Un apartamento repleto de horror

Hay un dicho popular que dice que quien mucho aprieta poco abarca, algo que se ajusta perfectamente a la situación de Apartment 327, un juego que nos viene de la mano de una compañía indie española, BinaryBox, y a pesar de que tienen su mérito al haber sacado un juego que en algunos aspectos es maravilloso, no quita que tiene algunos defectos que no podemos obviar y consiguen que pasemos de la ilusión del principio a un leve desencanto una vez jugado en su totalidad. Yo personalmente he pasado por mis momentos de querer abandonar el juego y no saber nada de él nunca más, a pesar de que la historia me enganchó desde el principio.

Nuestra historia comienza en 2016, en un apartamento donde nos encontramos atrapados no solo en el espacio sino también en el tiempo. El objetivo de la aventura es salir del apartamento y del bucle temporal en el que estamos inmersos, además de conseguir averiguar por qué estamos atrapados. Mientras realizamos nuestra investigación, iremos descubriendo la historia de otros personajes que vivieron en el apartamento, con historias algo conflictivas, para descubrir qué relación tienen con nosotros y por qué experimentaremos los diferentes sucesos dentro de la casa.

El argumento comienza siendo interesante cuando recorres el apartamento y te encuentras de bruces con una máquina del tiempo en el salón, convirtiéndose en uno de los primeros objetos con los que interactuaremos, ya que en este momento del tiempo poco más podemos experimentar.

Una vez dentro de ella, nos daremos cuenta de que a lo largo del juego podremos visitar 12 momentos distintos de la historia repartidos entre 1923 y 2016, que se irán desbloqueando conforme avancemos. El hecho de que se desbloqueen de forma progresiva es una gran ayuda al principio, ya que llegará un punto en el que nos perderemos al tener que resolver puzles entre distintos momentos del tiempo para conseguir avanzar en nuestra aventura.

Apartment 327: atrapado en el tiempo

Los momentos temporales de Apartment 327 los podemos dividir, la mayoría de ellos, en tres partes claras. La primera parte de exploración, una segunda parte de película en blanco y negro, donde tendremos que resolver algunos puzles o simplemente huir, y la tercera y última parte se podría definir como exploración o resolución de puzles que desbloqueemos después de la fase anterior. Pero esta exploración no siempre será tan tranquila como la primera vez que entremos, debido a que pueden esperarnos seres que nos atacarán y de los que nos defenderemos o bien huyendo a la máquina o con una linterna y dando flashes de luz. La batería de la linterna se va agotando, y cada flash nos costará una batería entera, por lo que habrá que buscar a lo largo de todo el apartamento para encontrar nuevas baterías.

No suele ser difícil encontrarlas y podemos acabar el juego con un buen número de ellas, algo que más nos vale conseguir si no queremos tener grandes dificultades en el final. Por lo que, aunque estemos aterrorizados, es aconsejable investigar a fondo. Eso sí, con cuidado, ya que hay situaciones en las que no veremos venir a nuestro atacante y si nos toca morimos al instante perdiendo los objetos conseguidos, salvo las notas que nos permitirán ir descubriendo la historia poco a poco.

Explora mientras te asustas

Pensar fríamente en Apartment 327 es fundamental para poder salvarnos. La aventura está llena de trampas y si queremos avanzar sin que las puertas se cierran solas o los objetos que activemos nos paralicen o nos vuelvan un poco irracionales debemos avanzar con calma. Aunque hay que reconocer que hacerlo se vuelve una tarea complicada si tienes que huir y te encuentras con puertas que no tienen manilla para abrirlas o tienes que casi pegarte a ella para conseguir abrirla, debido a que para interactuar con los objetos tienes que estar casi encima de ellos, por lo que puede que repitas la misma escena varias veces hasta que memorices por dónde tienes que ir, algo que tiene poca gracia en un juego donde te van a perseguir.

Volviendo sobre las notas anteriormente mencionadas, en Apartment 327 hay tres tipos distintos: notas médicas, cartas de los personajes y periódicos. Estas irán aportando poco a poco algo de luz al misterio ante el que nos encontramos, pero da la sensación de que, incluso recogiéndolas todas, no terminamos de comprender toda la historia.

Un apartamento repleto de luces y sombras

Empezamos con los aspectos técnicos y avanzamos que, aunque al principio parecen impresionantes, conforme nos aproximamos al final del juego estos empeoran por momentos. Al empezar a jugar, nos encontramos ante unos gráficos en 3D totalmente realistas, que no tienen nada que envidiar a los de grandes triples AAA. El juego es capaz de recrear situaciones y estancias en las que pasas realmente miedo. La ambientación tiene un toque sombrío y terrorífico que te complica avanzar con la seguridad y sangre fría de la que hemos hablado antes. Se podría incluso decir que cada detalle está especialmente cuidado, nada está fuera de lugar ni tiene un aspecto descuidado, podría ser hasta una auténtica obra de arte para un juego de miedo. Por desgracia, conforme pasan las horas empiezan los fallos. Las escenas de película cada vez se ven peor, las salas sin luz son demasiado oscuras hasta con el uso de la linterna y ciertos objetos parecen tener un sistema de colisiones que nos hacen chocar con ellos aunque estemos muy lejos de ellos.

Por suerte, la banda sonora y algunos efectos sonoros mantienen el nivel durante toda la aventura. El ruido de las puertas al cerrarse, de los objetos al moverse, de los seres persiguiéndote… Realmente llegas a sentir que algunas cosas están pasando en tu propia casa, a tu lado. En más de una ocasión tuve que parar el juego para comprobar si esos sonidos salían de mi propia casa. Aunque pulsar pausa no siempre ayuda, ya que la música está siempre ahí y se te mete dentro; desde el primer momento que inicias el juego, ya sabes que vas a pasar miedo y es una premisa que desde luego no defrauda.

El juego se encuentra con perfecta traducción en seis idiomas, los cuales son: castellano, inglés, francés, alemán, chino y ruso.

Conclusión

En definitiva, Apartment 327 que tiene buenas ideas pero que requiere de un par de parches para solucionar algunos errores y replantear algunas fases. Aunque las primeras horas son magnificas, la segunda parte del juego parece algo descuidada con una historia que decae y puzles mucho menos inspirados. Esperemos que Binary Box pueda darle un repaso final al título y ofrecernos una segunda mitad de juego al nivel de la primera.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.