Durante sus más de ocho años de vida, Nintendo 3DS ha dejado cientos de juegos para el recuerdo. Entre todas sus joyas se encuentra la trilogía de Boxboy, unos juegos de puzles y plataformas en 2D desarrollados por HAL Laboratory que consiguieron ofrecer una buena ración de horas de juego resolviendo rompecabezas sencillos pero muy adictivos.

Tras el éxito de la trilogía en Nintendo 3DS, la desarrolladora ha decidido probar suerte en Switch con una nueva entrega que recupera gran parte de los niveles de la trilogía original y añade varias novedades muy interesantes que convierten a BOXBOY + BOXGIRL  en el mejor juego de la franquicia.

La base jugable sigue siendo la misma que en el resto de entregas: controlando a Qbby, una caja viviente, tendremos que superar una serie de escenarios repletos de obstáculos generando un número limitado de cajas adyacentes al propio Qbby. De esta forma, el objetivo no es sólo llegar al final del escenario, si no resolver los puzles generando el menor número de cajas posibles para obtener una buena puntuación.

A lo largo de la aventura iremos desbloqueando nuevas habilidades con las que superar las nuevas trampas que encontraremos en nuestro camino, por lo que siempre estaremos enfrentándonos a un reto diferentes. Lo único que echamos en falta es un punto extra de dificultad, ya que muchas veces los niveles son demasiado sencillos y no tendremos que pararnos a pensar para completarlos.

Nuevos compañeros para Qbby

Por suerte, BOXBOY + BOXGIRL incorpora dos grandes novedades que suponen un verdadero soplo de aire fresco para la saga. En lugar de contar con una sola campaña de gran duración, el juego está dividido en tres campañas algo más breves en las que controlamos a diferentes personajes. Así, mientras que en la primera controlamos a Qbby, en la segunda nos ponemos en la piel de Qudy, un rectángulo, y en la última campaña podremos controlar de nuevo a Qbby pero acompañando a la versión femenina del cubo en modo cooperativo offline.

La campaña de Qudy supone un cambio en la jugabilidad más grande de lo que puede parecer a simple vista. Al controlar a un rectángulo, tendremos que medir muy bien las distancias para poder superar los puzles. Además, tendremos la posibilidad de movernos en horizontal o vertical, por lo que cada jugador resolverá los puzles de una manera distinta.

Los niveles de esta campaña nos han parecido especialmente inspirados, siendo los más originales de todo el cartucho.

Por último, la campaña cooperativa consigue robar el protagonismo de todo el juego. El objetivo de estos niveles es que los dos cubos consigan llegar a la salida sanos y salvos. Para ello, se incorporar varias herramientas que no están en el resto de modos de juego como palancas o interruptores que debe pulsar un personaje concreto. De esta forma, la colaboración se convierte en algo básico para conseguir que uno de los personajes llegue a una plataforma elevada y pueda pulsar el botón que abre la puerta que nos permite seguir avanzando. Estos niveles son algo más complejos, no tanto por su dificultad si no por la mayor variedad de situaciones que tendremos que completar jugando junto a un amigo.

Todos los niveles de esta campaña pueden jugarse en solitario alternando el control entre ambos personajes, pero lo cierto es que pierde la mayor parte del encanto. Por desgracia, esta campaña acaba resultando la más breve de todas. Esperemos que en el futuro podamos disfrutar de una entrega completa en modo cooperativo.

Completar los 270 niveles puede llevarnos unas 9 – 10 horas de juego, pero lo interesante es luchar contra nuestra propia puntuación para intentar superar los niveles utilizando la menor cantidad de cubos posibles. Quien entre en el juego de intentar superarse a uno mismo podrá pasar varias horas más rejugando los niveles más complicados del cartucho.

Un diseño minimalista

A nivel técnico nos encontramos ante un juego similar a los de Nintendo 3DS. Su estilo minimalista con la mayor parte de los elementos en blanco y negro sigue siendo el elemento principal. Esta vez hay algo más de color para resaltar algunos elementos del escenario o dar más vida a los fondos, pero, en general, seguimos hablando de un título minimalista que no necesita nada más para destacar.

En lo que respecta al apartado sonoro, BOXBOY + BOXGIRL repite con una banda sonora que rescata temas de entregas anteriores y que añade alguna nueva para dar algo más de variedad al conjunto. Todas las melodías son suaves y tranquilas, pensadas para permitirnos avanzar con calma. Además, todos los textos han sido traducidos al castellano, aunque prácticamente no tendremos que leer nada durante todo el juego.

Conclusiones de BOXBOY + BOXGIRL

BOXBOY + BOXGIRL es la mejor entrega de la franquicia. Es cierto que los 270 niveles pueden quedarse cortos si buscamos algo más que pasar un puñado de horas resolviendo desafíos, pero la variedad de situaciones y de personajes convierten a esta entrega en un título tremendamente divertido. Su modo multijugador cooperativo y la posibilidad de mejorar nuestra puntuación son sus mejores bazas respecto a otros juegos similares.

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.