Aborígenes australianos

Científicos australianos han comparado una técnica griega antigua para memorizar datos con una técnica aún más antigua de la cultura aborigen, utilizando estudiantes de una escuela de medicina rural. El estudio encontró que los estudiantes usaban una técnica llamada palacio de la memoria, con la que memorizaban hechos colocándolos en un plano de memoria del hogar de la infancia, lo que les permitía volver a visitar ciertas habitaciones para recuperar esos datos. A otro grupo de estudiantes se les enseñó una técnica desarrollada por aborígenes australianos durante más de 50.000 años, en una relación de custodia con la tierra australiana.

Los estudiantes que utilizaron el método aborigen para recordar tuvieron una retención de datos significativamente mejorada en comparación con el grupo de control y el del “palacio de la memoria”. El estudio dirigido por el Dr. David Reser, de la Escuela de Salud Rural de la Universidad de Monash y el Dr. Tyson Yunkaporta, del Instituto NIKERI de la Universidad de Deakin, acaba de ser publicado en PLOS One.

Una encuesta cualitativa mostró que los estudiantes que usaban la técnica aborigen la encontraban más agradable que el palacio de la memoria

Los estudiantes de medicina y los médicos necesitan retener una gran cantidad de información, desde anatomía hasta enfermedades y medicamentos. “Debido a que uno de los principales factores estresantes para los estudiantes de medicina es la cantidad de información que tienen que aprender de memoria, decidimos ver si podíamos enseñarles formas alternativas y mejores de memorizar datos“, comenta el Dr. Reser.

La técnica del palacio de la memoria se remonta a los primeros griegos y fue posteriormente utilizada por los sacerdotes jesuitas. Los libros escritos a mano eran escasos y valiosos, y una sola lectura tendría que bastar en la vida de una persona, por lo que se desarrollaron formas de recordar el contenido.

En la cultura aborigen, que se basa en la historia oral, hechos importantes como la navegación, las fuentes de alimentos, el uso de herramientas y las relaciones políticas inter e intratribales son importantes para la supervivencia. Los métodos aborígenes de memorización también utilizaron la idea de adjuntar hechos al paisaje, pero con historias adicionales que describen los hechos y la ubicación para facilitar el recuerdo.

Trabajando con el Dr. Yunkaporta, anteriormente en la Escuela de Salud Rural de Monash, el equipo de investigación dividió al azar a 76 estudiantes de medicina que asistían al Campus Churchill de Monash, en la zona rural de Victoria, en tres grupos. Los estudiantes recibieron 30 minutos de entrenamiento en el palacio de la memoria, en técnicas aborígenes, o estaban en un grupo de control que vio un video en lugar de recibir entrenamiento. Luego se pidió a los estudiantes que memorizaran 20 nombres comunes de mariposas (para disociarlos del plan de estudios médico).

Luego fueron evaluados sobre sus recuerdos a los 10 minutos y luego a los 30 minutos después de usar sus técnicas asignadas para memorizar la lista.

Los investigadores encontraron que los estudiantes que usaron la técnica aborigen para recordar, es decir, una narrativa más ubicaciones de todo el campus, tenían casi tres veces más probabilidades de recordar correctamente la lista completa que antes de la capacitación (razón de probabilidades: 2,8). Los estudiantes que utilizaron la técnica del palacio de la memoria tenían aproximadamente el doble de probabilidades de obtener una puntuación perfecta después del entrenamiento (2,1), mientras que el grupo de control mejoró en aproximadamente un 50% (1,5) sobre su rendimiento previo al entrenamiento.

La técnica aborigen se incorporará al plan de estudios

Es importante destacar que una encuesta cualitativa mostró que los estudiantes que usaban la técnica aborigen la encontraban más agradable, “tanto como una forma de recordar hechos, como también de aprender más sobre la cultura aborigen“, apunta el Dr. Reser.

El Dr. Reser comenta que la Escuela de Salud Rural de Monash está considerando incorporar estas herramientas de memoria en el plan de estudios médico una vez que la enseñanza vuelva a la normalidad tras el COVID. “Este año esperamos ofrecer esto a los estudiantes como una forma no sólo de facilitar su aprendizaje, sino también de reducir el estrés asociado con un curso que requiere mucho despliegue de memoria“, concluye.

Fuente: Plos ONE.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos
Cofundador de Fantasymundo, director de las secciones de Libros, Ciencia y Cine/TV. Lector incansable de ficción y ensayo, escribo con afán divulgador sobre temáticas relacionadas con el entretenimiento y la cultura cercanas a mis intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.