De vuelta a Stilwater

Han pasado ocho largos años desde que Volition nos sorprendió a todos con uno de los juegos más divertidos de la pasada generación. Tras dos entregas que intentaban emular las sensaciones de los Grand Theft Auto de Rockstar, el estudio decidió tomar su propio camino dando forma a un sandbox divertidísimo, gamberro y lleno de posibilidades que se ha grabado a fuego en la memoria de todos los jugadores.

Pese a que la cuarta entrega siguió la línea del tercero, carecía de la magia de este último. Por eso, que Volition haya dado a los usuarios de Switch la oportunidad de destrozar Stilwater en cualquier lugar es una gran noticia.

En su día ya analizamos Saint´s Row: The Thirdy sus diversos DLC en Fantasymundo, por lo que en este texto nos limitaremos a comentar qué nos ha parecido la versión para la consola híbrida de Nintendo.

Para empezar, Deep Silver y Koch Media nos han ofrecido la edición The Full Package del juego, por lo que podremos disfrutar de prácticamente todo el contenido adicional que salió a la venta durante los meses posteriores al juego original. El único contenido que se ha optado por no incluir es el que desequilibraba demasiado la experiencia de juego, como el que desbloqueaba automáticamente todo el contenido que se va consiguiendo poco a poco durante la aventura.

A nivel argumental, nos encontramos ante la misma historia llena de sinsentidos, humor negro y situaciones absurdas que ya vimos hace un tiempo. Los Saints se han convertido en un icono dentro de Stilwater y, desde el comienzo, deben luchar por mantener el control de la ciudad. Lo divertido de las misiones de Saint´s Row: The Third es que cualquier misión termina derivando en algo inesperado. Por ejemplo, un atraco a un banco puede terminar con nuestro equipo volando hacia el espacio para que poco después estemos saltando delante de un coche para estafar al seguro y cobrar por el accidente. El ritmo de las misiones es frenético y la gran cantidad de ellas nos permite ir encadenando una con otra en pocos segundos.

La variedad de vehículos es enorme pudiendo conducir decenas de deportivos, furgonetas, camiones, helicópteros y aviones armados con más armamento del que cualquier jugador podría imaginar. En este sentido, los DLC añadidos permiten ampliar aun más el gran repertorio que ya incluía el juego original. Lo mismo ocurre con las armas. Las primeras horas las pasaremos disparando con el típico fusil de asalto, pero, antes de darnos cuenta, estaremos machacando a un civil despistado utilizando un dildo gigante o una pistola que lanza tiburones.

Todos los elementos que Saint´s Row 3 ofrece, están pensados para hacer reír y fomentar que saquemos nuestro lado más cafre para pasarlo bien mientras lo destrozamos absolutamente todo.

Sin embargo, cuando el juego se disfruta de verdad es cuando lo hacemos en compañía de otro amigo. El juego ofrece un completo modo cooperativo que nos permite completar absolutamente todo el juego junto a otro personaje. El simple hecho de ir al encuentro de una banda rival armados con pistolas y un coche de hace 20 años mientras un jugador conduce un tanque y el otro un helicóptero de combate ya merece la pena, pero, es que, Saint’s Row tiene la habilidad de envolverte con su atmosfera de caos y, antes de darnos cuenta, estaremos buscando la forma más original para destrozar a nuestro compañero sin que lo vea venir.

Este modo cooperativo puede disfrutarse a través de internet o aprovechando la conexión local de Switch. Por tanto, si tenemos dos consolas y dos juegos, podremos completar el juego en cooperativo en la misma habitación.

Una edición con luces y sombras

A nivel técnico, esta edición ha llegado con una serie de problemas, que creemos temporales, y que han empañado el lanzamiento del juego. Pese a tratarse de un título que tiene ocho años a sus espaldas, cuando jugamos en modo portátil el título sufre tirones cuando vamos conduciendo y pequeñas congelaciones en los tiroteos en los que hay muchos NPCs implicados. El juego también sufre de un popping excesivo y de lag a la hora de apuntar. Todos estos errores son fácilmente subsanables mediante un parche – que a la hora de escribir este texto ya está anunciado – pero creemos que el juego debería haber llegado totalmente pulido teniendo que en cuenta que se trata de un port de juego de 2010.

Por lo demás, se nota que los sandbox han evolucionado mucho en los últimos años a la hora de mostrar y ejecutar ciertas mecánicas, pero creemos que el carácter alocado del título suple sin problemas la falta de coberturas en los tiroteos, por ejemplo.

A nivel sonoro el título sigue cumpliendo con nota. La BSO y los temas escogidos para las radios de los vehículos son mágnificas y encajan a la perfección con el estilo del juego. Es digno de elogio ver como todos y cada de los temas siguen funcionando igual de bien ocho años después de su elección. En lo que respecta a las voces, se mantiene el doblaje al inglés con subtitulos en castellano que, como en todos los títulos de este género, provocará que nos salgamos más de una vez de la carretera si queremos enterarnos de la historia.

Conclusión

Saint’s Row: The Third es el mejor juego de la franquicia y que haya llegado a Switch es una noticia excelente. Si Volition soluciona todos los problemas técnicos, los usuarios de la consola de Nintendo tendrán aquí un sandbox imprescindible con el que podrán pasar decenas de horas causando el caos en solitario o junto a otro amigo.

FantasyTienda: Figuras, merchandising, juegos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.