Bandette vol. 1: ¡Presto!, de Tobin y Coover... la historia de una traviesa ladrona de guante blanco
Francisco Javier Illescas. 25/10/2014  
Encontrado en http://www.fantasymundo.com/articulo.php?articulo=6430
     Es el título más ilustrativo que podemos ponerle a esta reseña. Y señalar que evocarán unos cuantos clásicos en la mente del lector.
Portada de Bandette vol. 1: ¡Presto!, de Tobin y CooverMaxime Plouffe es una veinteañera francesa despreocupada que goza de la compañía de sus amigos y su perrillo Pimento, pero nadie sospecha que tras esa aparente despreocupación se encuentra una de las mejores ladronas de Francia, por no decir del mundo: Bandette. Pero… ¿Quién es Bandette aparte del alter-ego de esta guapa jovencita?

Pues imaginemos un extraño híbrido, querido lector: combinemos el desparpajo de Selina Kyle (Catwoman) con la asistencia policial del inspector Lestrade y la infraestructura de los chavales callejeros de Sherlock Holmes, con una pizca de la agilidad y el aspecto de Robin sobre una base perfectamente reconocible de Arsenio Lupin. Y… ¡Presto! Como dice el título: una pizpireta y simpática ladrona de guante blanco con el elemento de temeridad y desparpajo propio de su edad que, pese a tener sus más y sus menos con la ley, es relativamente bien considerada por la policía que, incluso, recurre ocasionalmente a sus servicios de, digamos… “Consultoría externa” para desesperación del inspector Belgique (qué ironía que un inspector francés se llame “Bélgica” en Francia… ¿Verdad?), que casi que prefiere verla entre rejas que el gozar ocasionalmente de sus indudables, atrevidos y femeninos encantos como ladrona.

Así que bueno, que esta muchacha no se aburre. Pero antes de empezar a desgranar la historia, vamos a ver qué pinta tiene el tomo: una cuidada encuadernación en cartoné, de 144 páginas a todo color que engloban los cinco primeros números de esta colección, y un tamaño muy cómodo, apto para llevar en un bolso, aunque sea de caballero. Ideal para echarle una leída en el cercanías, o en el AVE, como compañero de viaje. Tiene buena pinta, e invita a ser comprado… Veamos qué nos encontramos:

Todo comienza con un golpe que nuestra ladrona está llevando a cabo en cierta mansión con objeto de robar unos retratos realizados por Rembrandt. Pero un error de planificación ajeno a su voluntad (que el dueño de la casa estaba dedicado a menesteres en los que no debía estar) la lleva a ser descubierta… Huye por los pelos (¡En una Vespa!) de ser apiolada tras ser perseguida por las calles y de recurrir a su “soporte callejero”, sus pilluelos: la pandilla de Tommy, “Pecas”, las tres bailarinas, su perrillo Pimento y Daniel, el repartidor de comida oriental. Tras escapar, el inspector Belgique se ve obligado a recurrir a su ayuda para resolver un caso de robo a un banco con rehenes que Bandette, obviamente, consigue resolver con éxito (¡Yo quiero un “spray atontador” de esos que tiene! Aunque le falta la coletilla de “marca ACME”). El pobre inspector traga bilis por ello, pese a que su eficiente segunda al mando, la teniente Price, tiene un concepto de ella levemente diferente, e intenta disuadirlo para que le reconozca el trabajo bien hecho… Sin conseguirlo. Por cierto, inspector… Me uno al consejo sobre que debería fumar menos. ¡Todo el mundo sabe que el tabaco francés es especialmente malo y caro!

Tras este golpe o, mejor dicho, paralelamente a él, un conocido anticuario recibe una extraña llamada que da pie a que se nos presente como “Monsieur”, otro ladrón de guante blanco, rival de Bandette, pero con un parecido más evidente con Rocambole, en cuanto a que es más serio, estiloso y formal. Al ir a cumplir el encargo encomendado, sorprende a los miembros de “Finis”, una organización criminal, confabulándose para acabar con nuestra ladrona protagonista ante sus movimientos para arruinar sus golpes criminales. Monsieur no lo duda… Organiza una cita con ella usando elementos altamente referenciales que sus adversarios de Finis no conseguirán descifrar con facilidad.

