ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

La chica del tren, de Paula Hawkins: personajes y trama estancados


Yaiza Jara   16/02/2016
Comenta con tu Facebook
Meneame
     La historia que nos muestra Paula Hawkins está marcada por unos personajes peculiares, con los que nos podemos sentir identificados en algunos puntos de la trama.
Portada de La chica del tren, de Paula HawkinsRachel es una joven que coge todos los días el mismo tren a la misma hora. Durante el trayecto de un lugar a otro, siempre ve el mismo paisaje, y ahí es donde ve a Jess y Jason –en su cabeza los llamó así, porque tenían cara de Jess y Jason-, una pareja que vive en uno de los chalets que se construyeron al lado de las vías del tren, a los que Rachel se imagina teniendo una vida perfecta y feliz.

Todos los días los ve en su terraza de cara a los trenes desayunando cómodamente, leyendo el periódico e incluso a veces cree que la miran directamente a ella, pese a la distancia que los separa y sabiendo que ellos no pueden verla ni saben que está allí. Pero un día la cosa cambia.

La vida de la protagonista de esta historia no es de color rosa, ya que Tom, su ex, no quiere saber nada de ella, especialmente desde que Rachel ha decidido beber a cualquier hora del día y llamarlo cuando menos conocimiento tiene, para decirle que quiere verlo, que quiere volver y que todo va a salir bien.

Pero Tom tiene su vida resuelta, vive con Anna, una mujer hermosa que le ha dado un hijo y una estabilidad que con Rachel era difícil de imaginar. Y eso le pone enferma solo de pensarlo.

Por otra parte están Megan –que actualmente se ha quedado sin trabajo- y Scott, su mano derecha que le hace ver que mientras estén juntos, la cosa solo puede ir a mejor. Megan ha decidido cuidar al bebé de unos vecinos que estaban buscando niñera –no es su trabajo ideal, pero se gana un dinero que no viene mal para pagar el alquiler, mientras sale algo mejor-.

La historia que nos muestra Paula Hawkins está marcada por unos personajes peculiares, con los que nos podemos sentir identificados en algunos puntos de la trama, pero que llega un momento en el que ponemos en duda si siguen siendo los mismos personajes de los primeros capítulos.

El principio es muy intenso, con todo lujo de detalles tanto de Rachel como del paisaje que la rodea, lo que nos ayuda a situarnos y ver a través de sus ojos. Pero por mi parte, llega un punto en el que no le comprendo, ni a ella ni a sus decisiones, porque simplemente se deja llevar.

"La chica del tren" (Planeta) ha sido un libro muy comentado públicamente, muy bien vendido, y que daba ganas de ir corriendo a comprarlo a la librería más cercana. Lo único negativo que he visto es que a mitad de la historia la trama da un bajón, como si se quedara en pausa, mientras los personajes van dando vueltas y más vueltas entorno al mismo laberinto.

Los personajes avanzan conforme transcurren los días pero llega a cansar el pensamiento que tienen algunos de ellos, porque se quedan en el mismo punto página tras página, sin haber  avance ninguno.

Porque –en mi opinión- cuando empieza el misterio que rodea a los distintos personajes, algunos de ellos pierden el norte y sacan los pies del plato. No siguen con la línea que el lector cree que deben seguir, por lo que es posible que toque releer algún capítulo de nuevo.

Paula Hawkins

Pero también tengo que decir que los dos puntos fuertes de esta historia son el principio y el final. No es un libro que dejemos a medias cuando vemos que los personajes no son como nosotros pensamos, o cuando creemos que no se mueven lo suficiente, sino que eso engancha el doble para ver qué ocurre en el siguiente párrafo. Es una mezcla extraña que hipnotiza y sorprende a la vez, porque cuando creemos que ya no hay nada que nos pueda coger por sorpresa, abrimos los ojos como platos.

Personalmente no me ha gustado Rachel conforme avanzaba la trama. Al principio si, pero después llega a un punto que me es incómodo leer qué pasa con ella, pero para gustos los colores.

En resumen, ha sido un libro curioso para leer, que tiene sus más y sus menos, pero eso no quita que cuenta una gran historia. La esencia de esta novela es buena, merece la pena ser contada.

Compra aquí "La chica del tren".



Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
«Victoria», de Daisy Goodwin, la historia de la reina Victoria de Inglaterra, en noviembre
Videorreseña de Pergamino Infinito: «El guerrero a la sombra del cerezo», de David B. Gil
«Escrito en el agua», la nueva novela de Paula Hawkins
«Caen estrellas fugaces», de Jose Gil Romero y Goretti Irisarri, a la venta en Suma de letras
El guerrero a la Sombra del Cerezo, de David B. Gil, llegará a las librerías en abril
Articulos Relacionados
Belgravia, de Julian Fellowes: novela llena de intrigas en el Londres victoriano
Escrito en el agua, de Paula Hawkins: la heredera de La chica del tren
Avalon (Britannia 4), de Ana Alonso y Javier Pelegrín: más preguntas que respuestas
Grial (Britannia 3), de Ana Alonso y Javier Pelegrín: la historia remonta
Camelot (Britannia 2), de Ana Alonso y Javier Pelegrín: halo de misterio en torno a la leyenda artúrica
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?