El mundo de MiloBienvenidos de nuevo a nuestras recomendaciones de lecturas del mes. Hoy tengo el placer de reseñar esta pequeña obrita que nos trae Planeta Cómic, “El mundo de Milo”, el primero de los dos integrales que recopilarán  los por el momento 4 tomos de 60 páginas publicados por Dargaud en Francia. Un cartoné de 115 páginas de pura magia, un pequeño cuento que bebe mucho de los mundos de Miyazaki o de obras como “El gran muerto”. Los autores son Richard Marazano al guión, prolifico escritor francés responsable de obras como “Cuervos” o “Guerero” y al arte está Christophe Ferreira, dibujante de obras como “Alcyon” o “la reina negra”.

El mundo de Milo es la adaptación de cuento tradicional chino a la europea. Milo es un aventurero niño que odia la soledad en la que se ve obligado a vivir pues su padre trabaja mucho y sólo puede verlo una vez al mes. Vive sólo en una cabaña y está al cuidado de tres extravagantes mujeres sus “tías” que no dudan en vigilarlo para que no haga ninguna travesura y lo hartan a comida como para un regimiento. Milo detesta lo aburrido de su vida y por eso tiene un lugar especial, un lago al que le encanta ir a pescar cangrejos. Un buen día logra atrapar un misterioso huevo dorado del que luego surgirá un misterioso pez dorado que no para de crecer y crecer.

El mundo de MiloEste raro acontecimiento será sólo el primero de muchos, pues de pronto Milo pasará a ser visitado por un extraño ser con cabeza de rana que quiere saber qué ha pescado, al que sólo el ingenio y las dotes de ventriloquía de Milo logrará ahuyentar. El ser no para de amenazar a algo que lleva en su saco con que se lo comerá si no consigue comerse a Milo. Un buen día es el propio Milo el que descubre que dentro del saco se encuentra una misteriosa joven pelirroja.

Valia, pues así se llama la joven rescata, tiene poco de “damisela en apuros” y de nuevo en claro homenaje a Miyazaki, tiene una personalidad fuerte y resolutiva. Al misterioso Cabeza Sapo se le une otro siseante ser encapuchado, por lo que los dos jóvenes decidirán huir en medio de una gran tormenta al otro lado del lago.

Es aquí cuando la magia naturalista propia del manga y el anime estalla en todo su esplendor. Resulta que de pronto el pez dorado es capaz de hablar y le dice a Milo que no se separe de Valia. Como era de esperar lo hacen a la primera de cambio y Milo es secuestrado por una extraña raza de seres diminutos muy deudores de ciertos “Borrowers”. Es tiempo de presentar a dos personajes de esta raza se trata de anciano y taciturno Zhong y su hija, la adorable y alocada Mindi. Y por supuestos las tres queridas tías ancianas de Milo, a las que un simple cambio de dimensión no va a detener para cuidar y alimentar a su pequeñín.

Tenemos a nuestros héroes, pero todo buen cuento necesita un villano y ese no es otro que “el Brujo”. Este hechicero parece ser el señor de las criaturas encapuchadas, vive en un lúgubre castillo rodeado de paramos y pantanos y no dudará en mandar una horda de enormes saurios llamados Axolotls para dar con Milo. Acaba la primera parte dejándonos con un montón de interrogantes pero ya hechizados por este mundo de todos pastel, casas salidas de la Europa medieval del este y adorables personajes que son todo emoción. Si una pega se le puede empezar a poner a la obra es que casi parecen fotogramas inconexos de un storyboard, el acabado y el coloreado hacen que sean como recortes de una preciosa película animada.

El mundo de Milo

La segunda mitad del tomo comprende el segundo álbum europeo y en mi opinión si la primera parte pecaba de lenta y costumbrista, esta segunda peca de ser demasiado rápida y acelerada. Es la hora de las revelaciones. Resulta que en el mundo de Milo hay un grupo de seres capaces de viajar entre los diversos mundos del multiverso. Todo era paz y prosperidad hasta que hubo una guerra entre los mundos, cada vez quedaron menos de esos “Poderes” capaces de viajar y salvar los mundos.

El argumento es demasiado atropellado, todos los giros de guión y las grandes revelaciones se van dando de golpe mientras nuestro Milo intenta asumir su papel como héroe de esta historia y de paso convencer a su díscola amiga Valia. Por precisos que sea un flashback mudo, me parece un recurso un tanto confuso para los lectores más jóvenes que se intenten acercar a la obra. Descontando el querer contar tanto en tan poco y lo poco que puedes empatizar con tantos personajes. Tened en cuenta que pasaremos de una mitad de tomo en la que sólo hay dos protagonistas a ahora lidiar con siete, explicar el trasfondo de Milo y Valia, el origen de la guerra y el “Brujo”, todo ello como en todo buen cuento con profundos lazos familiares.

Por supuesto no van a faltar los inmensos y majestuosos bosques, un pantano lleno de niebla con unos extraños monstruos, donde como no podía ser menos será la valiente Valia la que salve a nuestro perdido Milo. Creo que Milo es una de las cosas que más me gusta de esta obra y es que dentro de su evolución no deja de ser el mismo niño perdido, abrumado y torpe, no se convierte en un héroe elegido de página a página aunque el destino de la historia así lo requiera.

El mundo de Milo

El drama que genera el “Brujo” y Valia o la buena de Mindi como recursos humorístico de ser la peor prisionera de un señor oscuro del mundo. Todo queda bastante cerrado con un duelo de magia “buena” contra “mala” de tal forma que no sé cómo continuará la historia, pero lo bueno del lago de Milo es que siempre podrá surgir un resplandor dorado que lo lleve a vivir mil y una aventuras en cualquiera de los infinitos reinos del multiverso. Sin duda uno de los mejores momentos de esta segunda parte, es la costumbrista charla final de Milo con su padre a la orilla del río en el que por un momento dudamos de si todo es una fantasía de niño o de veras ha ocurido.

Una obra que es una delicia visual, al que como pega a su edición diría que el haberle reducido el tamaño le resta fuerza y majestuosidad a un dibujo tan recreado en los detalles y los fondos. De nuevo falta de movilidad y narrativa, puedes maravillarte de la plasticidad de una escena pero no hay transición de viñeta a viñeta. En definitiva una apuesta para los jóvenes lectores de la casa y los amantes de la animación del estudio Ghibli. Ojalá Planeta pronto nos haga llegar el resto de esta historia de magia y esperanza.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.