ganar mando en las muchas regiones de Vana’diel, evitando un conflicto directo así con las otras naciones. Ésta es la misión a cumplir por los jugadores.

El juego está centrado en un sistema de conquistas. Cada semana las tres naciones se evalúan, se hace un ranking, y la nación mejor clasificada será la que disfrute de tiendas más grandes y más artículos para comerciar, mientras que la nación más baja tendrá sólo unos artículos. Si una nación tiene un sostenimiento fuerte en la conquista, hace el juego más difícil para jugadores de las otras naciones.

Para cuando salga en Europa redactaremos un completo análisis del juego. Mientras, tendremos que conformarnos con ver como los japos y los yankis lo juegan cuando aquí “acaba” de salir el FFX-2.

Para terminar con este reportaje daremos algunos datos de lo que se está proyectando con respecto a Final Fantasy XII. El juego fue presentado por primera vez jugable en el E3 de Los Ángeles de 2004. Fue una de las sorpresas de la feria ya que ni las quinielas más optimistas daban por hecho que estuviese presente. Inesperadamente, Final Fantasy XII se presentó jugable y además por la puerta grande. Nada de puertas cerradas, en el Main Floor del West Hall y por partida doble en los stands de Square-Enix y Sony, para que quien quiera disfrutar con la experiencia, pueda hacerlo.

Esta demo se planteó de una forma muy acertada para mostrar rápidamente un RPG con tanta variedad de situaciones; ofreciendo la posibilidad de jugar en 6 momentos distintos de la historia de FFXII. En este caso Square eligió mostrar el prólogo, 2 mazmorras, 2 batallas masivas y la exploración de una de las ciudades. Si jugamos las 6 opciones nos daremos una idea bastante aproximada y representativa de lo que encontraremos en FFXII. En el E3 2005 poco o nada se ha mostrado de él. Lo que sí podemos asegurar es que verá la luz en exclusiva para PlayStation 2, siendo ésta la última entrega de la saga para la consola negra de Sony.

La historia tiene lugar en un mundo llamado Ivalice, en una era donde la magia convive con la espada y las aeronaves surcan los cielos, en un momento en el que la guerra estalla. El Gran Imperio está invadiendo los reinos menores uno a uno y subyugándolos. Dalmasca, uno de los más pequeños reinos y bastión de la resistencia, es finalmente ocupado y el Imperio establece un consulado en Ciudad Real de Dalmasca. Vaan, es un joven que odia al Imperio, como la mayoría de sus compatriotas, pero su caso es especial, ya que su hermano y último miembro de su familia cayó combatiendo a los invasores.

En fin, hasta aquí llega lo que sabemos de la saga Final Fantasy a su paso por las distintas consolas que lo han acogido. No sabemos qué nos depara el futuro, con portátiles como la PSP, NDS (en las que aparecerán más secuelas de FF7 como por ejemplo Dirge of Cerberus, cuyo protagonista es Vincent)… o consolas como la PlayStation 3 o Nintendo Revolution, pero lo que tenemos claro es que Final Fantasy dará mucho que hablar en los tiempos venideros.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.