Grand Theft Auto. A día de hoy es prácticamente imposible no conocer estas tres palabras. Pero su fama no solo se limita a los jugadores y a toda la industria en la que nadan como uno de los principales peces gordos. Estas tres palabras son capaces de romper toda clase de barreras. Por mucho que alguien sea ajeno a este mundillo, hay grandes posibilidades de que conozca la existencia de esta saga o, incluso más fácil, cualquiera de las cientos de polémicas que arrastra. Y es que Grand Theft Auto y la polémica son viejos amigos, compañeros de viaje y fechorías desde que en 1997 arrancase su historia. La historia de un juego de policías y ladrones que terminó por olvidarse de lo primero para centrarse en lo segundo. Ser el «malo de la película» posee un atractivo especial y aquí se sabe explotar.

Desde entonces, desde aquél primer juego, han pasado 18 años. Casi dos décadas de éxitos capitaneados por los hermanos Houser, sus actuales responsables. Puede que hayan cambiado de perspectiva, modernizándose con los tiempos, pero el espíritu gamberro corre por sus venas como el primer día. Ahora, con su quinta entrega numerada, recuerdan a la industria que son una fuerza de la naturaleza y todo un éxito en ventas. Sus números son una completa locura. GTA V partió con un presupuesto de 268 millones de libras, el quinto mayor producto de entretenimiento. Pero es una cifra que se queda pequeña si tenemos en cuenta el benefició que obtuvo en tan solo 24 horas: 800 millones de dólares en todo el mundo y 11.21 millones de copias vendidas. No es de extrañar que en su particular estantería de trofeos haya siete Record Guinnes Mundiales entre los que destacan el de videojuego más vendido en 24 horas o el de producto de entretenimiento más rápido en conseguir mil millones de dólares. Tres días. El último número de ventas ofrecido por Take Two es de 52 millones de unidades.

Pero no dejemos que los datos nos mareen, ni que su éxito nos intimide. ¿Qué hay del juego? ¿Es realmente GTA V merecedor de todo el fuego de artificio que lo rodea? ¿Ha merecido la pena esperar para su lanzamiento en compatibles? El resultado es uno de los sandbox más completos en su versión definitiva.

Un lifting definitivo a Los Santos

Una de las mayores novedades de esta entrega es que la historia principal cuenta con tres protagonistas. Franklin, un joven afroamericano que busca hacerse un nombre y escapar del ambiente en el que vive; Michael, un ladrón de bancos retirado que siente cómo su vida se le escapa de las manos; y Trevor, un excéntrico personaje que sirve como catalizador de los caóticos deseos del propio jugador. Tres arquetipos muy distintos que no van más allá de las bases que representan y que ya hemos vistos en otras ocasiones. Se puede cambiar el control a placer, permitiéndonos tomar la acción desde una perspectiva diferente y con una historia personal única.

Asimismo la trama tampoco pretende excesivas complicaciones pero sabe aprovechar las ocasiones que se le da para brillar por momentos, recurriendo al humor gamberro para sazonar el guión. Hay numerosas referencias a la cultura popular, algunas más sutiles y otras menos, como la red social Life Invader. Junto al trío protagonista también se encuentran una gran variedad de coloridos secundarios que nos meterán en mil y un líos.

A lo largo de los casi 20 años de historia RockStar ha sabido escalar la cima del género sandbox y clavar su bandera en el pico más alto. Para ello ha arriesgado y ha sido implacable a la hora de dar libertad al jugador y es en GTA V donde han decidido elevarlo como nunca antes. Se regresa una vez más a la ciudad de Los Santos, una hipérbole de Los Ángeles donde disfrutar de los excesos y su glamour. Su recreación está cuidada al detalle.

Se trata de un patio de juegos inmenso que no solo nos deja hacer locuras en la propia ciudad, sino en sus alrededores con una absurda cantidad de actividades. GTA V es una especie de juegos reunidos. Podremos competir en carreras de coches o bicis, jugar al tenis, cazar, buscar tesoros y un largo etcétera de opciones que suman docenas de horas al producto.

Esto último puede ser considerado un arma de doble filo. Tener docenas de actividades es algo fantástico, pero es tal el contenido a nuestra disposición que podemos sentirnos abrumados, llegando a perder el hilo de la trama principal a causa de todo esto. Sin duda se trata de la maldición de los sandbox, donde la libertad nos da la posibilidad de ignorar el guión establecido.

