Muchos al conocer el anuncio de Killing Floor Double Feature pensábamos que se trataba únicamente de un recopilatorio más en el que Tripwire Interactive haría pasar nuevamente a los jugadores por caja para ganar un dinero extra. Pero más lejos de la realidad se nos propone un auténtico homenaje por su década con la franquicia dándonos la oportunidad de jugar dos títulos bien diferentes: Killing Floor 2 orientado al juego cooperativo local u online y Killing Floor Incursion para PS VR, usando el periférico de realidad virtual.

Para aquellos que no conozcan la franquicia debemos de mencionar que es muy popular por su fórmula jugable, dando unas facilidades para jugadores novatos y una profundidad estratégica para aquellos que deseen optar por el cooperativo. Destrozar a todo bicho viviente que nos crucemos por nuestro camino creando un rastro de sangre a nuestro paso, con multitud de armas y un sinfín de desbloqueables que harán las delicias de cualquier adepto a los FPS. Nos recuerda mucho a lo visto en sagas como Serious Sam, dando una nota humorística al mismo tiempo que se generan grandes carnicerías.

Matando zombies en cooperativo

En primer lugar, mencionaremos la fórmula que nos propone Killing Floor 2 en el que se proporciona una pequeño lore con una simple historia que carece de importancia y que sirve como excusa para acabar con todo bicho viviente. Desde un primer momento nos introduciremos en el campo de batalla en el que aniquilar a seres mutantes que han sido creados por una peligrosa multinacional. Horzine -como se conoce a la empresa-, fruto de múltiples investigaciones ha desarrollado una plaga que asola las calles y de la que un equipo de mercenarios del que formamos parte serán los encargados de vencerlos.

Uno de los principales puntos negativos del que pecaba Killing Floor 2 era la ausencia de una modalidad campaña o al menos una serie de “historias” como las que encontrábamos en Left 4 Dead, algo que habría ensalzado mucho la experiencia. Nuestra existencia en Killing Floor 2 se resumirá en matar y destrozar a los Zeds, que se acercarán en hordas y oleadas a las que derrotaremos con múltiples armas. A cada víctima que sumemos a nuestro marcador se ganará dinero con el que adquirir armamento. Conforme vayan superándose estas mencionadas oleadas se irán acercando enemigos de mayor poder y concluyendo con una pelea contra un jefe final. Uno de los puntos más interesantes es la forma con la que podemos diseñar a nuestro personaje, teniendo una gran variedad de clases que lo destinan a una forma de interactuar en el combate y optar a unas armas concretas.

Berserker, Comando, Demolitionist, Field Medic, Firebug, Gunslinger, Sharpshooter, Support, Survivalist y SWAT son las que encontramos disponibles desde el primer momento y que como indicábamos anteriormente optan a una serie de armas concretas, eso sí, únicamente Survivalist es el que cambia las normas del juego introduciendo la posibilidad de controlar absolutamente todas. Los diseños de todos estos al igual que sus armas han sido desarrollados de manera eficiente, diferenciándolos unos de otros y mostrando una gran personalidad. Esto mismo también es aplicable a las criaturas, aunque algunas de ellas han sido creadas con maestría otras pasan a ser algo más genéricas. Las armas cuentan con unas buenas animaciones dando un control realista sobre ellas, generando retroceso al usarlas o en el cuerpo a cuerpo causando algo más de lentitud en algunos casos.

Zombies en Realidad Virtual

El segundo de los juegos incluidos en este pack es Killing Floor Incursion, siendo una entrega más reciente y con tan sólo un año aproximadamente desde su lanzamiento. Este es una experiencia para realidad virtual y diseñada para el periférico PlayStation VR, siendo de una duración escasa, pero de gran entretenimiento. A través de los controles por movimiento se manejarán pistolas, cuchillos y todo tipo de armamentos con gran precisión y facilidad, adaptándose notablemente a cualquier tipo de jugador, ya sea un veterano o un principiante. Es un juego muy inmersivo, muy parecido a una especie de túnel del terror en el que recorreremos cuatro fases centradas en un bosque, unas alcantarillas o la mismísima Torre Eifel.

Una de las pegas la encontramos en su control, limitándose únicamente al PlayStation Move y no dando la oportunidad de uso del DualShock 4. Tampoco se introducen funciones con el PS VR Aim, algo que incluso sería mucho más cómodo a la hora de jugar. Técnicamente cumple de manera eficiente y moviéndose a 60 imágenes por segundo, siendo una experiencia satisfactoria de jugar. Es inmersivo y la presencia de múltiples enemigos puede acabar cansando un poco la vista o llegando a marear en sesiones excesivamente largas.

Conclusiones sobre Killing Floor Double Feature

Killing Floor Double Feature es una buena compra que llega a PlayStation 4 por un precio de 39.99 euros. Es muy aconsejable para aquellos que dispongan del periférico PlayStation VR puesto que para los que no lo tengan simplemente encontrarán un título de dos con el que jugar. Si cuentas con el dispositivo de realidad virtual y buscas además una experiencia cooperativa que compartir tanto de forma local como online, estás ante un pack ideal.

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.