Reseña Adolf #2 | Planeta Comic

A finales de 2020, Planeta Cómic comenzó a reeditar por cuarta vez en España, ‘Adolf’ en un formato clásico B2 dividido en cinco volúmenes. En ese momento, comentábamos que el primero de esos cinco volúmenes nos había parecido muy interesante, con tramas que se iban complicando y personajes con un trasfondo repleto de matices.

Tras el éxito de Adolf #1, Planeta ha publicado ya el segundo volumen que continúa poco después de los sucesos del primero, y ahonda todavía más en las intrigas y situaciones que ya se habían presentado.

Adolf continúa sorprendiendo

Este segundo volumen, Adolf nos cuenta como Togué continúa investigando la muerte de su hermano, y los documentos que debía entregarle y que parecían manchar la imagen de Hitler. Sin embargo, Togué acaba una vez más en manos de la policía y en su país, no más que en Alemania, la policía secreta no respeta los derechos humanos. Por suerte, la casualidad lo pone en contacto con la madre de Adolf Kaufmann, enviada a Alemania por su padre antes de morir.

Por otro lado, Adolf Kaufmann tiene que hacer frente a la decisión que tomó su padre de ingresar en una escuela militar, lo que podría cambiarlo para siempre.

A partir de ahí, la historia se va desarrollando con un ritmo muy similar al del primer volumen, lo que significa que la trama mantiene un muy buen ritmo a la hora de presentar los acontecimientos sin que eso pueda perjudicar los momentos de calma y dialogo que aderezan toda la obra. Sin entrar en el terreno del spoiler, podemos adelantar que hay personajes nuevos muy interesantes que harán que la trama se enriquezca todavía más con el transcurso de las páginas.

Queda claro que Osamu Tezuka dio con la clave para crear una historia que es capaz de atraparnos de principio a fin. Sus constantes giros y la profundidad y el desarrollo de personajes continúan convirtiendo esta obra en uno de los mangas más interesantes que hemos leído en mucho tiempo.

Caricaturas de los nazis

Como es lógico, Adolf #2 mantiene todo lo bueno y lo malo del estilo de dibujo que ya vimos en el primer tomo. Osamu Tezuka tiene un estilo muy particular caracterizado por dibujar personajes caricaturizados.

Esto no es un problema en sí mismo, pero si es cierto que, hay escenas duras y muy serias que pierden algo de impacto debido al estilo del dibujo. Sin embargo, una vez que nos acostumbremos, disfrutaremos sin problemas de todas las viñetas. Además, sin salirse de los cánones del manga, Tezuka consigue dar vida a personajes muy diferentes entre sí a los que reconoceremos sin problemas después de un par de viñetas.

Conclusiones de Adolf #2

Tras el genial arranque del primer volumen, Adolf #2 ha demostrado saber mantener el ritmo y el interés a lo largo de cada una de sus páginas. En ningún momento hemos tenido la sensación de que la trama se haya parado artificialmente y, de hecho, creemos que se queda en un punto perfecto para que el Adolf #3 pueda arrancar con la misma fuerza.

Si os gustó el primer volumen, os recomendamos que sigáis leyendo el manga.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.