Utilizando espectrometría de masas al analizar los datos de la sonda Cassini de la NASA, los científicos han encontrado que una gran cantidad de moléculas orgánicas ricas en carbono son expulsadas de las grietas del hielo de la superficie de la luna de Saturno Encélado. Científicos de Southwest Research Institute creen que estas moléculas complejas están unidas a reacciones químicas entre el núcleo rocoso y el agua tibia del océano que se encuentra bajo la superficie de esta luna.

De nuevo estamos maravillados con Encélado. Previamente sólo habíamos identificado las moléculas orgánicas más simples que contenían algunos átomos de carbono, pero incluso eso era muy intrigante“, comenta el doctor Christopher Glein, científico espacial especializado en química y oceanografía extraterrestre. Es coautor de un artículo publicado en Nature que describe este descubrimiento. “Ahora, hemos encontrado moléculas orgánicas con masas superiores a 200 unidades de masa atómica. Más de diez veces más pesadas que el metano. Con moléculas orgánicas complejas que emanan de su océano de agua líquida, esta luna es el único cuerpo además de la Tierra que satisface todos las requisitos básicos para la vida tal como la conocemos“.

Antes de su órbita en septiembre de 2017, Cassini tomó muestras de la columna de material que emergía del subsuelo de Encélado. El Analizador de Polvo Cósmico (CDA) y el Espectrómetro de Masas Iónico y Neutral (INMS) conducidos por SwRI, hicieron mediciones tanto dentro de la columna como en el anillo E de Saturno, que está formado por granos de hielo que escapan de la gravedad de Encélado.

Incluso después de su final, la nave espacial Cassini continúa enseñándonos sobre el potencial de Encélado para avanzar en el campo de la astrobiología en un mundo oceánico extraterrestre“, comenta Glein. “Este documento demuestra el valor del trabajo en equipo en ciencias planetarias. Los equipos de INMS y CDA colaboraron para llegar a una comprensión más profunda de la química orgánica del océano bajo la superficie de Encélado de lo que habría sido posible con un solo conjunto de datos“.

Durante el sobrevuelo cercano que Cassini efectuó de Encélado el 28 de octubre de 2015, INMS detectó hidrógeno molecular. Los sobrevuelos anteriores proporcionaron evidencias de un océano subsuperficial global que reside sobre un núcleo rocoso. Se cree que el hidrógeno molecular se forma por la interacción geoquímica entre el agua y las rocas en ambientes hidrotermales.

El hidrógeno proporciona una fuente de energía química que sostiene a los microbios que viven en los océanos de la Tierra cerca de los respiraderos hidrotermales“, añade el doctor Hunter Waite, investigador principal del INMS y también coautor del nuevo documento. “Una vez que se ha identificado una posible fuente de alimento para los microbios, la siguiente pregunta que debe hacerse es ‘¿cuál es la naturaleza de los compuestos orgánicos complejos en el océano?’ Este documento representa el primer paso en esa comprensión: la complejidad en la química orgánica más allá de nuestras expectativas“.

Los hallazgos del documento también tienen gran importancia para la próxima generación de exploraciones“, afirma Glein. “Una futura nave espacial podría volar a través de la pluma de Encelado, y analizar esas complejas moléculas orgánicas utilizando un espectrómetro de masas de alta resolución para ayudarnos a determinar cómo se formaron. Debemos ser cautelosos, pero es emocionante pensar que este hallazgo indica que la síntesis biológica de moléculas orgánicas en Encélado es posible“.

Fuente: Nature.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.