El telescopio espacial Webb de la NASA ofrece la imagen infrarroja más profunda del universo hasta el momento
El telescopio espacial Webb de la NASA ofrece la imagen infrarroja más profunda del universo hasta el momento.

El Telescopio Espacial James Webb, el más poderoso que se ha puesto en órbita, ha revelado la imagen más clara hasta la fecha del universo primitivo, que se remonta a 13.000 millones de años, según asegura la agencia espacial estadounidense NASA. La impresionante fotografía, publicada en una sesión informativa en la Casa Blanca por el presidente estadounidense Joe Biden, está repleta de miles de galaxias y presenta algunos de los objetos más débiles observados, coloreados en tonos azules, naranjas y blancos.

Conocido como el Primer Campo Profundo de Webb, muestra el cúmulo de galaxias SMACS 0723, que actúa como una lente gravitatoria, desviando la luz de las galaxias más distantes detrás de él hacia el observatorio, en un efecto de aumento cósmico.

Webb compiló la toma compuesta en 12,5 horas, logrando mucho más de lo que su predecesor, el Telescopio Espacial Hubble, podría haber conseguido en semanas

El generador de imágenes principal de Webb, NIRCam, que opera en el espectro de longitud de onda del infrarrojo cercano porque la luz del universo primitivo se ha estirado cuando llega a nosotros, ha enfocado estas tenues galaxias de fondo. Webb compiló la toma compuesta en 12,5 horas, logrando mucho más de lo que su predecesor, el Telescopio Espacial Hubble, podría haber conseguido en semanas.

«Fantástico: galaxias sobre galaxias sobre galaxias«, afirma Jonathan Lunine, presidente del departamento de astronomía de la Universidad de Cornell, regocijándose junto con el resto de la comunidad astronómica mundial. «Aunque esto no es de ninguna manera lo más lejano que puede ver Webb, es la imagen más profunda jamás tomada y muestra el poder de este notable telescopio: tremenda sensibilidad, una amplia gama de longitudes de onda y una claridad de imagen nítida«.

Impresión artística de la NASA del Telescopio Espacial James Webb
Impresión artística de la NASA del Telescopio Espacial James Webb.

Vivero estelar

Avi Loeb, profesor de astronomía en Harvard, explica que los arcos rojizos son las galaxias antiguas, mientras que los círculos y elipses de colores claros pertenecen al cúmulo de galaxias más joven en primer plano. Agrega que está «encantado» con la idea de que Webb mirara aún más cerca del Big Bang, hace unos 13.800 millones de años.

El próximo conjunto de imágenes se publicará hoy martes y revelará detalles sobre la atmósfera de planetas lejanos, «guarderías estelares» donde se forman las estrellas, galaxias atrapadas en una danza de encuentros cercanos y la nube de gas alrededor de una estrella moribunda.

El asombro de Biden

Biden transmitió una sensación de asombro por el hecho de que Webb esté documentando imágenes del universo de hace unos 13 mil millones de años. «Es difícil incluso de comprender«, afirmó. «Estas imágenes le recordarán al mundo que Estados Unidos puede hacer grandes cosas y le recordarán al pueblo estadounidense, especialmente a nuestros niños, que no hay nada más allá de nuestra capacidad«.

Webb también llevó a cabo una espectroscopia, un análisis de la luz que revela información detallada, en un planeta gigante gaseoso llamado WASP-96 b, que fue descubierto en 2014. A casi 1.150 años luz de la Tierra, WASP-96 b tiene aproximadamente la mitad de la masa de Júpiter y gira alrededor de su estrella en solo 3,4 días.

Néstor Espinoza, astrónomo de STSI, asegura que las espectroscopias de exoplanetas anteriores realizadas con instrumentos existentes eran muy limitadas en comparación con lo que puede hacer Webb. «Es como estar en una habitación que está muy oscura y solo tienes un pequeño agujero por el que puedes mirar«, comenta, refiriéndose a la tecnología anterior. Ahora, con Webb, «has abierto una gran ventana, puedes ver todos los pequeños detalles«.

A 1,6 millones de kilómetros de la Tierra

Lanzado en diciembre desde la Guayana Francesa en un cohete Ariane 5, Webb está orbitando el Sol a una distancia de 1,6 millones de kilómetros de la Tierra, en una región del espacio llamada el segundo punto de Lagrange. Ahí, permanece en una posición fija en relación con la Tierra y el Sol, con un mínimo de combustible requerido para las correcciones de rumbo.

Una maravilla de la ingeniería, el coste total del proyecto se estima en $ 10 mil millones, lo que la convierte en una de las plataformas científicas más caras jamás construidas, comparable al Gran Colisionador de Hadrones en el CERN.

El espejo principal de Webb tiene más de 6,5 metros de ancho y está formado por 18 segmentos de espejo recubiertos de oro. Como una cámara en la mano, la estructura debe permanecer lo más estable posible para lograr las mejores tomas.

Un telescopio espacial con una gran estabilidad

Charlie Atkinson, ingeniero jefe del programa del Telescopio Espacial James Webb en el contratista principal, Northrop Grumman, afirima que no se tambalea más de 17 millonésimas de milímetro.

Después de las primeras imágenes, los astrónomos de todo el mundo compartirán tiempo de proceso en el telescopio Webb, con proyectos seleccionados competitivamente a través de un proceso en el que los solicitantes y los selectores no conocen las identidades de los demás, para minimizar el sesgo.

Gracias a un lanzamiento eficiente, la NASA estima que Webb tiene suficiente propulsor para una vida útil de 20 años, ya que trabaja en conjunto con los telescopios espaciales Hubble y Spitzer para responder preguntas fundamentales sobre el cosmos.

Fuente: NASA.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros y Ciencia. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.