“Familias fatales”, de Ben Aaronovitch. Vuelve el policia-mago Peter Grant

Cuarta entrega de la serie Ríos de Londres que en esta ocasión nos lleva al edificio Skygarden.

0

La Nave dedica esta emisión a Familias Fatales (Broken Homes, 2013), la última entrega de Ríos de Londres en llegar a nuestro país de la mano de Oz Editorial. En Fantasymundo ya os hablamos de la primera novela hace un par de años, una fantasía urbana adulta donde el protagonista es un joven policía metropolitano de Londres que se convierte en aprendiz de mago.

La novela ha sido traducida por Marina Rodil y se agradece mucho las numerosas notas a pie de página que nos explican las continuas referencias a la cultura popular que el autor inserta en el texto, como ya nos tiene habituados. Respecto a la portada, vemos el habitual mapa de Londres, pero con la zona de Elephant & Castle remarcada, así como el dibujo de un perro, un corazón y una flecha y un rascacielos. Por cierto, no confundáis el Sky Garden que hay en el edificio que en Londres llaman el Walkie Talkie, situado en la City, con la torre Skygarden que sale en la novela. Esta última es inventada y sirve de crítica al auténtico Heygate Estate.

Actualidad de Ríos de Londres

La serie sigue creciendo y este noviembre de 2019 se publicará fuera de nuestras fronteras la novela False Value. Ese mes, también, verá la luz la novela gráfica Action at a Distance, que recopila los cuatro números que la componen.

Por último, se ha sabido que los derechos de adaptación cinematográfica de esta serie han sido adquiridos por la compañía de producción creada por Simon Pegg y Nick Frost, Stolen Picture, donde el autor trabajará como productor ejecutivo, dada su anterior experiencia como guionista para Doctor Who.

Respecto al autor, Ben Aaronovitch, hoy en vez de resumiros su biografía (la cual podéis encontrar en múltiples enlaces) prefiero dejaros un link a una entrevista que le hicieron este año en la que cuenta aspectos muy interesantes, tanto de él como de esta saga de fantasía urbana moderna.

La historia

A raíz de un accidente, en el cual Robert Weil estrella su coche, Peter Grant descubre en la base de datos HOLMES que ese apellido está vinculado con alguien muy conocido de nuestro protagonista, el hombre Sin-rostro. La investigación nos lleva a descubrir que había sangre en el asiento trasero de este vehículo y que puede pertenecer a una mujer. Esta aparecerá más tarde enterrada y mostrando signos de un brutal asesinato.

La trama añade un valioso libro de magia blanca de Alemania. Este volumen había intentado ser vendido en un popular barrio de compraventa de libros en Londres. Analizando las imágenes de las cámaras de seguridad, se descubre a un hombre que aparece en los registros. Cuando van a su casa, Patrick Mulkern aparece muerto, también de una forma poco ortodoxa.

Esta fantasía urbana añade una tercera muerte. En la Concejalía de Urbanismo de ese mismo barrio trabajaba Richard Lewis. El urbanista salta delante de un tren sin ningún motivo, en lo que parece un suicidio. Lewis, qué casualidad, está en la lista de los Pequeños Cocodrilos (los seguidores sabéis qué lista es esta).

La historia, por fin, llega al momento más interesante, el relacionado con un famoso y extravagante arquitecto, un exiliado alemán; Erik Stromberg se marchó antes de que Hitler ascendiera al poder, llevándose consigo secretos obtenidos como miembro de la escuela de Weimar. Stromberg murió en 1981 de un cáncer de colon, dejando para la posteridad  su mejor obra: la torre Skygarden.

Ya tenemos montada, pues, la estructura de una historia que irá uniendo pista tras pista hasta el literalmente eléctrico final, que incluye sorpresa para el personal.

La saga crece y satisface al aficionado

¿Os acordáis de Abigail, la niña mestiza que apareció en historias anteriores? Pues rondará por aquí, convertida en una cadete de la magia. Al igual que ella, también contaremos con los imprescindibles Ríos de Londres, las deidades que Peter conoce tan bien, en especial Beverly Brook. Me quedo con la escena de los capítulos ubicados en una Feria que incluye concierto de jazz y todo.

Me quedo, también, con el mercado de los duendes, una especie de bar clandestino y mercadillo ambulante para la comunidad sobrenatural de Londres. Por cierto, aparecerá una Bruja de la Noche de la que ya hablé en alguna reseña. Me refiero a Varvara Sidorovna Tamonina.

El autor aprovecha sus novelas para hacer determinadas críticas sociales. En esta ocasión, todo lo relacionado con Skygarden sirve para reflexionar a propósito de las edificaciones que se construyeron en la zona de Elephant and Castle, más concretamente el complejo residencial Heygate Estate. Una manera de construir viviendas con suelo municipal barato que acabó conviertiendose en guetos que habría que destruir años más tarde.

Por cierto, me quedo con el capítulo número uno, que se titula Monstruos perfectamente humanos. Cuando lo leáis, entenderéis por qué se titula así y entonces me daréis la razón. Esto refleja que Ríos de Londres es una fantasía urbana, sí, pero que se mueve a caballo entre la realidad más dura y esa ficción de estilo british con la que nos dejamos cautivar.

Conclusiones

En esta cuarta entrega volvemos a encontrarnos con personajes tan imprescindibles como el de Molly (que aquí nos mostrará sus dotes culinarias), el perro Toby (convertido en detector de vestigias) y el forense escocés Doctor Walid. Cómo no, entraremos en la mansión La Locura, en la que seguro habéis soñado dormir una noche. Leslie May trabajará, también, como aprendiz a las ordenes de su mentor, Nightingale. Lo cierto es que el lector que aterrice en la saga con esta novela se va a perder el significado de muchas referencias, por lo que os recomiendo empezar por la primera. A los aficionados, deciros que ya estamos en una saga madura y que aportará nuevos elementos, como por ejemplo el tema de los bastones de mago al estilo de los Hijos de Weyland, que tendrán que forjarse ellos mismos.

¿Qué os espera?

El libro, de nuevo, hace gala de las características comunes de toda la saga, con puntos de fina ironía inglesa (quizá no todo el mundo se sienta atraído por ella de igual manera) y un concienzudo detalle de las prácticas de la policía, el diseño de las calles y los barrios del Londres moderno, salpicado de explicaciones respecto a su historia. Infinidad de personajes desfilan junto a los habituales y, si ya te has dejado atrapar, te crees que puedan convivir todos junto a los distintos departamentos de Scotland Yard. La novela descarga una potente batería de fantasía con la ampliación que se va haciendo del universo de Ríos de Londres a través de conexiones con el pasado y con otros países cuando la magia estaba más presente. No faltarán hadas, quimeras ni druidas.

Al escritor le encanta hablar de coches, por lo que volveremos al volante del Ford Asbo y el Jaguar Mark 2. Asimismo, Ben Aaronovitch nos impartirá detalles a propósito del contexto histórico y arquitectónico, de tal manera que podamos distinguir lo real de lo inventado. La mágica torre que descubriréis aquí os llevará a conocer a sus inquilinos y a todo lo que está a punto de explotar frente a vuestros ojos.

¿Estáis ya preparados/as para sumergiros en el Londres más mágico que pudierais creer que existiera hoy en día?

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.