Catherine fue uno de los videojuegos más controvertidos de la pasada generación. Viendo su llegada a PlayStation 3 y Xbox 360, además de inicios de 2019 al PC, nos trae un título muy especial de la mano de Atlus. Muchos jugadores aún recuerdan todas las sensaciones y sentimientos que levantó en su momento un juego atípico, muy japones y a lo que no muchos nos encontrábamos acostumbrados a jugar. Todo esto unido a su interesante historia, jugabilidad más que curioso y sobre todo la sensualidad trajo un cóctel de lo mejorcito para unas consolas que vivían sus años dorados. Catherine regresó a PC con una remasterización para todos aquellos que no pudieron disfrutarlo en su momento y hoy os hablamos de otro título más: Catherine: Full Body, algo que lleva más lejos los términos de remasterización trayendo una historia nueva, acertijos y puzzles.

Pero primero centrémonos en su historia. Catherine nos centra en la historia de Vincent Brooks, un joven de 32 años que comienza a tener una crisis que a pesar de ser un adulto no logra asumir las responsabilidades que conlleva tener esta edad. Tras muchos años con su novia Katherine deciden dar el paso de concertar matrimonio, aunque este continúa con el terror al compromiso y decide ahogar sus penas junto a sus amigos en el bar Stray Sheep. Katherine es todo lo contrario a él, una mujer responsable, de ideas fijas y sobre todo decidida, algo que no evita que ponga límites e incluso meter en cintura a Vincent. Fruto de estas presiones comienza a tener una serie de pesadillas que lo sitúan en una extraña torre que de caer al vacío acabará con su vida, al igual que verse rodeado de ovejas que parecen ser otras personas conectadas extrañamente en sus sueños.

Parece que todos estos problemas vienen acompañados además de una persona más, Catherine. Tras una noche de desenfreno y alcohol despertará en su cama junto a esta joven. Nuestro protagonista no recuerda nada de lo que ha pasado, teniendo una gran cantidad de vacíos de la noche anterior. Vincent únicamente tiene una cosa clara, que ha engañado a su prometida Katherine con Catherine y que esto puede ser la base de sus sueños ya que irá descubriendo que las ovejas que la acompañan también han hecho malas acciones. La tarea de Vincent no sólo será sobrevivir noche tras noche a escalar esta torre y sobrevivir no sólo a esta difícil tarea, sino a enfrentarse también a sus miedos que serán representados de las formas más horribles. Una historia de lo más interesante que además trae novedades que iremos comentando a lo largo de esta review y que irás conociendo a través de una serie de secuencias de estética anime.

Como bien indicábamos anteriormente en este triángulo amoroso transformado en videojuego encontramos una nueva pieza, bajo el nombre de Qatherine -Rin para los amigos-. Esta es una de las principales excusas para hacerse con Catherine: Full Body, la inserción de un misterioso personaje que tiene un importante papel en la historia y no se basa en un simple añadido para vender nuevamente la aventura. Vincent se encontrará desde el inicio de la aventura con Rin y al igual que él, esta ha perdido totalmente la memoria y actualmente se encuentra trabajando como camarera en el Stray Sheep. Vincent tendrá una relación mucho más cercana con esta no sólo porque trabaja en el lugar donde él y sus amigos beben todas las noches sino que pronto descubrirá que se ha mudado a su mismo bloque de edificios y de la que pronto descubriremos los misterios que la rodean.

Nuestro papel de jugador nos da la posibilidad de elegir cual es nuestra chica preferida, pudiendo dedicar más tiempo de nuestros días en el universo del título mandando mensajes a Katherine, Catherine o Rin. Esto dan un nuevo giro respecto al videojuego original de 2011 ya que originalmente podíamos obtener más información de los dos primeros y ahora entra un tercero que prometemos se antoja muy interesante. Sobre la mesa parece que conocer a Rin será tan sencillo como insistir en ella a base de mensajes, pero eso no será así ya que habrá que seguir una ruta de acciones específica para encontrarnos con ella una serie de noches concreta. Esto realmente hace que el título sea altamente rejugable ya que si no descubrimos cómo poder acceder a ella tendremos que repetir la partida de nuevo para saberlo todo sobre ella. Puede antojarse algo pesado, pero tenemos con la ventaja de saltar las secuencias y pasar los textos a mayor velocidad, elaborando las misiones y acciones de una forma más rápida.

