ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de comics

El nuevo Lobo Solitario y su cachorro 4


M. G. Villarrubia   16/03/2017
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Shigekata y Daigoro ponen en jaque al shogûn, desbaratando los planes de Izunokami, que es incapaz de actuar mientras suplanta al señor de Satsuma. ¿Qué peligros encontraran El nuevo lobo solitario y su cachorro en su camino a Edo?
El nuevo Lobo Solitario y su cachorro 4Togo Shigekata y Daigoro caminan ya por el meifumando en este cuarto volumen de El nuevo lobo solitario y su cachorro. La gran vuelta de tuerca hacia los orígenes del conflicto de esta serie que hizo Kazuo Koike en el tomo anterior no hace sino acrecentarse. Las últimas partes del capítulo "Apretar los dientes" son la confirmación de esa elección de andar por el infierno que hace el nuevo lobo y el pequeño cachorro, éste ya por segunda vez.

Quizá podamos discernir que, tras la asombrosa revelación del anterior tomo, asistimos ahora a las bendiciones sagradas y profanas: la pregunta sobre la idoneidad de que Daigoro siga de nuevo la senda de la venganza, habiendo cumplido ya la suya propia, ante el sacerdote de un tempo y ante el propio Buda, que se contesta a través de las inusuales acciones de un niño sin miedo y capaz de pensar mediante nudos gordianos como si de la resolución de un kôan se tratase; y las de la sangre derramada por la dotanuki de Shigekata, sangre de aquellos primeros espadachines que pretenden batirse en duelo con el ya reconocido fundador de la escuela Jigen- Ryû.

Matsudaira Izunokami, metamorfoseado en Shimazu Mitshuhisa, continúa gobernando Satsuma. Su plan de nido de cuco sigue funcionando a la perfección, haciéndose pasar por el señor del clan rival del bakufu en una posición enrocada y defendida por sus propios enemigos que le sirven engañados. Sin embargo, hay algo que se le ha pasado por alto, un contratiempo que podría hacer tambalear su estrategia y del que acaba de percatarse (al igual que los propios lectores): Shigekata no se dirige a Satsuma para matarle, sino a Edo, para atacar al shogûn. En vez de dirigir su venganza contra el bien situado Izunokami, se aprovecha de la imposibilidad de movimiento de éste y amenaza aquello que de verdad pretendía salvar el Rôjû (consejero del shogunato Tokugawa) y que paradójicamente está fuera de su alcance.

El nuevo Lobo Solitario y su cachorro 4Si ya apuntábamos que en el anterior volumen el tema central del lobo solitario asistía a su nueva génesis, con todos sus ingredientes (rônin engañado por el shogûn recorriendo el camino del infierno con un niño en carrito en busca de venganza redentora), aquí se añade incluso la última especia de la receta original: los pasos dirigen al nuevo Lobo y a Daigoro a Edo, el centro del shogunato, a través de un camino de situaciones límite y lecciones de bushido. Por suerte, Koike es un gran cocinero, y aunque use los mismos ingredientes una vez más, el plato no se hace repetitivo, sino que adquiere personalidad propia, como si uno reconociera el leitmotiv de una gran banda sonora en cada entrega de una saga.

Izunokami sólo tiene una baza: enviar a los Ushiku Donki, el clan ninja a su servicio, de vuelta a Honshû, la isla principal de Japón para impedir que nuestros dos protagonistas lleguen a Edo y pongan en jaque al shogûn. Entre ellos, una mujer inglesa, una gaijin, algo bastante inusual durante la era Edo, donde el sakoku (país en cadenas) imperaba, y ningún extranjero, salvo los chinos y holandeses en la isla Dejima de Nagasaki, podían entrar o comerciar en Japón.

El nuevo Lobo Solitario y su cachorro 4Los Ushiku Donki se conformarán como una dura amenaza, demostrando proezas a cada paso en el que acortan distancia con Shigekata. Aún no veremos un enfrentamiento directo. En vez de eso, Shigekata y Daigoro se toparán con el regimiento de fusileros del shogún, que acude de camino a Edo para defender al líder Tokugawa. De ser así, supondrían un impedimento bastante grave para las aspiraciones de nuestros protagonistas, por lo que inutilizar dicho regimiento antes de que llegue a su destino se tornará en un objetivo ineludible para Shigekata. ¿Cómo parar los pies a un regimiento que es capaz de lanzar salva tras salva de letales proyectiles, más aún si uno lleva sólo una dotanuki? Un gran problema que encierra además el choque entre el bushido y la modernidad, entre oriente y occidente, entre el acero y la pólvora.

En esto Shigekata se auspicia aún más en la idea del bushido más cercana al Hagakure de Tsunetomo que el propio Itto Ogami, que incluso llevaba un arma de fuego de varios cañones oculta en el carrito. Como vemos, inmersos en el mismo camino, los motivos de ambos son diferentes: Itto Ogami prioriza a su familia antes que, a su señor, se imbuye más en el taoísmo y cuestiona el bushido en varias ocasiones alegando que él no sigue el camino del guerrero, sino el del infierno. Sin embargo, Shigekata pretende vengar a su señor siguiendo el meifumando bajo los ojos del budismo, y tiene sus dudas ante la compatibilidad de las armas de fuego con el honor. 

