Pesadilla, la real academia española la define como “ensueño angustioso y tenaz” ó “la opresión del corazón y dificultad de respirar durante el sueño”. Pero… ¿quién ha dicho que las pesadillas no puedan hacerse realidad? O al menos ser más reales de lo que parecen. Esto es algo en lo que Tarsier Studios ha querido insistir en su nueva obra: Little Nigthmares II, el cual ya se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC con la clara intención de hacernos revivir nuestros peores sueños o incluso crearlos.

La grandeza del primer videojuego de la franquicia puso el listón muy alto, transportándonos a un mundo en el que la agonía, el más allá, lo grotesco y monstruoso se unían para crear un gran ambiente de tensión. Junto a esto, la sensación de estar continuamente perseguido, que cualquier tipo de mal pueda acechar en el rincón más inesperado así cómo ser lo más discreto posible rendían cuentas al jugador para poder salir con vida. Varios años después, la desarrolladora ha querido no sólo traernos estas mismas sensaciones sino dar un paso más allá, siendo más ambiciosa, produciendo una atmósfera que va por los mismos derroteros pero que ofrecen cosas diferentes a través de nuevos personajes y elementos jugables.

Para aquellos que no hayan tenido la oportunidad de jugar el anterior capítulo o simplemente no conozcan la franquicia Little Nightmares, debemos mencionar que es un videojuego de plataformas 2,5D con elementos de exploración y puzzles. Fruto de su esencia y encanto son sus dosis de terror, no proporcionando el susto fácil ni screamer sino que buscar introducir en su atmósfera, envolver en ella al jugador y optar por el terror psicológico para formar simbiosis entre usuario, entorno y aventura. Tarsier Studios demostró que fusionar todos estos conceptos en un uno es algo que se les da muy bien y en esta ocasión regresa y elevándolo a su máximo exponente con más intensidad e innovaciones.

La pesadilla nunca termina

La historia da comienzo presentándonos a Mono, nuevo protagonista de la aventura que despertará en un bosque totalmente oscuro, solitario y misterioso. No sabemos como ni por qué se encuentra en ese lugar, pero sí que verá como muchos de sus terrores se irán cumpliendo uno tras otro en el transcurso de su aventura. Una ciudad, casas repletas de elementos y oscuridad son los elementos que más iremos cruzándonos a lo largo de este tenebroso viaje junto a Six, protagonista del primer episodio. Colaborar entre ambos, resolver puzzles y fases de plataformas serán algunos de los elementos esenciales en esta media docena de horas tensas y muy entretenidas.

Como decíamos anteriormente, la colaboración entre Mono y Six es uno de los elementos más novedosos y que proporcionan un giro interesante a su jugabilidad, permitiendo que ambos puedan interactuar y garantizar una mayor profundidad a sus puzzles. Si te preguntas si puedes jugar con Six, en este caso la respuesta es negativa ya que Mono asume todo el papel. De esta forma, habrá que enfrentarse a situaciones muy variadas en las que sus fases de plataformas con una mayor profundidad en los escenarios, resolución de puzzles, huidas en persecuciones contra enemigos o infiltración para no ser descubiertos serán la tónica predominante. A priori parece que esto puede tender a ser repetitivo, pero no es así dado un hándicap de lo más importante: no se cuenta con armas típicas, se tendrán otras más cotidianas y nuestra mente para resolver estas complejas situaciones rápidamente será primordial.

Tensión, infiltración y acción

El encontrarse indefenso y el simbolismo que reflejan los escenarios es algo perfectamente disfrutable, sobre todo para aquellos que valoran este tipo de mensajes indirectos y ocultos en el juego. La soledad, frialdad y el mostrarse indefenso son elementos que muestran como un niño se enfrenta al mundo de los adultos sin contar con la suficiente madurez para afrontar distintas situaciones. Muchas veces los enemigos serán destructibles utilizando elementos que se encuentren dispersos por el entorno como una pequeña cuchilla o un cucharón que son perfectos para salir del paso y derrotarlos. Otro punto a tener en cuenta han sido los controles, que algunos pueden tildar de imprecisos o torpes, pero esto es un elemento ya comentado por Tarsier Studios haciéndolos así a propósito para mostrar lo indefenso que está el personaje ante el entorno además de no abusar en exceso de los enfrentamientos contra personajes y hacer uso del ingenio.

La fórmula de la infiltración, ser cauto en cuanto a esconderse y usar elementos del entorno a nuestro favor continúa siendo en buena tinta la principal esencia. El terror y su gran esencia es el encontrarse indefenso y en una situación de terror constante contra el enemigo y el entorno. Escoger el momento adecuado para escabullirse, el de atacar o simplemente sobrevivir serán decisiones a tomar con rapidez. Uno de los aspectos que más raros pueden parecer al jugador es el de estar tan pronto en un escenario como en otro, haciendo que no de casi tiempo a disfrutar del entorno. Eso sí, cada minuto que se pasa dentro de ellos son memorables, con su propia esencia y ofreciendo puzzles y fases de plataformas variadas. Otro problema que hallamos son las zonas de colisión a la hora de coger un objeto concreto, siendo impreciso en ocasiones. El ensayo y error podría ser otro de los elementos que no gusten al jugador, teniendo que repetir fases varias veces para finalmente conseguir avanzar. Hablando de su dificultad, cabe mencionar que los puzzles no lo son en demasía pero sí lo suficientemente desafiante y con una curva de dificultad eficientemente ajustada.

En materia técnica, Little Nightmares II ha conseguido sorprender nuevamente y de forma muy grata, creando una atmósfera terrorífica de la que Tarsier Studios es una experta en la materia. Los escenarios disponen de tamaños más que variados, ofreciendo distintos tipos acorde a las situaciones y dando rienda suelta al desarrollo de estas pesadillas. La oscuridad es el elemento por antonomasia, ayudando a esconderse, sortear a los enemigos o aprovechar para atacar. Estos incorporan sutiles referencias a las pesadillas que el protagonista tendrá que superar y de lo más llamativas. Los efectos de iluminación son más que notables así como las animaciones, siendo estas muy cuidadas. Una banda sonora con notas estridentes y que generan tensión así como unos efectos de sonido que destacan por su realismo y encontrarse integrados en los momentos más concretos para dar algún que otro sobresalto.

Mejorando lo inmejorable

Esto es todo lo que nos proporciona Little Nightmares II en su llegada a PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC. Una cuidada secuela que respeta los elementos originales que Tarsier Studios supo integrar en el original, y que ha subido a un nuevo exponente para garantizar más tensión, terror, plataformas, acción y puzles. El generar un personaje débil y solo ante el peligro como Mono proporciona incluso más inmersión en cuanto a los enfrentamientos y persecuciones. Su precio más que económico es totalmente acorde a su duración, garantizando una aventura perfectamente re-juable y disfrutable en todos sus sentidos. Si te encantó el primero, este segundo copará tus expectativas garantizándote terror, tensión y tus nuevas pesadillas.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.