wasteland-3
wasteland-3

Han pasado cuatro largos años desde que, en 2016, inXile Entertainment anunciase su campaña de crowdfunding para sacar adelante Wasteland 3. Sólo 24 horas después de dar luz verde a esa campaña, el estudio había recaudado casi 2.5 millones de dólares, demostrando que los fans del rol más clásico estaban deseando poder jugar a la tercera parte de una saga que siempre ha sabido explotar sus puntos fuertes.
Durante este tiempo, el estudio ha pasado a formar parte de Microsoft y, por tanto, han contado con más apoyo y presupuesto para dar forma a Wasteland 3. Ahora, los fans del rol pueden disfrutar de esta joya en Xbox One (incluido en Game Pass desde el día uno), PlayStation 4 y PC.

 

wasteland-3

Viajando a Colorado

Wasteland 3 tiene lugar poco tiempo después de los sucesos vistos en su segunda parte. En esta ocasión, los Rangers se ven obligados a abandonar Arizona para buscar recursos en Colorado que garanticen la supervivencia de la población tras el ‘Diluvio de fuego’ que ha arrasado con la zona.

De esta forma, el equipo de Rangers comienza su viaje a Colorado y, de camino, sufren varias bajas a manos de una facción desconocida, lo que ya nos indica los peligros que sufriremos en este nuevo territorio.

Una vez que nos asentamos en el páramo helado de Colorado, lo primero que haremos será seleccionar a nuestra pareja principal de soldados entre una amplia selección de personajes disponibles. Así, podremos seleccionar personajes especializados en el combate a distancia o cuerpo a cuerpo, especialistas en tecnología, diplomáticos u otras muchas opciones que nos servirán de puerta de entrada al juego. En caso de que no nos gusten los personajes disponibles podremos crear a nuestros propios soldados desde cero, eligiendo su aspecto físico, personalidad, habilidades e, incluso, su trasfondo e historia.

Una vez creada nuestra pareja de héroes será cuando tengamos que salir a explorar el mundo. Colorado es un territorio enorme y, con el tiempo, descubriremos que está lleno de criaturas peligrosas, facciones enfrentadas, asentamientos neutrales y, sobre todo, repleto de secretos de todo tipo esperando que los descubramos.

wasteland-3

Vive tu propia historia

El juego nos da la oportunidad de explorar todo este territorio superando los obstáculos con total libertad. Por ejemplo, si llegamos a una zona en la que hay una puerta cerrada, podremos abrirla mediante explosivos, disparando o, si tenemos a algún especialista en tecnología, manipulando sus controles para abrirla sin alertar a posibles enemigos. También podremos evitar conflictos usando la diplomacia o utilizar objetos únicos si contamos con personas que sepan cómo usarlos. Esto mismo puede adaptarse a cualquier otra situación y, es que, será importante que mejoremos las habilidades especiales de nuestros compañeros para disponer de un mayor abanico de opciones en todo momento.

Esta libertad de opciones se traslada también a las alianzas con las facciones. A lo largo de las casi 100 horas de juego que tenemos por delante, tendremos que colaborar y aliarnos con distintos grupos que pueden tener opiniones muy diversas sobre el mundo que les rodea. Así, tomar una determinada decisión durante una misión podría provocar que una facción nos declarase la guerra mientras que otra podría unirse a nosotros en respuesta a esa misma acción. Por supuesto, estas decisiones no serán tan simples como elegir entre el bien o el mal, si no que el juego se mueve en una inmensa escala de grises en las que nuestra propia moralidad decidirá las acciones que llevaremos a cabo y, como en la vida real, muchas veces no podremos saber cuál será el resultado de esa acción.

Este sistema de decisiones dota al juego de una rejugabilidad casi ilimitada. Es cierto que la historia es muy lineal, pero las distintas situaciones que podremos vivir en una misma misión permiten que podamos rejugar el juego sin problema un par de veces sin que las situaciones se repitan demasiado.

wasteland-3

Combate táctico y profundo

Sin embargo, lo más interesante de todo el juego es, sin duda, su sistema de combate. Cuando estemos explorando los escenarios podremos encontrarnos con enemigos de todo tipo que, si no podemos evitarlo, intentarán dispararnos a la cabeza a la menor oportunidad. En ese momento el escenario se convertirá en una cuadricula en la que tendremos que mover a nuestros personajes siguiendo el esquema jugable de juegos como X-COM en los que el buen uso de las coberturas y los Puntos de Acción juegan un papel clave en nuestra supervivencia.