Lo que nos respecta a su jugabilidad hemos de decir que esta no ha sido sometida a excesivos cambios y creemos que esto ha sido realmente acertado. Si algo funciona, ¿por qué cambiarlo? Durante la gran mayoría del tiempo nos encontraremos jugando en peligrosas torres que habrá que ir escalando de la forma más rápida posible para llegar a la cima y salvar nuestras vidas una noche más. Estas se encuentran compuestas por una serie de bloques que habrá que ir desplazando hacia los laterales, delante y detrás, haciendo que Vincent escale o use los salientes para ir moviéndose. Es un auténtico rompecabezas que al mismo tiempo es a contrarreloj ya que los pisos inferiores irán cayendo a los pocos segundos haciendo que nos podamos precipitar al vacío. Uno de los cambios más esenciales lo encontramos en establecer una dificultad algo más justa, paliando de esta forma las críticas recibidas por gran parte de la comunidad por lo injusto que llegaba a ser o el poco tiempo para escalar. Los puzzles también han aumentado en número, teniendo los clásicos y otros totalmente cambiados e inéditos que traerán desafíos de lo más especial para aquellos que vuelven a adentrarse en Catherine. Más de 500 torres son las que encontramos en el título con muchas alternativas, bloques que al apoyarnos caerán a los pocos segundos, congelados y que deslizarán entre otros.

Otro de los cambios que encontramos se implementan en otras funciones del título. Uno de los primeros es el de la cámara, otro de los aspectos más problemáticos del título original. Esta ahora sigue sin problema a nuestro protagonista y muestra todos los bordes a los que se puede sujetar e incluso realizar cualquier maniobra de una manera mucho más cómoda. Estas adiciones son muy positivas, sobre todo para aquellos que disfrutamos del original y que ahora gozamos de una entrega mucho más pulida. Por contra, no se ha mejorado la sensibilidad en los controles, siendo algo toscos y que nos hará perder el control de Vincent en muchos momentos costándonos una vida. Una novedad más la hallamos en la adición de un modo online con el competir contra usuarios a través de internet. Esta es una evolución de algo que ya vimos en su momento en el local y que ahora evoluciona a algo totalmente competitivo. De esta forma habrá que ir subiendo de la forma más rápida y hacer caer a nuestros rivales al vacío para ser el ganador. Es adictivo y muy entretenido.

Encontramos muchas curiosidades dentro de la aventura, como es el regreso de una máquina recreativa en la que resolver aún más puzzles y desbloquear trofeos y logros para nuestro perfil. Por otra parte, la máquina tocadiscos que hallábamos en el Stray Sheep ha sido actualizada con más melodías entre las que encontramos temas de Persona 5 y de Project Re Fantasy, título que será lanzado próximamente. Lo que nos respecta a lo técnico hemos de decir que la remasterización no ha necesitado un lavado de cara muy profundo, dado que su apartado cell-shading era más que notable en su versión de 2010 y ahora simplemente se ha limitado a reescalarse a resoluciones panorámicas y en alta definición. Las imágenes por segundo no han variado, algo que muchos esperaban, aunque hemos de decir que su funcionamiento a 30 FPS lo hace muy atractivo. Su banda sonora ha introducido también temas nuevos, muchos de ellos remezclas de los originales y que no terminan de mejorar a los primeros, pero siempre son curiosos de escuchar.

Catherine: Full Body nos ha cautivado. Contamos con un juego de una gran calidad que mantiene todo lo bueno del original y que lo expande con las mejoras necesarias, sin hacer locuras ni grandes alardes, simplemente homenajear al original y dar una más que buena excusa para volver a adentrarnos al triángulo amoroso de Vincent. Las fases de puzzles son muy variadas y la inclusión de otras totalmente nuevas y alternativas harán las delicias de los jugadores. Muchas son las novedades que se incluyen al mismo tiempo que trae una formula clásica que ha ido mejorando con lo necesario. Si te cautivó el original te aconsejamos que te hagas con él dado que expande la experiencia jugada en 2011 mientras que si quieres adentrarte en esta historia por primera vez es la ocasión perfecta para hacerte con él. Y recuerda: El mundo entero es un teatro; y todos los hombres y mujeres, simplemente comediantes.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
30. Apasionado del mundo de los videojuegos desde la infancia, cientos de mundos virtuales recorridos y conocedor de muchos de los entresijos de la industria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.