Año a año, los catálogos de PC y consolas continúan ampliándose con propuestas distintas a las más habituales. Entre todas estas propuestas, encontramos un nicho de simuladores de todo tipo, que no para de crecer en cantidad y calidad para satisfacer a ciertos jugadores que buscan una alternativa digital con la que pasar horas realizando tareas reales desde la comodidad del sofá. Los chicos de Giants Software llevan años perfeccionando Farming Simulator y, tras Farming Simulator 17, vuelven dos años después con una nueva entrega que amplía y pule muchos de los elementos de la entrega anterior. Por ahora os adelantaremos que Farming Simulator 19 es la opción perfecta para todos aquellos jugadores que quieren un estilo de juego algo más pausado, en el que la organización, la gestión del tiempo y los recursos son el pilar fundamental de la jugabilidad.

La saga Farming Simulator ha ido ganando adeptos con el paso de los años y lo que comenzó como una propuesta sencilla, ha ido transformándose en todo un simulador de gestión de granjas en el que hay que tener en cuenta decenas de variables para salir airoso de un negocio más complicado de lo que pueda parecer en un principio. Debido a la gran cantidad de opciones que hay tener en cuenta desde el primer momento, Giants Software, la desarrolladora del juego, nos propone comenzar nuestra aventura de tres formas distintas. Por un lado, podremos empezar nuestro trabajo con una granja e instalaciones básicas y una cantidad moderada de dinero o empezar a trabajar en un terreno vacío con una gran cantidad de dinero para realizar la inversión inicial o una tercera opción en la que empezaremos en un terreno vacío, pero con la cantidad de dinero justa para comprar un par de cosas con las que empezar a trabajar.

Independientemente de nuestra elección inicial, nuestra misión como jugadores será hacernos con las riendas de la granja y sacarla a flote consiguiendo que sea rentable por sí misma. Para ello, durante los primeros minutos participaremos en un escueto tutorial que nos servirá para conocer conceptos básicos como conducir, utilizar la cosechadora, transportar materiales a los almacenes o tratar con algunos animales, pero lo cierto es que tendremos que ir aprendiendo la mayor parte de las cosas por nuestra cuenta, ya que el tutorial solo toca los temas básicos con los que empezar a jugar. Con el paso de las horas descubriremos lo importante que es tener en cuenta multitud de factores para garantizar la correcta productividad de la granja. Así, tendremos que medir muy bien qué cultivamos en cada momento, con qué técnica lo cosechamos, en qué momento lo hacemos y comprender el funcionamiento de un mercado dinámico que se adapta a la oferta y la demanda para conseguir obtener el máximo beneficio posible por cada cosecha.

Por supuesto, las opciones de vehículos disponibles para realizar las distintas actividades disponibles son aún más extensas que antes, superando ya los 300 vehículos distintos de diversas marcas reales. Entre algunas de las novedades, encontramos la incorporación de John Deere, la empresa de maquinaria agrícola más grande del mundo, que incluye su vehículos de las series 6M, 6R, 7R, 8R y 8RT junto a las cosechadoras T560i y S790. También se han añadido marcas como la Case IH, New Holland, Challenger, Fendt, Massey Ferguson, Valtra, Krone y Deutz-Fahr.

En lo que respecta a la conducción de todos estos vehículos, hay que destacar el buen trabajo de representación mientras nos movemos por un campo. La sensación de estar conduciendo un vehículo pesado y de sentir cada cambio en la elevación del terreno es simplemente magnifica, pero, por desgracia, en el momento en el que salimos al asfalto y cogemos algo de velocidad, tendremos la sensación de estar jugando a un arcade de conducción de los 90 en los que las físicas brillan por su ausencia. Esperemos que la desarrolladora pueda lanzar un parche que consiga disminuir la sensación de estar conduciendo un tractor de papel en el momento en el que aceleramos, porque le resta algo de realismo al título.

Otra de los elementos que se ha ampliado y mejorado es el de los animales. Esta edición nos permite gestionar grupos de vacas, cerdos, ovejas y gallinas y cada uno de ellos tiene sus propias necesidades y otorgan recursos concretos que podremos vender en el mercado. Por tanto, será importante controlar y analizar el mercado para centrarnos en producir los productos más demandados mientras reducimos la producción de aquellos recursos que nos van a aportar menos beneficios. Pero claro, para llevar a cabo esta estrategia será fundamental tener una buena gestión del espacio disponible, ya que no hay espacio y dinero para todo.

Como curiosidad, tener en cuenta la meteorología y actuar en consecuencia será fundamental para el estado de nuestros cultivos. Por ejemplo, si durante una semana llueve demasiado, tendremos que apagar el sistema de riego para evitar que los cultivos se inunden demasiado. Si estamos pensando en comprar un nuevo vehículo o en ampliar un almacén, tendremos que tener muy en cuenta los gastos mensuales para evitar quedarnos sin liquidez. En Farming Simulator 19 todo cuenta y cada pequeño error va cavando poco a poco la tumba de nuestro negocio, por lo que llevar una gestión impecable se convierte, poco a poco, en el principal objetivo de nuestras partidas.

Esta nueva edición cuenta también con compatibilidad con mods, por lo que es muy probable que el juego empiece a ampliarse de forma gratuita con multitud de creaciones de la comunidad tanto en PC como consolas. De esta forma, la vida del juego se alarga hasta el infinito.

A nivel técnico, el juego se ha renovado por completo. El cambio de motor ha servido para que Farming Simulator se adapte a lo que han ofrecido competidores como Pure Farming en sus últimas entregas. La variedad de vehículos —recordemos que todos representan modelos y marcas reales— es digna de admiración y las variedades entre un vehículo y otro de la misma gama se dejan notar en la jugabilidad y en la conducción de los mismos. Además, el tamaño del mapa es más que suficiente y la libertad para movernos por todo el terreno nos permite desarrollar nuestro negocio como creamos conveniente.

El modelado y animación de los animales es más que convincente y, aunque en ocasiones encontremos animaciones algo extrañas, la mayor parte del tiempo cumplen sin ningún problema. Además, la recreación de los campos de cultivo ha dado un salto hacia delante muy importante. Por último, destacar que el juego sufre de pequeñas caídas de frames en momentos puntuales, algo incomprensible en un título que técnicamente no destaca especialmente.

A nivel sonoro destaca el hecho de que el juego ha sido doblado al inglés, pero cuenta con subtítulos en castellano, algo muy de agradecer y que demuestra que el número de jugadores que apuestan por este tipo de propuestas sigue creciendo poco a poco en nuestro país. Por su parte, la banda sonora es algo limitada y, mientras que los usuarios de PC cuentan con una radio vía streaming con multitud de temas, los usuarios de consola no cuentan con dicha opción.

Conclusión

Farming Simulator 19 es una opción muy interesante para todos aquellos que quieran adentrase —o seguir dominando— el mundo del trabajo agrícola. Las opciones se cuentan por decenas y la curva de dificultad está lo suficientemente bien medida para no agobiarnos en exceso durante las primeras partidas. Lo único que echamos en falta es un tutorial algo más extenso y mejoras en el control de los vehículos. Por lo demás nos encontramos ante un simulador que da la talla sin despeinarse.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.