Meduloblastoma

Científicos de la Universidad Queen Mary de Londres, financiados por la organización benéfica Brain Tumor Research, han encontrado una nueva forma de privar de energía a las células cancerosas de los tumores cerebrales para evitar un mayor crecimiento. La investigación preclínica en muestras de tejido humano, líneas celulares humanas y ratones podría conducir a cambios en la forma en que se trate a algunos niños con meduloblastoma en el futuro, si los hallazgos se confirman en ensayos clínicos en humanos.

El meduloblastoma es el tumor cerebral de alto grado más común en los niños. La tasa de supervivencia es del 70% para aquellos cuyo tumor no se ha diseminado, pero casi siempre es fatal en los casos de tumor recurrente.

La investigación, publicada en la revista Nature Communications, analiza el hexafosfato de inositol (IP6), un compuesto natural presente en casi todas las plantas y animales, y muestra cómo inhibe el meduloblastoma y se puede combinar con quimioterapia para matar las células tumorales.

“Hemos identificado una forma novedosa en la que este tipo de meduloblastoma es capaz de adaptar su metabolismo y crecer incontrolablemente

La investigadora principal, la profesora Silvia Marino del Centro de excelencia de investigación de tumores cerebrales de la Universidad Queen Mary de Londres, asegura que “el meduloblastoma se presenta en cuatro subgrupos distintos (WNT, SHH, G3 y G4). A pesar de nuestro creciente conocimiento de las diferencias moleculares entre estos subgrupos, Las opciones actuales son la cirugía junto con la radioterapia y/o la quimioterapia para todos los pacientes. Necesitamos desesperadamente comprender los eventos moleculares clave que impulsan el crecimiento tumoral en cada subgrupo para diseñar tratamientos nuevos, menos tóxicos y mejor dirigidos“.

El meduloblastoma G4 es el menos comprendido de todos los subgrupos, a pesar de ser el más común y asociado con un mal pronóstico”, continúa Marino. “Hemos identificado una forma novedosa en la que este tipo de meduloblastoma es capaz de adaptar su metabolismo y crecer incontrolablemente. Es significativo que también hayamos demostrado cómo este suministro de energía puede bloquearse. Estos resultados emocionantes brindan una esperanza de desarrollar nuevos tratamientos dirigidos a los pacientes con este agresivo tumor cerebral pediátrico“.

Las células normales pueden activar y desactivar genes específicos según sea necesario para controlar su crecimiento. Conocido como epigenética, este proceso se puede interrumpir en el cáncer, lo que lleva a una producción excesiva de proteínas específicas que contribuyen al desarrollo y crecimiento de un tumor.

Ya se sabe que los cambios epigenéticos pueden contribuir al desarrollo de meduloblastoma. Además, una proteína involucrada en este proceso, conocida como BMI1, se encuentra en niveles altos en una amplia gama de cánceres, incluidos los tumores cerebrales. En el meduloblastoma, se encuentran niveles altos en el subgrupo G4, donde mantiene el crecimiento del tumor.

El equipo del profesor Marino ha demostrado anteriormente que, junto con los altos niveles de IMC1, las células de meduloblastoma G4 también carecen de una proteína llamada CHD7. Se cree que esta combinación de cambios, o firma, contribuye al desarrollo del meduloblastoma G4.

Ahora, el equipo ha demostrado que los altos niveles de BMI1 permiten que las células cancerosas adapten su metabolismo y crezcan de forma agresiva. Este cambio se puede revertir tratando las células con hexafosfato de inositol (IP6). El equipo también mostró que cuando se combinó IP6 con quimioterapia, en este caso cisplatino, observaron una mayor capacidad para matar las células tumorales en ratones.

Hugh Adams, Jefe de Relaciones con las Partes Interesadas en Brain Tumor Research, comenta que “estos resultados tan emocionantes revelan una nueva forma de que la epigenética controle el metabolismo dentro de las células tumorales. Ahora se requieren ensayos clínicos para probar la capacidad de combinar IP6 con quimioterapia para tratar el meduloblastoma G4, lo que ofrece promesas a un grupo de pacientes particularmente vulnerable“.

Meduloblastoma pediátrico
Meduloblastoma pediátrico (resonancia magnética).

Es una gran noticia y trae una esperanza muy necesaria para el futuro. Aún queda mucho camino por recorrer, pero esperamos que un ensayo clínico pueda estar en funcionamiento en un futuro cercano”, insiste Adams. “Los tumores cerebrales matan a más niños y adultos menores de 40 años, sin embargo, históricamente, solo el 1% del gasto nacional en cáncer en el Reino Unido se ha destinado a esta devastadora enfermedad. La investigación sobre tumores cerebrales está decidida a cambiar esto“.

Peter Gardiner, de Aston Clinton, cerca de Aylesbury, perdió a su hijo de 13 años a causa de un meduloblastoma en noviembre de 2017. El próximo mes de mayo se cumplen seis años desde su diagnóstico.

Sólo puedo describir nuestra experiencia como un largo infierno. En primer lugar, le diagnosticaron a Ollie, luego se sometió a una cirugía y a un tratamiento extenso. Cuando nos dijeron que no había más opciones para él en el Reino Unido, financiamos mediante crowdfunding 500.000£ para que pudiera haber inmunoterapia en Alemania. Era nuestra única esperanza y lamentablemente no funcionó“, recuerda Gardiner.

La familia de Ollie donó generosamente 187.000£ de parte de su recaudación de fondos a Brain Tumor Research, que financia a la investigadora postdoctoral Sara Badodi, que trabaja junto con la profesora Marino.

Gardiner afirmó que “nos sentimos abrumados por el apoyo de amigos, familiares y extraños que estuvieron a nuestro lado en nuestra hora de necesidad y se unieron para ayudarnos a hacer lo mejor que pudimos por nuestro hijo. Significa que el mundo piensa eso, porque de él y del amor que la gente nos mostró, es posible que otros no tengan que pasar por lo mismo que nosotros“.

Fuente: Nature Communications.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.