Debo reconocer que, de todos los géneros que fueron perdiendo fuerza según avanzaron las tecnologías durante los años 90 y principios del actual siglo, los shoot’em ups de naves a lo Xenon y Galaga son de los que más echo de menos, por su sencillez y acción directa. Sin embargo, hay que ser consciente de que en la actualidad se pide mucho más a los juegos para que sean dignos de formar parte de nuestras bibliotecas. Dogos aspira a conseguirlo con algunas novedades que lo separan un poco del terreno tradicional.

El pequeño estudio Opqam es el encargado de traernos este título donde tomaremos las riendas de Desmond Phoenix en su lucha contra los Zeetnuks, alienígenas que ya han acabado con gran parte de los humanos. Como no puede ser de otro modo, nuestro objetivo es eliminar la invasión antes de que acabe con lo poco que queda de nuestra especie.

Dogos


Es curioso encontrarse con un exponente de este subgénero que muestre un poco de interés por el personaje y su contexto, en este caso mayoritariamente en forma de notas de su diario personal. No es que aporte gran cosa al desarrollo del juego, pero al menos está ahí para amenizarnos las cargas.

Durante sus 14 niveles nos pondremos a los mandos de la nave y nos dedicaremos, esencialmente, a machacar los botones de disparo correspondiente a las armas de tierra y aire. Una primera novedad que resulta más importante de lo que pueda parecer, aunque no siempre de forma agradable. Las naves aéreas enemigas que nos encontramos son veloces, ágiles y nos obligan a movernos deprisa y disparar a discreción. Las de tierra, en cambio, son estáticas o se mueven con relativa lentitud, lo que nos obliga a respirar un poco y apuntar bien mientras esquivamos sus disparos, mucho más peligrosos.

Dogos

Sinceramente creo que esta forma de desarrollar la jugabilidad hubiera sido más acertada de alternar las fases con mayoría de enemigos de aire y tierra, pero sin embargo, nos encontramos siempre con una mezcla de los dos, obligándonos a jugar continuamente a dos ritmos, lo que lleva cierto tiempo para amoldarse y a veces pone un poco de los nervios.

A estas dos armas se le suma una tercera especial y muy limitada que iremos recogiendo junto al resto de pick-ups. Misiles dirigidos, láser, megabombas y algunas más, que aportan variedad aunque, una vez más de forma irregular, ya que hay algunas poco útiles. Según vayamos superando fases, nos recompensarán con variaciones más potentes de las armas principales. Sin embargo, hay poca variedad, solo tres armas de tierra y cuatro aéreas. A falta de más, la escasez se hubiera disimulado un poco si hubiéramos tenido que conseguir algunos desafíos o una serie de puntos para desbloquearlas.

Dogos

Otra novedad jugable bastante significativa es que tenemos relativa libertad de movimiento. Las fases, algunas de ellas esencialmente lineales y otras más abiertas, nos permiten movernos libremente y retroceder o escoger el camino que queramos, dotando al juego de mayores posibilidades. La presencia de un mapa completo en todo momento nos impide que nos perdamos y nuestro objetivo además suele ser algo del tipo «avanza hasta la siguiente zona y destruye a los enemigos», así que no disponemos de mucha variedad de misiones, aunque no suele hacer falta en este tipo de títulos.

Una vez en faena, comprobamos que se controla todo de forma más que correcta y es bastante divertido de jugar. Además, me agrada decirlo, no adolece del defecto de muchas producciones de presupuesto limitado, que al principio enganchan pero luego se vuelven repetitivas. Debo decir que las primeras fases no son tan entretenidas como las siguientes, cuando ya tenemos un gran número de enemigos en escena y hay que andar con estrés y cuidado al mismo tiempo. Es en ese punto que Dogos divierte más.

No todo es bueno, de todas formas, ya que tiene un par de problemas que empañan un poco la experiencia global. Primero, las batallas con los jefes finales. Los diseños están logrados y son entretenidas, pero muy largas, de forma excesiva. A veces tardas diez minutos es derribar a un enemigo al que le has dado cientos de veces y que te ha lanzado los mismos tres ataques en cadena durante todo ese tiempo. Un poco más de dificultad o intensidad a cambio de no tener tanta resistencia hubiera sido más fiel al conjunto.

Dogos

El otro problema es que, sorprendentemente, marea. No soy el primero en notarlo, parece, ya que lo he leído en otros sitios y gente con la que he probado el juego dice lo mismo. Tanta vuelta, disparo por todos lados y la intensidad hacen que, al apagar la consola, te tengas que quedar sentado unos segundos. No es que sea algo muy determinante, pero se debería tener en cuenta si sois sensibles.

Pasando a cuestiones técnicas, Dogos toma en general decisiones acertadas. El diseño de los niveles, exceptuando quizá un par de ellos menos afortunados, es variado y con el tamaño adecuado para pasar un buen rato disparando sin cansar. Los efectos gráficos son correctos y hacen honor al género y la banda sonora es bastante agradable, con temas que complementan bien el juego. Hubiera estado bien una mayor variedad de enemigos, ya que en su mayoría son naves y máquinas con diferentes variaciones. Incluso los jefes finales parecen versiones sobredimensionadas de los mismos enemigos.

Dogos

Así mismo, una mayor personalización de los parámetros de la nave, no solo de las armas como comentaba antes, hubiera hecho ganar al juego un par de puntos. Así mismo, no llego a entender muy bien la inexplicable elección entre dos naves de características similares al principio del juego para luego no dejarnos cambiarla en ningún momento, al igual que el nivel de dificultad inicial. Si cometemos el error de empezarlo en el nivel fácil se acaba demasiado rápido, ya que 14 niveles son pocos si los podemos superar a la primera.

Aun con estos pequeños defectos que, en su mayoría, se pueden achacar a falta de tiempo o recursos de la compañía para seguir ampliando posibilidades, Dogos es un juego digno para todos aquellos que echamos de menos shooters de esta categoría. No es un juego memorable, pero es divertido jugarlo y ofrece una alternativa sencilla al catálogo actual.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.