El nuevo Lobo Solitario y su cachorro 4Tras meditar en la tumba del creador del regimiento, el nuevo lobo pretende seguir al regimiento y atacarles cuando llueva, tomando la ventaja de la mecha mojada, e inutilizar unas armas que tardan al menos un año en fabricarse, lo que dejaría mermada la potencia de fuego del shogún. Sin embargo, unos salteadores de caminos que pretenden hacerse con las carísimas armas se interpondrán en los planes de Shigekata. La resolución de este conflicto compondrá uno de los mejores momentos de la serie, dejando a los lectores boquiabiertos e imbuida totalmente en el espíritu y la maestría de la obra original.

Koike continúa planteando su último cambio de escenario, con el nuevo Lobo y Daigoro dirigiéndose a Edo a través del camino del infierno. Un camino que se plasma físicamente en ese sanguinario peregrinaje lleno de duelos de samuráis, escaramuzas contra soldados del shogunato, refugios en templos budistas y singulares moradores de los caminos. El lobo solitario, aunque sin ser metaliteratura incluyendo historias dentro de historias y conformándose como un violento viaje iniciático o de redención, es una especie de cuentos de Canterbury en tanto ilustra la sociedad de la era Edo a través del camino, a través de la distancia, que hace a todos, señores feudales, samuráis, ladrones, soldados, monjes, ninjas…en cierta manera iguales.

Es cierto que quizá, alguna de las historias y situaciones que aparecen tienen una razón baladí, sirviendo poco más que para dotar de un espíritu y unas reflexiones al conjunto, pero que sin ellas la historia no se vería alterada. No es lo mismo ir construyendo y desvelando desde historias cortas una verdadera motivación como sucedía en el original, que, a partir de un objetivo claro y una situación planteada totalmente (sabemos perfectamente cuál es la relación de Satsuma con el shogunato y dónde se sitúan cada uno de los personajes) se aderece con historias que nada tienen que ver con ello. El samurái que reta a Shigekata o el monje que expresa sus dudas sobre el camino del infierno de Daigoro son ejemplos de ello; los salteadores de caminos sí que influyen en la trama y plantean una nueva perspectiva a los protagonistas. De hecho, tanto es así, que dicha historia consigue elevar a un plano épico el desarrollo y el final del tomo.

Hideki Mori plasma visualmente el guión con su propio lenguaje, eso sí, emparentado con el de Kojima.


El nuevo Lobo Solitario y su cachorro 4

Hay narrativas y escenas que recuerdan forzosamente al original, aunque el grado de espontaneidad, definición de detalles y frescura no es el mismo en ambos casos (Kojima es como una pincelada expresionista, Mori se torna algo más preciosista en cada escena, evitando suprimir detalles en cada viñeta, aunque hayan sido contados en la anterior, cosa que el maestro haría frecuentemente). Pero en gran parte la narrativa es propia, con profusión de splash pages con personajes ocupando toda la página de cuerpo entero en una vista contrapicada, transmitiendo la grandiosidad y la determinación del personaje. Elude también los combates largos, incidiendo en un genialmente usado anticlímax con el primer golpe de la dotanuki. No teme tampoco situar grandes masas de negro (árboles, tejados, armas, etc) incluso en el medio de la viñeta, logrando composiciones muy interesantes. Alcanza su máxima expresión en las escenas de lluvia de la última parte, surcadas por un rayado en negro y blanco que lo invade todo, como el agua que cae.

¿Lograrán Shigekata y Daigoro poner en jaque al shogún y liberar Satsuma del suplantador Izunokami? ¿Qué peligros, además de los Ushiku Donki, encontrarán en su violento camino a Edo? Lo veremos en el próximo volumen.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Norma editorial anuncia a los finalistas de su concurso manga
Planeta Cómic prepara muchas novedades de Star Wars para noviembre
Novedades de Planeta Cómic para Octubre y XXIII Salón Manga Barcelona
Yoshiaki Sukeno será un invitado en el XXIII Salón del Manga
La segunda parte de «La Rebelión del Sol», de Alwyn Hamilton, llegará a las librerías en octubre
Articulos Relacionados
El monstruo de al lado 10: la nueva entrega de la serie manga continua con sus dramas amorosos y familiares
Tres enanos y pico, de Ángel Sanchidrián: humor satírico con toques de fantasía épica
The legend of Zelda Perfect Edition 2, de Akira Himekawa: nostalgia nintendera en formato manga
Bungou Stray Dogs 1, de Kafka Asagiri y Sango Harukawa: los detectives literarios llegan al manga
Escrito en el agua, de Paula Hawkins: la heredera de La chica del tren
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie, de Juan Eslava Galán
Juan Eslava Galán
Portada de La Sombra del Viento, de Carlos Ruíz Zafón
Carlos Ruíz Zafón
Portada de El símbolo perdido, de Dan Brown
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?