Paul Tobin y Collen Coover

La reunión tiene lugar, en efecto, y Bandette descubre que ha de enfrentarse a una pléyade de asesinos altamente especializados (aunque alguno excéntrico aparece) pertenecientes a la nómina de este grupo mafioso. ¿Podrá sobrevivir a ellos? ¿Cómo se las apañará nuestra protagonista? Hasta aquí puedo decir, queridos lectores… Y os invito a descubrir el resto por vosotros mismos.

Hablemos ahora de los autores, que seguro que os sonarán por estar altamente acreditados en este mundillo: Paul Tobin al guión, aportando toda la experiencia adquirida a partir de todo su trabajo en Marvel y DC en series como, fundamentalmente, Spiderman, Los 4 Fantásticos y Vengadores. Y al dibujo… Otra veterana: Colleen Coover, conocida fundamentalmente por “Hora de aventuras”, “Small Favors”, “X-Men: First class” y “Batman ‘66”. Juntos hacen un grandísimo equipo, ofreciéndonos un producto muy diferente al que estaríamos acostumbrados a esperar de ellos, pues “Bandette” (Aleta, disponible en FantasyTienda) bebe directamente de la mejor tradición del cómic franco-belga de línea clara. Una sorprendente, arriesgada pero muy bien ejecutada sorpresa. La conjunción del ritmo narrativo de la historia y la composición de planos y viñetas es ligera y de fácil lectura… No en vano, ganaron el Eisner en la categoría de cómic online. No me extraña, una vez habiéndole echado el guante.

¿Por qué? Porque tenemos entre manos una historieta muy blanquita, de transición rápida, muy entretenida y que no es “otra historieta americana”. Ofrece personajes arquetípicos, pero con personalidad. Y está lo suficientemente bien planteado como para que te quedes con ganas de saber más. Quizás peque un poco de entusiasta, puesto que los fans del género americano de toda la vida, y de estos dos artistas en particular, tal vez no lleguen a empatizar con este estilo “americanamente europeo”. Pero insistiría en que le echaran un vistazo: es una aventura apta para todos los públicos, con gags y situaciones de lo más clásico que los amantes de las novelas de aventuras y las películas de acción “urbana” de los años 60 y 70 sabrán reconocer y disfrutar.

Bandette vol. 1: ¡Presto!, de Tobin y CooverAsí que nada, señoras y señores… A disfrutar todos de esta ladrona con la picardía de Brigitte Bardot y el encanto de Audrey Hepburn.

Pero… ¡No se vayan todavía, que aún hay más! Continúa con ocho historietas que nos invitan a profundizar sobre los personajes principales de la historia de mano de prestigiosos dibujantes como Steve Lieber (Hawkman), Alberto Jiménez Alburquerque (Letter 44), Tina Kim, Jonathan Case (The Creep), Jennifer Meyer (Star Wars: Omnibus), Rich Ellis (Memorial), Mitch Gerads (The Activity) o Erika Moen (Flight).

Y sigue con un relato contado desde el punto de vista de Daniel, el repartidor. Un texto que nos ayudará a conocer mejor tanto sus motivaciones como su historia.

Y, como colofón… Una galería de los objetos reales que roba Bandette. Sí, el proceso de documentación de los autores ha sido escrupuloso hasta para eso. Y es en este mmento en el que se nos ofrece, además, un extracto del guión original y muestras tanto del dibujo como de la planificación de las páginas y la elección de los colores. Un trabajo concienzudo, realmente, y un esfuerzo por parte de los autores de dar a conocer los entresijos de su obra.

Una colección que no desentonará en las estanterías tanto de veteranos como de pequeños aprendices. Un cómic apto para toda la familia.