El juego cuenta con opción de disfrutarlo en primera o tercera persona. Aunque la perspectiva en tercera persona sea la habitual en la saga, esta nueva versión del título posibilita la cámara subjetiva como ya hiciesen las versiones de PlayStation 4 y Xbox One. El cambio es automático y puede ser la opción preferida para tiroteos o incluso al conducir ciertos vehículos. La sensación de velocidad encima de una moto resulta muy satisfactoria.

La otra principal novedad es el modo online. Uno de los elementos más esperados y que puede darle vida de forma indefinida. Tras un sencillo editor de personaje y una breve introducción en forma de un par de misiones, se nos dará total libertad. Las opciones son las mismas que en la aventura en solitario, pero con el añadido de poder estar acompañado de amigos u otros jugadores. También cuenta con modalidades exclusivas para aprovechar la conectividad. Así, con tiempo, esfuerzo y algo de picaresca lograremos avanzar e ir desbloqueando nuevas elementos como tener un garaje o nuestra propia vivienda. Y no podemos olvidarnos de los Golpes, donde se nos da la posibilidad de escoger y planificar lucrativos eventos.

Además, la versión de PC cuenta con un editor mejorado. Un completo añadido donde escenificar toda clase de situaciones. Su utilización es realmente intuitiva y sin necesidad de ser unos maestros podremos crear pequeñas obras de arte.

Su apartado técnico es realmente bueno. Las animaciones faciales de los personajes son sobresalientes, permitiendo transmitir todo un repertorio de emociones. La recreación de Los Santos es otro de sus grandes logros. Es un absoluto placer recorrer las calles de la ciudad y maravillarnos con la infinidad de detalle con los que cuenta. Con la llegada de la noche el título es aún más bello gracias a su iluminación. Aspecto que va más allá cuando hay lluvia y se forman charcos en el asfalto, reluciendo con los neones.

Existían muchas expectativas por ver cómo RockStar iba a tratar la versión de PC. Con GTA IV se ganó un buen tirón de orejas debido a un lanzamiento irregular que necesitó de una buena cantidad de parches para corregir todos sus errores. Sabiendo esto, y el tiempo extra dedicado a la versión, era de esperar que llegase con los deberes hechos. El resultado no puede ser mejor. Estamos frente a un título de PC con una enorme atención puesta y una portentosa optimización que permite un gran abanico de opciones.

Gracias a esto podemos configurar y personalizar casi cualquier aspecto técnico del juego. Así, trasteando un poco, obtendremos geniales resultados con un amplio número de equipos, permitiendo decidir a qué nivel queremos disfrutar. Un trabajo muy bien hecho y que muestra a otros estudios que no han sabido tratar correctamente la plataforma el camino a seguir.

Todo eso sin olvidar la comunidad modder. RockStar ya ha asegurado que no habrá problemas con aquellas modificaciones que afecten al juego en solitario y las posibilidades son muy jugosas. Seguramente la gente detrás del ICEnhancer que ya supo llevar al límite GTA IV ofreciendo un resultado fotorrealista de escándalo pueda hacer mayores virguerías con esta nueva entrega.

Lo relacionado con el apartado sonoro es soberbio. Como es habitual en la saga el juego llega con las voces originales en inglés y con los infames subtítulos de minúsculo tamaño. Cada uno de los distintos acentos aporta color para dar vida al mundo de GTA V y cuenta con interpretaciones de calidad. La música es variada y podremos escoger de qué radio disfrutar cuando estemos controlando un vehículo. Incluso cuenta con la posibilidad de personalizar una emisora empleando para ello nuestro propia música.

Conclusión

GTA V es un título portentoso. Cuenta con tres personajes diferentes, un guión funcional con muy buenos momentos, multitud de actividades para el modo solitario, un completo modo online donde competir o colaborar, un complejo editor de vídeo, la posibilidad de jugar en primera o tercera persona… Y todo con una gran factura en su versión de compatibles.

Alejando fantasmas del pasado gracias a una optimización fantástica. Es una experiencia que veteranos en el género como nuevos iniciados pueden disfrutar durante horas y horas. Sería una locura intentar dar una duración aproximada de la obra, siendo mucho más preciso afirmar que lo podremos jugar hasta que nos aburramos. Incluso entonces siempre tendremos la posibilidad de regresar para maravillarnos con la detallada recreación de Los Santos.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.