Ediciones Pàimes ha publicado un nuevo título que nos traslada al Egipto de Ramsés II, el más icónico y reconocible por el público general. Tras La dama del Nilo y El faraón, volvemos a orillas del Nilo de la mano de esta experta conocedora de tan sugerente época.

Nacida en Nueva Zelanda en 1945, a los seis años la familia de Pauline Gedge emigró al Reino Unido, donde estudió en la escuela Central de Oxford para niñas. En 1959 se trasladó de nuevo, en esta ocasión a Canadá, y allí estudio en el Brandon College de la Universidad de Manitoba. Regresó más tarde a nueva Zelanda donde completó su carrera en la Escuela de Formación Docente de Dunedin. Tras casarse en 1956, regresó a Canadá, ejerciendo como maestra e iniciándose en la escritura. Gedge es autora de novelas de temática variada, aunque es especialmente conocida por sus libros de género histórico, desarrollados en el antiguo Egipto.

La portada, como suele ser habitual en esta editorial, ha corrido a cargo de Calderón Studio y la traducción es obra de Edith Zilli. Como en títulos anteriores, contamos con una Guía de Personajes que nos ayudará a identificar a los protagonistas, tanto los familiares más cercanos a Khaemuast, como sus amigos y sirvientes. También contamos con un resumen de algunos de los dioses mencionados, destacando Set y Thot, este último dios de la medicina, la magia y las matemáticas.

Una de las características de los libros de Pauline Gedge es el fiel retrato que realiza del momento histórico elegido para la trama. En esta ocasión viajamos al reinado de Ramsés II,​ el tercer faraón de la Dinastía XIX que gobernó desde 1279 a. C. hasta 1213 a. C. y que ha pasado a ser uno de los faraones más célebres debido a la gran cantidad de vestigios que perduran de su activo reinado. Muchos conoceréis el templo de Abu Simbel y todas las historias vinculadas a la liberación de los israelitas por parte de Moisés. Como toda gran nación no estuvo exento de enfrentamientos con sus vecinos transfronterizos. El más destacable es el que ocurrió contra los hititas en la batalla de Qadesh, una controvertida historia que se saldó años más tarde con un tratado de paz que está considerado como el primero entre naciones de la historia. Es precisamente cuando se está en conversaciones con el rey de los khatti en torno a la dote que debe asignarse a su hija para ser entregada al faraón cuando aterrizamos en esta novela en Menfis, la gran ciudad que ha retomado su poder e influencia.

Centremos nuestra atención en Khaemuast, el príncipe Jaemuaset, cuarto hijo del faraón Ramsés II y el segundo de su segunda Gran Esposa Real, Astnofert, la reina Isis-Nefert. Nos cuentan los libros de historia que es el más conocido de los hijos ya que sus contribuciones a la sociedad egipcia fueron recordadas durante siglos. Ha sido descrito como el primer egiptólogo debido a sus trabajos en la identificación y restauración de edificios históricos, tumbas y templos. Fue Sumo sacerdote de Ptah y, al final de su vida, gobernador de Menfis y príncipe heredero. Murió a los 56 años de edad, en el año 55 del reinado de su padre. Su tumba está probablemente en Saqqara, la planicie donde se ubicó la gran necrópolis de Menfis y donde se encuentran restos tan importantes como la pirámide escalonada de Zoser. Es precisamente en medio de todas estas tumbas donde la ficción nos muestra a Khaemuast y su hijo Hori excavando y recuperando restos para ser estudiados en su finca junto al Nilo. En no pocas veces su esposa, Nubnofret, le recriminará que su casa parece más un mausoleo que la vivienda de un príncipe que debe atender sus compromisos reales. Nuestro protagonista está considerado uno de los hombres más sabios del país y anhela incrementar sus conocimientos desentrañando lo que las pinturas y pergaminos ocultan bajo la arena de Saqqara.

