Call of Duty: Modern Warfare II

Hemos jugado a Call of Duty: Modern Warfare II, el reboot de la segunda parte de una de las mejores sagas de la franquicia, que en 2019 tuvo un reinicio inmaculado con su primera entrega. Es verdad que se trata de otro Call of Duty más, un título de una lista de juegos anuales que poco cambia de un año a otro, pero tanto esta como su predecesora son entregas extraordinarias.

Una campaña continuista pero frenética

Call of Duty: Modern Warfare II es más de lo mismo, una continuación de lo que vimos en la entrega anterior. Comenzaremos como siempre con pequeñas misiones para ir haciéndonos con las mecánicas del juego. Luego la acción se intensificará de manera desmesurada. ¡Todo lo que le pedimos a un juego de guerra!

La acción se irá intercalando con misiones en las que tendremos furibundas persecuciones de coches, vigiladas desde helicópteros y con escenarios cargados de explosiones y estruendos. En contraposición, veremos también fases en las que el sigilo será la baza principal para poder avanzar y donde solo nos acompañará el ruido del ambiente. Una argamasa de gameplay que cumple como hacen el resto de entregas de la franquicia.

La guerra en el salón de tu casa

En lo que sí que hemos notado un cambio más que interesante con respecto a títulos anteriores, ha sido en el apartado gráfico. Tanto los escenarios como la ambientación de cada mapa son sencillamente increíbles. Las armas, equipos y vehículos cuentan con todo lujos de detalles. Durante la trama, veremos recreaciones de ciudades calcadas a las originales. También cuenta con unas cinemáticas descomunales que nos harán sentir que estamos viendo una película.

Call of Duty Modern Warfare II

En la versión para PC de Battle.net podremos configurar los gráficos a nuestro antojo, pudiendo jugar con una tasa de frames de hasta 240. Las opciones más destacadas son la del sombreado en la pantalla, iluminación de partículas, oclusión ambiental y sobre todo la opción de configurar la resolución y la nitidez bajo la reciente tecnología DLSS, solo disponible en la gama de graficas Nvidia de la serie RTX. También AMD tiene el suyo propio llamado FSR, que ha sido desarrollado hace relativamente poco, por lo que no está disponible aún en la mayoría de juegos.

En conclusión con este apartado, Call of Duty: Modern Warfare II nos brinda infinidad de posibilidades para que puedas jugar sin importar el equipo del que dispongas.

Multijugador, el modo rey de Call of Duty: Modern Warfare II

Por mucho que la campaña sea una maravilla, con unos efectos y gráficos descomunales, lo que realmente atrae a la mayoría de jugadores es el modo multijugador. Aquí, como en cada título, tendremos los siguientes modos:

  • Duelo por equipos. Aquí nos enfrentaremos a otro equipo. Para ganar habrá que conseguir el máximo de puntos requeridos.
  • Contra todos. Todo un clásico. Nos enfrentaremos de forma individual al resto de jugadores para escalar posiciones en función a las bajas que hagamos. Una buena manera de calentar motores antes de meternos en un modo más complejo.
  • Dominio. Toma, controla y defiende objetivos para ganar puntos. Gana el primer equipo en llegar al límite de puntuaciones.
  • Buscar y destruir. Otro clásico. Los equipos alternan entre detonar una bomba y desactivarla, al más puro estilo Counter-Strike o Valorant. Si morimos en este modo, no reapareceremos hasta que acabe la ronda.
  • Cuartel general. Tendremos que intentar tomar el cuartel general del enemigo y defenderlo cuando lo hayamos conseguido. El equipo que tome el cuartel, no reaparecerá.
  • Baja confirmada. Tendremos que recoger chapas de identificación para dar puntos a tu equipo y negárselos al enemigo.
  • Punto caliente. Aquí tomaremos el punto caliente y tendremos que defenderlo de los atacantes. Ganará el primer equipo que logre alcanzar el límite de puntuación.
  • Rescate de prisioneros. Uno de los modos más interesantes. Habrá que localizar a los rehenes y rescatarlos. Tendremos que defenderlos con nuestras vidas y, si nos derriban, habrá unos segundos donde nuestros compañeros podrán reanimarnos. Si llegan demasiado tarde, moriremos y no habrá reaparición hasta la siguiente ronda.
  • Noqueo. En este nuevo modo tendremos que eliminar a la fuerza rival y defender un paquete para ganar. Tampoco hay reapariciones y los compañeros de equipo podrán reanimarnos.

Todos estos modos se desarrollan en torno a 11 mapas que son todo un acierto con diferentes biomas y ambientaciones.

También tenemos escaramuzas de hasta 32 jugadores:

Call of Duty Modern Warfare II

  • En Guerra terrestre, una versión vasta del modo Dominación, tendremos que tomar diferentes posiciones y defenderlos, todo esto a la vez que cumplimos diferentes misiones para sumar más puntos.
  • En el modo Invasión, que nos transportará a una batalla masiva y caótica en la que jugadores y personajes controlados por la IA, se enfrentarán utilizando vehículos, cajas de rachas, agentes blindados, etc. Ganará el equipo que llegue antes a los 2.000 puntos.

Para los modos de 32 jugadores, hay disponibles por el momento 5 mapas enormes. Cada uno de ellos con sus propios puntos estratégicos y con infinidad de posibilidades para hacer que cada partida sea diferente a la anterior.

En general todos los mapas son bastante variados y están muy bien equilibrados. El único «pero» que le podríamos poner, es que la opción de nadar/bucear apenas se puede utilizar en la mayoría de mapas, una pena porque es una mecánica que nos ha molado muchísimo.

A nuestro parecer, el multijugador, más allá del título de la franquicia al que estemos jugando, es el verdadero aliciente para jugar a Call of Duty, pero si a eso le sumamos lo bien trabajado que está en Modern Warfare II, nos queda uno de los mejores shooters online de la actualidad. Nada nuevo que vayamos a descubrir hoy.

Armas personalizadas a nuestro antojo

Conforme vayamos subiendo de nivel, podremos entrar en la armería e ir desbloqueando las distintas armas con sus respectivas mejoras. Aunque es algo obvio y que hemos visto ya en todos los juegos de la franquicia, la personalización del armamento mejora con cada entrega. Las armas cada vez se ven más realistas. Dependiendo del calibre o del tipo de munición que utilicemos, incluso cambiará la caída de las balas y estas afectarán de forma distinta a los objetos del entorno donde estemos disparando. También el peso del arma que llevemos, dificultará los sprint en función al peso de cada una. Quizás sea algo que no afecte en absoluto a la partida, pero dota al jugador de un realismo en la experiencia de juego brutal.

Call of Duty Modern Warfare II

¿Merece la pena comprar otro Call of Duty?

A título personal, si no juegas mucho a Call of Duty y tienes cualquiera de la misma generación, quizás el cambio a Modern Warfare II tampoco sea necesario. Es un juego muy completo y posiblemente sea el mejor de los últimos tiempos, pero para dar unos cuantos tiros con los colegas os podéis quedar con cualquiera de los anteriores. En cambio, si eres un amante del género y te gusta exprimir el multijugador, no hace falta ni que os lo recomendemos. Call of Duty: Modern Warfare II, cumplirá con tus expectativas.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Leo, juego, escribo y vivo. Lo demás puede esperar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.