Durante nuestro turno, cada personaje podrá usar sus PA para moverse, disparar, curarse o usar un objeto y, a diferencia de otros títulos similares, no tendremos que gastar todos los PA de un personaje del tirón. En su lugar, podremos hacer un par de acciones con un personaje, cambiar a otro soldado distinto y, después, volver al primero para continuar jugando con él. Además, también podremos guardar PA de un turno a otro para poder realizar acciones durante el turno enemigo o acumularlos para tener más cantidad en el siguiente turno.

Como viene siendo habitual, los combates se basan en porcentajes de acierto y error al disparar, en la defensa de coberturas, en las ventajas de altura y otras características similares que hemos visto varias veces y que, como siempre, funcionan perfectamente.

Inteligencia Artificial defectuosa

Sin embargo, tenemos que destacar un par de problemas de diseño que nos han hecho enarcar una ceja en un par de ocasiones. La primera tiene que ver con el hecho de no poder saltar a través de las coberturas para movernos, algo que no tiene sentido en un juego de este estilo. La segunda tiene que ver con el comportamiento de la IA aliada y enemiga respecto a las trampas y peligros del entorno. Será habitual ver moverse a los soldados tranquilamente a través de zonas repletas de fuego o ácido cuando podrían esquivarlas sin problema, lo que puede echar por tierra la planificación de una misión.
Más allá de esto, Wasteland 3 pone a nuestra disposición la gestión de una base a la que tendremos que volver de forma recurrente para ir construyendo nuevas zonas que nos darán acceso a nuevas armas, objetos y mejoras para nuestros personajes. Como siempre, podremos dedicar más o menos tiempo a esta gestión, pero si somos pacientes podremos obtener grandes beneficios con ella.

Antes de pasar al apartado técnico, hay que destacar que el juego cuenta con un completo modo multijugador cooperativo online para dos personas. Si contamos con un amigo, cada jugador controlará a tres soldados durante los combates y os aseguramos que es tremendamente divertido preparar estrategias y emboscadas de todo tipo. Durante los primeros días sufrimos un par de caídas y ralentizaciones durante las partidas online pero, desde entonces, el juego ha funcionado sin ningún problema.

wasteland-3

Un mundo vivo lastrado en lo técnico

A nivel técnico, el juego cuenta con varios problemas que podrían solucionarse con una actualización, como el hecho de que en algunas puertas la animación de abrirse no funcione correctamente y los personajes la atraviesen para cambiar de zona. También hemos detectado algunos problemas relacionados con las colisiones de los personajes con objetos del entorno y tiempos de carga excesivamente largos tanto en la versión de PC como en la de Xbox One. El problema de los tiempos de carga es especialmente molesto porque son bastante habituales y, en ocasiones, llegan a superar los 40 – 50 segundos.
Por lo demás, Wasteland 3 sigue los esquemas de otros juegos de rol y combate por turnos como X-COM, Pathfinder o Pillars of Eternity con una vista isométrica que nos permite tener controlado todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor en el mapa de juego.

Las texturas, modelados, efectos y animaciones no destacan en ningún momento, pero lo cierto es que no es algo que afecte negativamente a un juego de este estilo. Podríamos pedir un mayor trabajo en los efectos de iluminación y en las animaciones de los personajes aliados y enemigos, pero una vez que llevamos un par de horas de juego nos acostumbraremos a estas limitaciones técnicas.

En lo que sí destaca con sobresaliente es en su apartado sonoro. Wasteland 3 cuenta con una banda sonora amplísima repleta de temas instrumentales que se adaptan perfectamente a cada una de las múltiples situaciones que viviremos a lo largo de las más de 100 horas de juego. Su música ambiental es variada y en ningún momento sentiremos que hay melodías más trabajadas que otras porque todas rayan un nivel excelente. Además, el juego cuenta con doblaje al inglés y textos en castellano, por lo que podremos seguir toda la historia sin ningún problema.

Conclusiones sobre Wasteland 3

Wasteland 3 se convierten por méritos propios en uno de lo mejores juegos de rol y acción táctica de los últimos años. Dentro del crecimiento en calidad y cantidad que está experimentando este género en los últimos años, la obra de inXile destaca por encima del resto gracias a su ambientación, a la variedad de situaciones, a su libertad y a lo profundo y divertido de su sistema de combate.

La franquicia ya tenía el listón alto, pero esta tercera entrega ha conseguido sorprendernos al convertirse en una joya que tendremos que seguir recomendando durante años.

 

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.