El matrimonio lleva casado 20 años y el paso de los años difumina las pasiones de antaño. Tienen dos hijos; Hori, el hijo que acompaña a su padre en sus aventuras descabelladas y Sheritra, una muchacha tímida, sensible y reservada a quien la amaban por su inteligencia y generosidad, su bondad y su gentileza. El príncipe Khaemuast revive los recuerdos de cuando conoció a su mujer en una cena contando ella tan sólo trece años. Pero, ahora él ansía sólo una cosa, hacerse con el legendario pergamino de Thot, tener el poder que va con él. Es el mejor mago y le abruma todo lo relacionado con el gobierno. Cedería su ka por el poder de los dos hechizos del pergamino: la resurrección física y el entendimiento del lenguaje de cuánto ser vivo vive bajo el sol.
La capital ha sido trasladada al norte el país como ventaja estratégica cerca de la frontera oriental y para facilitar el comercio junto al Gran Verdor. La narración nos describe de manera perfectamente cincelada el acceso a Pi-Ramsés en barco, los canales y todo lo que se ve en las orillas. Asistiremos a los detalles del tratado de Kadesh y la boda convenida como alianza con el rey de los khatti, pueblo vinculado a Babilonia. Nuestro protagonista asiste a una fiesta en la noche donde un viejo le entrega un pergamino que más tarde perderá no sin antes advertiles de los peligros que se cernirán sobre él si no lo quema. Dias más tardes, padre e hijo abrirán una tumba en apariencia sencilla que guarda varios  sarcófagos sin tapa y con imágenes repletas de paisajes con agua. Allí encontrará un pergamino cosido a una momia y la creencia de que sea el pergamino de Thot prende la mecha de un sueño febril por traducirlo.

Es entonces cuando aparece en escena una misteriosa mujer de extraordinaria belleza. Pronto se verá obsesionado con ella cuando la ve entre la multitud, mandándola buscar. Ocupa todos sus pensamientos a pesar de que se dedique a sus tareas con tesón férreo. Su hermano Si-Montu le aconseja que deje ese sueño de lujuria y que cierre esa tumba, además de criticar que perturba el sueño de los muertos cuando entra en las tumbas. Esta mujer es Tbubui, una noble que vive con su hermano Sisenet. Es viuda y tiene un hijo llamado Harmin. Estos nuevos amigos del príncipe compartirán la visita a la tumba y les extrañará que las losas estuvieran levantadas, el pergamino cosido a las manos y los frescos abundaran en imágenes repletas de agua.

La relación entre las dos familias empieza a crecer. No sólo comparten paseos y comidas o juegan al sennet, sino que Harmin y Sheritra empiezan a salir juntos y él le abre los ojos a la vida. Es aquí cuando Tbubui se alza como el personaje por antonomasia de esta novela de alto voltaje. Padre e hijo caerán rendidos a su magnetismo. No obstante, un halo de misterio envuelve a sus nuevos amigos, lo cual hará que el príncipe mande investigar el origen de sus raíces en Coptos.

Emisión de La Nave dedicada a esta novela de obsesiones, pasiones y misterios:

Esta novela detalle de manera soberbia los lugares, la época, los ritos, templos, las estaciones, el gobierno del país, todo un sinfín de estampas que nos trasladan al sofocante desierto, a las mohosas tumbas, al refrescante Nilo y a las estancias donde los protagonistas se transformarán y verán desencadenadas las consecuencias de sus actos irrefrenables.

Un hombre que abandona los deberes para con su familia en pos de una quimera que le convierta en el hombre más sabio y poderoso del mundo. Un cruce de pasiones, mentiras y confidencias entre dos familias que se ven atrapadas por el imán de Tbubui, uno de los personajes femeninos con más fuerza que recuerdo. Pero si está bien cincelada la puesta en escena, la maraña que se teje entre los protagonistas es de tal tensión que las páginas vuelan en tus manos, con más de una sorpresa y giro inesperado. De nuevo, una historia en las que los hombres ansían la sabiduría de los dioses sin tener en cuenta las consecuencias. Los personajes secundarios, que son muchos, apuntalan la obra y sirven de perfecto coro en esta ópera cargada de drama, misterio y fantasía. Una lectura que acaba desbordándose tras una catarata de acontecimientos incontrolables. Recomiento este viaje sin duda; os espera toda la majestuosidad de Egipto, increibles aventuras tras un pergamino que ofrece un increíble poder oscuro y una mujer que conseguirá arrastrar a un hombre que está dispuesto a todo por la inmortalidad.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.