ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de comics

¡Socorro! ¡¡Mi madre tiene Facebook!! Humor gamberro para todos los públicos


Francisco Javier Illescas   17/02/2016
Comenta con tu Facebook
Meneame
     En las 96 páginas de este tomo en rústica con solapas, Carles Ponsi nos ofrece una comedia de situación con un pequeño toque gamberro.
Socorro mi madre tine FacebookAy, hijo… Que no se me conecta el internet”. “A ver, mamá. ¡Si no has encendido el router!”. ¿Os suena? ¡Seguro que todos hemos sufrido alguna vez un asalto de estos por parte de madre, padre, tíos, abuelos o algún familiar de tendencia más “analógica”! Ahora, imaginad que alguien con cierta vis cómica y un punto sarcástico recoge varias de esas situaciones, las exagera un punto, las retuerce otro poco, exagera los rasgos de sus protagonistas, lo plasma en viñetas, y… ¡Tachán! ¡Ya tenemos “¡Socorro! ¡¡Mi madre tiene Facebook!!” .
   
Como ya hemos comentado tanto en el título como en la entradilla, estamos ante un cómic que nos ofrece una completa comedia de situación apta para todos los públicos, ya que nos muestra como fondo el choque generacional de cuatro generaciones: la de nuestros padres, que a duras penas se adaptan a las nuevas tecnologías; la nuestra, que hemos vivido su nacimiento y evolución; la de nuestros sobrinos pequeños e hijos, que han nacido inmersos en ellas y que, sin esfuerzo, las manejan mejor que nosotros mismos; y… ¡La de nuestros abuelos también! Que recurren a sus hijos, que parecen no tener bastante con sus propias cuitas con estos avanzados cacharros.
   
Socorro mi madre tine FacebookEn fin, que seremos testigos de cómo la sana intención de Carles, el protagonista, de modernizar un poco la vida de su madre se vuelve contra él por la poca familiarización que ésta tiene con las nuevas tecnologías, y del “mal uso” que hace de los conocimientos de su hijo, porque, a ver… ¿No os suena que, por saber algo de informática, os ha tocado arreglar los ordenadores y ya, de paso, sintonizar el TDT de la vecina o explicarle a la tía Eufrasia cómo utilizar su nuevo ‘Smartphone’? Pues a nuestro protagonista le pasa, exactamente, eso mismo.
   
Además, Carles Ponsi ha logrado algo muy difícil: que, a través de un humor muy cotidiano y blanquito (pero con una pizca de mala leche y mucha ironía), este cómic pueda gustarle a todos los lectores representados en él. Tanto a los tecnológicamente torpes como a los que están al día en asuntos de “alta tecnología” y sufren estas circunstancias.
   
Utiliza, además, recursos que todos los que navegamos por internet conocemos, como la morfología de los memes más populares, así como varios tópicos del género (esa memoria de los disquetes de tres y medio) o de múltiples referencias a los tópicos y cultura populares, como el de la flamenquita sobre la CPU (en vez de sobre el televisor), o las referencias a conocidas series y películas (Star Trek TNG y Blade Runner, por ejemplo).
   
También seremos testigos de la evolución de esta buena mujer (la madre de Carles) en las nuevas tecnologías: Facebook, WhatsApp, el Farmville, el Apalabrados, la instalación de nuevas aplicaciones, la cámara del móvil, la webcam, el iPad… Todo tiene su hueco en las 96 páginas de este volumen.

Socorro mi madre tine Facebook

    Ya os digo: me he reído mucho con él. Y me quedo con el duelo dialéctico con Roy Batty, la utilización que hace la entrañable señora del iPad “para leer”, las “reticencias” del técnico del servicio oficial y esos diccionarios “madre-tecnología” que nos aproximará a esos términos tan equívocos que escuchamos de nuestros mayores: yusuf, gugle striptease, facefuck, twister…
   
Ahora hablaremos del prólogo de la obra, que es doble: uno del historietista español Quim Bou (el autor de la saga “Om”), y otro del youtuber Llimoo, que coinciden en señalar sus respectivas situaciones como reflejo del propio protagonista: gente de mediana edad que sufre también esas consultas técnicas de sus madres.
   
¿Y hay más aún? ¡Sí! Cuatro páginas de extras encabezadas por un epílogo realizado por el autor en el que nos explica cómo concibió este cómic y las circunstancias que lo llevaron a tener esta idea. Luego nos mostrará la evolución del mismo desde las primeras páginas de prueba hasta el resultado final, así como el uso de algunas de sus técnicas (las perspectivas y las líneas rectas están hechas a mano alzada) y tanto la aplicación del color como la elección de las gamas.
   
Socorro mi madre tine Facebook

¡Pero no se vayan todavía! ¡Aún hay más! Además de una lámina con una especia de versión alternativa de la portada del tomo que tenemos entre manos, tanto el autor como los chicos de Grafito Editorial  nos obsequian con una “guía de supervivencia para la tecnología en familia” en la que veremos catalogados los distintos tipos de “preguntones” y usuarios familiares: reconocimiento, especies, situaciones peligrosas y cotidianas…

Socorro mi madre tine FacebookTodo lo necesario para identificar al posible ignorante digital en una completa e irónica guía. ¿Y hay más aún? Bueno… Un póster en el que veremos las consecuencias de que una madre toque donde no debe en un dispositivo electrónico. ¿Cómo? ¿Qué no puede pasar nada? Echadle un vistazo, queridos lectores.
   
¿Queda algo todavía? Pues sí, pues sí. Además de a través de tu tienda habitual, puedes conseguir este divertido cómic directamente en Grafito Editorial con un aliciente: si realizas tu pedido antes del 29 de febrero, recibirás tu ejemplar dedicado por el autor y, además, entrarás en el sorteo de una lámina original.
   
Formalmente hablando, el formato es cómodo y está muy bien encuadernado, con el lomo encolado y cosido, y un formato de portada duradero pese a su aparente fragilidad. El tamaño también está calculado para poderte llevar el cómic a cualquier parte dentro de una bandolera o de un bolso.
   
¿Qué más quieres? Como ya os he dicho, tendréis risas aseguradas de un cómic sencillo y divertido, apto para todos los públicos, independientemente de que sean o no “tecnológicamente hábiles” o lectores de cómic. Una propuesta apta para todos los públicos, que puede ser una buena elección para un regalo.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Entrevista Guillermo
Entrevista Guillermo
Entrevista Guillermo
Entrevista Guillermo
Entrevista Guillermo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?